crea tu página web gratis



 

 

 

FUNDAMENTOS POR LOS QUE CANARIAS EXIGE SU DESCOLONIZACIÓN:


El Archipiélago Canario está formado por 7 islas y 6 islotes que ocupan una superficie total de 7.447 km2. Situado en el Océano Atlántico (en la llamada Macaronesia), al Norte del Trópico de Cáncer, se localiza entre la Latitud 27º 37' y 29º 25' Norte (situación subtropical) y la Longitud 13º 20' y 18º 10' al Oeste de Greenwich.

Las islas se encuentran exactamente a unos 95 kilómetros del continente africano (desde Fuerteventura), y a aproximadamente 1.400 kilómetros de España (Europa). Más aún, están dentro del segundo huso horario, lo cual determina una hora de diferencia con España (o sea, 1 hora menos).

Con lo cual, en base al Capítulo XI (Artículo 73) de la Carta de las Naciones Unidas, y más recientemente a la Resolución 65/119 del 10 de diciembre de 2010, EXPONEMOS los siguientes:


FUNDAMENTOS DE DERECHO.-


  • Fundamentos Históricos;

El Archipiélago Canario ya estaba habitado desde antes del siglo V a.C. (según ha demostrado la comunidad arqueológica y antropológica a nivel Internacional), por poblaciones Amazigh (bereberes) provenientes del Norte del Continente Africano. Y durante dos mil años (o más), los primeros canarios se fueron adaptando a sus peculiaridades medioambientales, creando con ello formas culturales y adaptativas propias, así como asociando su universo religioso, social, político y económico a la realidad geográfica y natural de las islas. Esta evolución propia terminaría definiendo 7 culturas insulares bien diferenciadas entre sí (una por isla).

Todo ello está corroborado por las evidencias en la cultura material, que entronca a los aborígenes canarios con las culturas nativas norteafricanas (la Tamazgha), así como por su universo mágico-religioso emparentado con la religiosidad de los antiguos amazigh. Sin olvidar las similitudes entre territorios separados por el mar, de la lengua común Tamazight…

  1. Nombre de las islas:

Tenerife: llamada Chinet (o Achinech) por los Guanches, sus primeros pobladores. Según las Crónicas de los conquistadores castellanos, se hallaba dividida en 9 Menceyatos (reinos) gobernados por linajes segmentarios, y su economía se basaba principalmente en la agricultura (trigo, cebada y centeno), ganadería (cabras, ovejas y cerdos), marisqueo de orilla y artesanía. Se le calculaba unos 35.000 habitantes durante la Conquista.

La Palma: para los auaritas (o benahoaritas), era conocida como Benahoare. Estaba dividida en 12 cantones, estimándose su población en unas 4.000 almas. Aparte del pastoreo, también recolectaban frutas y raíces de helecho (con éstas hacían la harina llamada Gofio).

El Hierro: Eseró o Heró para sus habitantes, los bimbaches. Su pequeña población vivía de la agricultura y la ganadería.

La Gomera: habitada por los indómitos gomeritas, se dividía en 4 distritos en donde predominaban la agricultura, la ganadería, y la recolección vegetal, animal y mineral.

Gran Canaria: sus habitantes, los Canarii, la denominaban Canaria. Se dividía en 2 Guanartematos (reinos), donde primaba la agricultura: trigo, cebada, centeno y habas; la pesca de orilla: pulpos, morenas, etc.; y el marisqueo de lapas y burgados. Aparte de la extracción de obsidiana. Se estima una población superior a los 50.000 isleños.

Lanzarote: sus habitantes eran conocidos como Mahos (o maxos), aunque hay discrepancias en referencia al nombre de la isla (Maoh, Titeroygakat ó Tuicusa). Agricultores y pastores mayormente, su número excedía de 3.600.

Fuerteventura: Erbani era su nombre, y mahos sus habitantes (igual que en Lanzarote). Estaba dividida en dos "reinos”, y conservaban una inmensa zona ganadera (hasta 50.000 cabras y ovejas).


  1. El comienzo de la Colonización:

Tras 2.000 años de relativa tranquilidad, en el siglo XIV comenzó la fase de "penetración” ó "precolonización”: la expansión europea no buscaba sustituir las estructuras aborígenes, sino influir en las mismas, a fin de propiciar "mediante relaciones comerciales evangelizadoras”, una orientación favorable a sus intereses. Así fue como los europeos comenzaron a crear enclaves comerciales en todas las islas, a la vez que se implantaban "protectorados” o zonas de influencia política en algunas de ellas.

