PASTORAL VOCACIONAL

Diócesis de Jericó SEMINARIO MAYOR SAN JUAN EUDES. "Ven y sígueme"


  • JESÚS TE LLAMA A SER SU DISCÍPULO MISIONERO-----Maestro, ¿Dónde vives?... Vengan y lo verán. Fueron, vieron donde vivía y se quedaron con Él. Juan 1,38-39---- JESÚS TE LLAMA A SER SU DISCÍPULO MISIONERO



    Audio Promoción Vocacional




    PARTICIPA EN LA ENCUESTA


    Other=Otro
    View Results=Ver Reultados
    Share This=Comparte la encuesta

    Vocación: Te prometo una vida apasionante


    Vocación: ¿Por qué no ser sacerdote?


    SI ESCUCHAS EL LLAMADO... NO TEMAS!!!


    VIDEOS VOCACIONALES


    Busca en Google:



    ENLACES DE INTERÉS


    Para unirte dando "Me Gusta", antes debes iniciar sección



    Pastoral Vocacional

    Diócesis de Jericó

    Seminario San Juan Eudes

    Calle 1 # 8-112
    Jericó
    (Antioquia)
    Colombia


    Escribenos:
    vocacionesdiocesisjerico@aol.com
    Enviar email

    Página Web
    www.vocacionesjerico.webs.tl
    Teléfonos
    (4)8523357-3116187925

    Visitantes contador de visitas

    crea tu página web gratis
    Aspectos Formativos         Formadores        Sección de Filosofía         Sección de Teología 

    Requisitos de ingreso             Patrono San Juan Eudes


    Seminario San Juan Eudes Jericó
    HISTORIA
     

    Lo que es el bautisterio para la Iglesia, es el seminario para la Diócesis; En sí mismo considerado, mirando hacia su interior, hacia su constitución íntima, es el que sostiene toda la esperanza y la fuerza evangelizadora de la Iglesia Particular. 


    El seminario es la higuera fértil y frondosa, muy bien abonada, a la que como Jesúsllega el Obispo a recibir la cosecha de lo que debe producir ese huerto:ciudadanos honestos, cristianos auténticos y sacerdotes para el mundo entero que sacian el hambre y la sed de justicia que tienen los hombres.


    El Seminario es el centro de gravedad de la Iglesia Particular, cuyas actividades misioneras, apostólicas y pastorales se reflejan y repercuten en la marcha y en la vida tanto interna como externa. Viene a ser como el corazón palpitante por el que sabemos que una Diócesis está viva. El Seminario·es el sitio donde se forman los futuros sacerdotes, es el índice permanente y luminoso desconsuelo y esperanza para todos, porque en el Seminario está asegurado el futuro de la comunidad diocesana, integrada por las diversas parroquias, que son como el sacramento de la presencia salvadora de la Iglesia.


    A este respecto, conviene que recordemos aquí lo que dice el Santo Concilio Vaticano II en el Decreto sobre la formación sacerdotal: "el deber de fomentar las vocaciones pertenece a toda la comunidad de los fieles,que debe procurarlo, ante todo, con una vida totalmente cristiana; ayudan, sobre todo a esto las familias, que, llenas de espíritu de fe, de caridad y depiedad, son como el primer seminario, y las parroquias de cuya vida fecunda participan los mismos adolescentes".


    Ubicado en la ciudad de Jericó, Atenas del suroeste antioqueño, Tierra de hombres ilustres y cuna de la Beata Laura Montoya Upegui, La fundación del Seminario se remonta a la bula del Papa Benedicto XV, "Universi Domínici Gregis”del 29 de enero de 1915, en la que erige la Diócesis de Jericó y ordena se construya en esa ciudad, un edificio para establecer el Seminario Diocesano; mandato que ejecuta fielmente el sacerdote Álvaro Obdulio Naranjo.


