Ministerio Vidas Sin Límites

Misión Profética Internacional Ciudad de Sión - Cojutepeque

 MINISTERIO PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD


¿CÓMO, PUES, INVOCARÁN A AQUEL EN EL CUAL NO HAN CREÍDO? ¿Y CÓMO CREERÁN EN AQUEL DE QUIEN NO HAN OÍDO? ¿Y CÓMO OIRÁN SIN HABER QUIÉN LES PREDIQUE? (ROMANOS 10:14)






             


Somos un Ministerio Cristiano Evangélico, ¡lleno de Esperanza!, que ha nacido por obra del Espíritu Santo, a través de personas con gran visión, dedicación y amor al prójimo, quienes conforman Ministerios MARCOS2- LATINOAMÉRICA.-


Con metas de formarnos como Fundación sin ánimo de lucro, en un mediano plazo, nuestro propósito es ayudar a la población con discapacidad, en este Municipio de Cojutepeque. Un grupo de voluntarios, que pertenecemos y nos congregamos en la iglesia cristiana: "MISIÓN PROFÉTICA INTERNACIONAL CIUDAD DE SIÓN", y nos damos a la tarea de llegarnos a las personas con discapacidad, aportando en el ámbito espiritual como en su vida secular, para que puedan tener un verdadero encuentro con Dios, así como mejorar la prestación de sus servicios integrales de rehabilitación, mejorar su autoestima, dotarles de conocimientos y capacidades para su desarrollo tanto espiritual como en su diario vivir; contamos con ciertos proyectos y actividades que les ayudarán a promover e incentivar su participación social en nuestra querida Ciudad. Trabajamos con aportes de personas desinteresadas, preocupadas por el desarrollo de proyectos auto-sostenibles, como este tan importante para aquellos quienes son generalmente excluidas y marginadas de la sociedad LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.-





Entre las diferentes discapacidades que atendemos están: deficientes auditivos, sordos, ciegos, discapacidad motora, síndrome down, parálisis, autismo, deficiencia intelectual,  etc., con el propósito de alcanzarlos para Jesucristo y el engrandecimiento del Reino de Dios.-



Nos vemos comprometidos con este ministerio de esperanza, ya que con diagnósticos eclesiales sobre la discapacidad, nos damos cuenta que los miembros de las iglesias, no son ajenos a la corriente de discriminación que impera en la sociedad, sí tenemos que reconocer una significativa diferencia cualitativa, ya que en estos casos la discriminación es el resultado, no de la desvalorización de estas personas, sino de la falta de conocimiento en cuanto al origen de las discapacidades y sus consecuencias psico-sociales.


A esto podemos agregar, que en muchos casos, se desconoce el Plan de Dios para estas personas, las cuales, además de estar incluidas en el mandato de la Gran Comisión, tienen –al igual que todos- una misión que desarrollar y por eso ocuparon un lugar importante en el ministerio de Nuestro Señor Jesucristo, desarrollando aún en la actualidad, una labor de testimonio de una "vida abundante a pesar de su discapacidad". 

Un estudio efectuado al inicio de este ministerio, dio como resultado, la triste realidad de que en las iglesias latinoamericanas, se estaban desarrollando algunos programas con personas sordas, aunque aún muy limitados en calidad y cobertura, pero en cuanto a discapacidades como Parálisis Cerebral, Discapacidad Intelectual, Síndrome de Down y limitaciones físicas, son muy pocos los países que cuentan con un ministerio que apoye el desarrollo de Programas de atención para estas poblaciones. Por lo que se hacía necesario un Proyecto que diera la posibilidad de brindar esperanza en este sector, hasta ahora tan marginado.-


¿Qué es lo que buscamos espiritualmente para la persona con discapacidad? 


  • Cambiar su destino eterno.

Una persona con discapacidad no es salva por el hecho de tener una discapacidad. En Marcos2, el Señor Jesucristo deja claro la necesidad del perdón de sus pecados como único y suficiente medio para cambiar su destino eterno. "Pero como oirán si nadie les predica”. Rom. 10:14


  • Conocer a un Dios de amor.

Por lo general las personas con discapacidad tienen un concepto equivocado de su estado y lo consideran, en muchos casos, como castigo de Dios. Esto no les permite una relación con un Dios al que le tienen resentimiento o miedo, es necesario, por lo tanto, darles a conocer la realidad de Dios, que se encuentren con ese Dios de amor que les de una visión diferente de vida.