Desde la primera mitad del siglo XIV hasta 1344, las expediciones europeas fueron de carácter explorador, pero también se dedicaron a la depredación y esclavización de los inofensivos habitantes del Archipiélago. Los principales protagonistas de las mismas fueron los mercaderes mediterráneos: genoveses, mallorquines y catalanes.

Y ya desde la segunda mitad del siglo XIV hasta 1402, las expediciones tuvieron como objeto la conquista armada con propósito de ocupación territorial; todas ellas acompañadas de asaltos esclavizadores. Fue en esta época cuando se registraron los primeros intentos esporádicos de "evangelización”; y las acciones bélicas con intento de conquista venían acompañadas con "indulgencias y privilegios de cruzada”.

La colonización en sí comenzó en 1402, y su objetivo principal era la creación de nuevas estructuras en el Archipiélago. El proyecto llevaba implícitos: el dominio militar del territorio y la creación de nuevos marcos político-administrativos; la remodelación de la población y de la organización social; y la reordenación de las actividades económicas. En definitiva, la aniquilación del modus vivendi de los isleños.

  1. La conspiración de los Reyes Católicos:

Fue hacia el año 1477, cuando los Reyes Isabel de Castilla y Fernando de Aragón (los Reyes Católicos), adquirieron los "derechos de Conquista” de las islas de Gran Canaria, Tenerife y La Palma, tras llegar "a un acuerdo” con los Señores de las otras islas ya sometidas (luego volvemos a ellas). Y para emprender la Conquista, se apropiaron de unos fondos destinados a la evangelización pacífica del Archipiélago.

Un año antes, en 1476, el Papa predicó la Bula Regimini gregis, con la cual el nuncio fray Alfonso de Bolaños recaudó fondos para la "evangelización y conversión de Guinea y Canarias”. Sin embargo los Reyes Católicos, por la Real Cédula de Sevilla del 24 de noviembre de 1477, se reservaron para sí la disposición de los fondos, aunque el nuncio Bolaños había mandado otra cosa. Es decir, que los monarcas desviaron ese dinero para emplearlos en la conquista de las islas.

El propio Nuncio de Castilla, Francisco Ortiz, en 1479 se atrevió a denunciar que esa utilización de los fondos era "desviarlos del fin para el que fueron recaudados”. Motivo por el cual Fernando el Católico se vio obligado a dictar la Real Provisión de Toledo (diciembre de 1479), en la que alegaba que el Papa Sixto IV, por la Bula Pastoris alterni de 1472, le había concedido Indulgencia para la conversión de Canarias y para que "los indígenas que por la predicación no se quisiesen convertir, fuesen conquistados por la fuerza de las armas” y que el Papa en persona le había encargado "a la dicha conversión y conquista”.

Lo curioso es que ninguno de los incisos subrayados en los párrafos anteriores, aparece en la citada Bula de Sixto IV. Es decir, que el llamado rey "católico”, pretendía justificar (con una argucia sutil) la conquista de las islas.

  1. La Conquista:

La Conquista del Archipiélago Canario fue iniciada por dos aventureros: Gadifer de la Salle, natural de Poitou (Francia); y Jehan de Béthencourt, un noble normando arruinado, pirata, ladrón y estafador envuelto en numerosos procedimientos judiciales. Este último llegaría a vender sus derechos al Reino de Castilla (Enrique III), traicionando y robando a su socio.

Lanzarote: los aventureros llegaron en julio de 1402, aunque Béthencourt regresó a Castilla con muchos de sus mercenarios el mes siguiente. Desde entonces, los saqueos y las matanzas fueron constantes hasta febrero de 1404. Muchos mahos fueron muertos de hambre (y enfermedades) en el campamento de los invasores; otros fueron salvajemente asesinados; y los más fueron vendidos como esclavos. De todo ello hay constancia en la propia Crónica de los conquistadores, Le canarien.

Fuerteventura: desde el mismo mes de julio de 1402 hasta enero de 1405, se llevó a cabo una guerra escalonada en la isla, con constantes incursiones en las que fueron capturados muchos de sus habitantes (mayormente mujeres) y vendidos como esclavos. Todo está reflejado en Le canarien.