    El 10 de abril de 1916 se inicia el Seminario con 30 alumnos provenientes de San Pedrode los milagros, la educación de los seminaristas fue confiada a los sacerdotes Eudistas, con una formación que afirma el carácter, imprime paciencia, forma individuos de exigente orden, fomenta la investigación, rechaza la superficialidad y propicia el arte con destino a la liturgia. 


    Fueron los Eudistas, sabios verdaderos en muchas ciencias y formaron auténticos valoreshumanos en los campos de la administración pública, la docencia, la jerarquía eclesiástica, sin detallar el gran número de sacerdotes que han sostenido eincrementado la fe, promoviendo la cultura y el progreso de los pueblos. Los frutos no se hicieron esperar, y el 2 de diciembre de 1917, Mons. Francisco CristobalToro, ordenó el primer sacerdote para la Diócesis de Jericó: El Pbro. JuanBautista Aguirre Larrea.

     


    La historia continuó entre ires y venires, superando dificultades, ofreciendo nuevos frutospara la Iglesia y el mundo. Fueron rectores del Seminario los sacerdotes eudistas Mathurin Jheanó, Pedro Buffet, Antonio Gastón, Luis Faffin, JoséBernardo Agudelo y Ambrosio Hays. Terminaron su tarea los hijos de san JuanEudes a finales de 1943.



    Toman las riendas de la Institución los padres diocesanos, fue el primer rector el Dr.José Lisandro Uribe García, sacerdote eminente y docto, le sucedió por un breve periodo de tiempo el P. German Morales Acevedo, Doctor en derecho canónico y Teología. En este año sucedió la primera visita apostólica al Seminario, fue visitador el Excmo. Sr. Luis Andrade Valderrama, Obispo residencial de Santa Fede Antioquia. 


    En 1947 volverá a la rectoría el Dr. José Lisandro Uribe García,quien permaneció en el cargo hasta 1955. Durante este periodo sucedió la fatídica visita Apostólica del Excmo. Sr. Fray Ilarión Alberz, en 1952, fuellamado por un seminarista "el ángel exterminador”, ya que fruto de su visitafue la decisión de cerrar el Seminario Mayor de Jericó, porque según él, no lo encontró en su constitución íntima y en su edificio material de acuerdo con las normas de la Sagrada Congregación para Seminarios y universidades.


     Y para colmo de males la naturaleza no estuvo nada favorable, y el día en que llegó al Seminario, se desató una terrible tempestad que inundo la pieza donde había sido hospedado el ilustre huésped. Después de inspeccionar todo el seminario, reuniendo a toda la comunidad y citando a Santo Tomás, expresó de acuerdo a lo que había vivido que era primero la vida que la doctrina. Dos años más tarde se conocieron los resultados de dicha visita.


     

    Cual penasería más dura para el Obispo bueno: Mons. Antonio José Jaramillo, tener que pasar por la destrucción de su Catedral, o ver partir el Seminario. El Señor Jaramillo suplicaba al Señor Nuncio Bertoli que interpusiera sus buenos oficios ante la Sana Sede para que no se llevaran las ovejas más preciadas de surebaño, como eran los seminaristas del Mayor, alegando para esto que se sentía moralmente impedido, que era un asunto de conciencia el poder imponer luego lasmanos a candidatos al sacerdocio que él no conocía personalmente bien, ya que no los podía tener cerca, para darles sus instruccion­es, para hacerles el debido seguimiento y poder así conocerlos mejor.

    Continua

    Pastoral Vocacional Diócesis de Jericó Seminario San Juan Eudes-Jesús te llama a ser Sacerdote, escucha su voz: "Ven y sígueme"- Pastoral Vocacional Diócesis de Jericó Seminario San Juan Eudes

    Dirección Pastoral Vocacional: Pbro. Diego Alejandro Pérez Rendón
    Diseño WEB y Contenido: Pbro. Rodrigo Osorio Benjumea
    Si no puedes ver contenidos de ésta WEB o quieres darnos sugerencias, escribe a:
    rodrigo.osoriob@aol.com
    2011©

    pagina web gratis