  • Experimentar el amar y ser amado

Discriminación y rechazo son conceptos que muchas de las personas con discapacidad conocen muy bien y es el concepto 'amor' es desconocido para ellos. Nuestra autoestima necesita del amor para verse fortalecida y es en Dios y en la iglesia en donde puede experimentar no solo el amar, sino el ser amado y aceptado.


  • Encontrar el gozo a pesar de su discapacidad

Es fácil prometer una vida eterna sin discapacidad,  pero prometer una vida con gozo a pesar de la discapacidad es diferente, pero no imposible. Cuando la persona con discapacidad tenga un encuentro con ese Dios de amor, de justicia y que no hace nada por casualidad, entenderá que su discapacidad tiene un propósito divino y el saberse parte del plan de Dios cambia la visión de vida.


  • Compartir con una sociedad diferente.

La sociedad en la que las personas con discapacidad les ha tocado vivir, es una sociedad marcadamente materialista, en donde el valor de la persona no es intrínseco, sino depende de su capacidad productiva y de su poder económico.


En esa sociedad las personas con discapacidad siempre han estado en desventaja, ya que la sociedad cristiana valora al ser humano por el solo hecho de ser una creación de Dios, reconociendo que las posesiones terrenales son pasajeras y perecederas. Una sociedad diferente vive bajo parámetros diferentes.


  • Se involucren en un proceso de aprendizaje.

Lamentablemente, no todas las personas con discapacidad tienen acceso a la educación; una de las ventajas de un ministerio es que sumerge a la persona con discapacidad en un programa de discipulado adecuado, diseñado acorde a sus necesidades. En un sistema así, sus posibilidades de aprendizaje son enormes, no sólo aprenderá y pondrá en prácticalos principios Bíblicos, sino, normas de comportamiento social y en este proceso adquirirá o reforzará sus capacidades de lectura y escritura.



  • Aprendemos de un Dios incluyente, que no discrimina.

El Dios que vemos en la Biblia, el Dios manifestado en Jesucristo, es un Dios que no discrimina y que murió por todos para que todos tengamos la oportunidad de salvación. Un Dios que nos muestra constantemente su deseo de incluir en su Reino a más personas, que nos manda a llevar Su Evangelio a toda criatura y a todo lugar. Si nuestro Dios no discrimina, no hay razón para hacerlo nosotros.






 

Y Jehová le respondió:¿Quién dio la boca al hombre?

 ¿O quién hizo al mudo y al sordo, al que ve y al ciego? 

¿No soy yo Jehová?


Éxodo 4:11




UNO DE NUESTROS MÁS GRANDES SUEÑOS ES:


PODER LLEGAR A CONSTRUIR UNA "GUARDERÍA INTEGRADORA PARA PERSONAS CON DISCAPACIDAD".

UN LUGAR QUE PUEDA FUNCIONAR COMO UN "CENTRO DE RESPIRO", DONDE LOS PADRES DE FAMILIA PUEDAN DEJAR A SUS HIJOS CON CUALQUIER TIPO DE DISCAPACIDAD, E IRSE A TRABAJAR SIN PREOCUPACIONES, TENIENDO LA SEGURIDAD QUE EN DICHO CENTRO ESTARÁN RECIBIENDO LA ATENCIÓN Y ALIMENTACIÓN ADECUADAS, ASÍ COMO CAPACITÁNDOSE CON DIFERENTES TALLERES Y ACTIVIDADES QUE LES PERMITIRÁN DESARROLLAR SUS TALENTOS Y HABILIDADES EN SU DIARIO VIVIR, RECIBIR SUS TERAPIAS RESPECTIVAS Y LO MÁS IMPORTANTE: 

¡¡¡¡¡CONOCER, ENTENDER,  ATESORAR, DIFUNDIR Y PODER SER PARTE DEL PLAN DIVINO DE SALVACIÓN QUE DIOS TIENE PARA CADA UNO DE ELLOS!!!!



¡Celebrando la Discapacidad como parte del Plan Divino de Dios!

¡ASI LO CREEMOS... ASI LO CONFESAMOS... ASÍ LO VIVIMOS...!



TAMBIEN ESTAMOS EN FACEBOOK: CLICK AQUÍ


Final 2° Avenida Sur #5, Cojutepeque, Cuscatlán

El Salvador, Centro América


Tels. IGLESIA: (503) 2372-0363, MINISTERIO: (503) 2313-2404


contador de visitas

pagina web gratis