El Hierro: en 1406 llegó a la isla Béthencourt con unos 120 colonos, y tras 3 meses de recorrerla decidió aplicar una sucia estratagema: les prometió a través de un intérprete, que serían "colocados bajo la protección del Rey de Castilla”. De esa forma se presentaron 111 bimbaches (entre ellos su rey), y todos fueron vendidos como esclavos…

Gran Canaria: en la madrugada del 24 de junio de 1478, un ejército castellano de 600 hombres de infantería y 30 jinetes, inició su Conquista. Pero no fue fácil. Los canarii lograron una victoria tras otra sobre los castellanos. Lo cual significó la llegada de más refuerzos españoles, y más desembolso económico por los Reyes Católicos (con la Bula de Indulgencia). Hasta que llegó un Gobernador cruel y sanguinario: Pedro de Vera, al cual no le importaba masacrar a la población civil, o venderla en los mercados de esclavos. Tras 5 años de cruenta guerra, con centenares de víctimas en cada bando, la isla fue sometida (por traición) en abril de 1483.

La Palma: el 29 de septiembre de 1492, 800 hombres de armas castellanos iniciaron su Conquista, a las órdenes de Alonso Fernández de Lugo, otro de los genocidas enviados por Isabel de Castilla. Las matanzas fueron terribles, y la venta de isleños como esclavos estuvo a la orden del día, incluidos los "aliados” de los invasores. En mayo de 1493, tras una escandalosa traición, fue sometida la tribu que más resistencia había ofrecido a los castellanos.

Tenerife: aquí las cosas se pusieron más difíciles. El 1 de mayo de 1494 desembarcó un ejército de 2.000 infantes y 120 jinetes. Y 25 días después, fue aniquilado por los pastores guanches (entre 1.500 y 1.800 españoles murieron en Asentejo). Un año después volvieron los invasores, y ayudados por una extraña enfermedad llamada "modorra” (para muchos fruto de guerra biológica), lograron someter la isla en 1496.

La Gomera: aunque tradicionalmente se considera que esta isla nunca fue conquistada, no se debe olvidar que en enero de 1488, Pedro de Vera (mediante engaño) "condenó a muerte a los varones mayores de 15 años procedentes de los distritos de Orone y Agana”: unos fueron ahorcados, otros pasados a cuchillo, empalados, arrastrados por caballos y hasta arrojados al mar "vivos con pesas en los pescuezos”; al resto les cortaron brazos y piernas; y las mujeres y niños vendidos como esclavos en España (obtuvieron 1.000 castellanos de oro y 500 quintales de orchilla). Todo ello fue denunciado por el Obispo Miguel López de la Serna.

  1. La venta de esclavos canarios: los "lotes blancos”:

Millares de isleños fueron vendidos como esclavos en los grandes Mercados de Sevilla y Valencia; se les conocían como los "lotes blancos”. Y su precio oscilaba entre 8.000 y 12.000 maravedíes.

En definitiva, que las Islas Canarias fueron conquistadas a sangre y fuego, tras 94 años de lucha, y muchos de sus pacíficos habitantes fueron esclavizados. Prueba irrefutable de que son una COLONIA disfrazada de Región Ultraperiférica (RUP).



  • Fundamentos Culturales;

Tras la Conquista, los nativos que no habían sido muertos o esclavizados formaban una mayoría abrumadora en las islas. Por lo que los jefes conquistadores tuvieron que idear una serie de estratagemas para controlar a tal masa de población.

En primer lugar, obligaron a los isleños a renunciar a sus tradicionales y milenarios nombres propios (Adargoma, Bencomo, Tanausú, etc), y a aceptar los nuevos nombres traídos por los invasores. Y es que era condición indispensable para ser bautizado, tomar el nombre del "padrino” europeo en dicho rito cristiano: Fernando Guanarteme, Pedro Maninidra, Luis Guadarfía, etc; quedando con el tiempo sólo Fernando, Pedro, Luis…

De la misma forma, el ser bautizado conllevaba asentarse en las pequeñas aldeas construidas por los colonos europeos, e integrarse en el modus vivendi de éstos; cualquier intento de vivir fuera de los nuevos núcleos de población, o de retomar las antiguas costumbres, podría significar castigos graves (azotes, esclavitud, e incluso la muerte).

