Centro Zen Universitario de Puerto Rico


Zendouniversitario


¿Qué es esto de la contemplación? La contemplación es un ejercicio que al igual que el físico requiere disciplina. Si no la tienes en este momento no te preocupes. La dispersión, que es una circunstancia común, se irá discipando según vayamos profundizando en esta gimnasia de la mente. Así que la contemplación es en principio un ejercicio de la mente. Si usted lo realiza en unos días comenzará a ver los primeros resultados. Pero ¿cómo se practica?

Hay varias formas sencillas de realizar esta práctica: Primero debes sacar unos 5 a 7 minutos al día. Necesitarás una silla o sustitutos de cojines, dependiendo de tu preferencia y comodidad. Además necesitarás un reloj. Básicamente el ejercicio de la contemplación se puede resumir en un verbo: sentarse. Veamos cómo debemos sentarnos.

En una silla: debemos sentarnos cómodos pero a la mitad frontal de la silla donde la espalda, que debe permanecer derecha, no toque el espaldar, con ambos pies completos sobre el suelo, con las manos bajo del ombligo la palma izquierda sobre la derecha con los pulgares unidos a la altura del ombligo. Los ojos deben estar abiertos mirando al suelo a unos 45 grados. Es decir con una mirada diagonal hacia el suelo. Concéntrese en la respiración. Permanezca sentado por el tiempo que haya definido usted entre 5 y 7 minutos.

En sustitutos de cojines: Puedes doblar en cuatro partes un “conforter” o frisa ancha. Ponerlo sobre el suelo y a una pulgada de uno de los bordes poner tres a cuatro toallas de baño dobladas en forma cuadrada o rectangular una sobre la otra. Debe uno sentarse, con la espalda mirando hacia el borde que dista a una pulgada de las sobre las toallas de manera que las piernas cruzadas queden sobre el resto de la frisa. Es importante que mantenga la espalda derecha, con las manos bajo del ombligo la palma izquierda sobre la derecha con los pulgares unidos a la altura del ombligo. Los ojos deben estar mirando al suelo a unos 45 grados. Es decir con una mirada diagonal hacia el suelo. Concéntrese en la respiración. Permanezca sentado por el tiempo que haya definido usted entre 5 y 7 minutos.

Luego de semanas, según vaya gustando de los frutos de esta práctica puede añadir otra sesión de 5 a 7 minutos con un descanso poniéndose de pié delante de su silla o cojín por un período de uno a dos minutos. Al llegar a 3 periodos de práctica de siete minutos o cuatro de cinco puede intentar eliminar uno a uno los periodos de descanso hasta llegar a los veinte o veintiún minutos consecutivos. Desde allí puede continuar con la práctica a su gusto hasta los 30 minutos al día.
Vea por usted mismo los frutos. Alcance la concentración y la paz que necesita.

Un abrazo fraternal.

Si desea mantener comunicación con nosotros puede hacerlo a zendouniversitario@hotmail.com. Si desea recibir a través de su e-mail  información de nuestras actividades y nuestro boletin inscríbase con nosotros a través del enlace de membresía o dando un click aquí.  


Email   Facebook   Twitter   Google

 Canal Zendouniversitario

 



contador de visitas

pagina web gratis