Los isleños debieron renunciar a sus vestimentas, sus juegos, sus creencias, sus danzas y cánticos, y hasta su propio idioma; porque todo ello estaba perseguido por la Inquisición. Y debían demostrarlo, siendo "más europeos que los mismos europeos”, y "más cristianos que los cristianos”. Sin embargo, la fuerza de voluntad de muchos canarios y la transmisión oral, han sido determinantes para que haya permanecido viva hasta hoy buena parte de nuestra primitiva Tradición Cultural.

  1. Léxico isleño:

Pese a los intentos de la Inquisición, una pequeña pero importante parte del idioma hablado en cada una de las islas, pervivió, camuflado sobre todo en determinados útiles, instrumentos y alimentos cotidianos, al igual que en la toponimia. De tal manera que con el tiempo, los mismos colonos fueron integrando esos vocablos en el mismo idioma que traían, permitiendo con ello aún más su pervivencia. Todo ello está recogido en "Monumentae Linguae Canariae” del etnólogo y Profesor de la Universidad de Viena, Dominik J. Wölfel.

Vocablos empleados en la actualidad: baifo (cabrito); gofio (harina de cereal tostado); beleté (leche que da las cabras recién paridas); gánigo (vasija de barro); goro (corral de piedras); gambuesa (corral grande de piedras para recoger el ganado de suelta); tafeña (millo o trigo tostado); jaira (cabra); perenquén (lagarto); tamaragua (buenos días); tabaiba (planta); y un larguísimo etcétera.

Topónimos: Lanzarote (Teguise, Tinajo, Guatiza, etc.); Fuerteventura (Tuineje, Giniginamar, Tefía,etc.); Gran Canaria (Tara, Mogán, Firgas, Agüimes, etc.); Tenerife (Taco, Tacoronte, Tamaimo, Taganana, etc.); La Gomera (Alajeró, Agulo, Arguamul, Garajonay, etc.); La Palma (Tazacorte, Tijarafe, Taburiente, Tigalate, etc.); El Hierro (Tenesedra, Mocanal, Nisdafe, etc.).

Al margen de todo ello, el Habla Canaria es un crisol léxico fruto del castellano que se hablaba en los siglos XV y XVI, con el Tamazight y una enorme preponderancia de la lengua portuguesa.

  1. Deportes y juegos canarios:

La Lucha Canaria (de la que ya escribió en 1420 Alvar García de Santa María), continúa vigente en la actualidad, incluso a nivel internacional.

El Juego del Palo fue muy perseguido por los Conquistadores, pero pervivió en la clandestinidad. Y gracias a la tradición oral y a la transmisión de padres a hijos, a finales del pasado siglo se creó el Centro Universitario de Palo Canario.

La Lucha del Garrote era la forma en que los pastores isleños se defendían de los invasores europeos. En la actualidad está extendida por Gran Canaria y Tenerife.

Salto del Pastor, habilidad que empleaban los aborígenes para seguir el ganado o escapar de los invasores en las cumbres. En la actualidad está vigente la Federación del Salto del Pastor.

Levantamiento y Pulseo de Piedra, tradición milenaria canaria, que pervive en todas las islas.

Pelotamano, práctica en la que los isleños se ejercitaban en lanzar piedras sobre los invasores "sin fallar”; ahora es un deporte, mayormente jugado en Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote.

  1. Canciones y bailes canarios:

El Sirinoque es considerado por el etnólogo Lothar Siemens, como la esencia del primitivo y milenario baile "El Canario”.

El Tajaraste es otra prueba de la pervivencia cultural de los bailes de nuestros antepasados.

Las Endechas son estrofas de cuatro versos, de 6 a 7 sílabas, que cantaban en sus fiestas los primitivos isleños.

  1. Fiestas y cerámica:

La Fiesta de la Rama que tanto se celebra en Gran Canaria, es una recreación del mito aborigen de petición de lluvias, golpeando con varas el mar.

El Beñesmed o Fiesta de la Cosecha, se sigue celebrando todos los 15 de agosto.

Las técnicas aborígenes de elaboración de la cerámica se siguen aplicando en la actualidad, en todo el Archipiélago Canario.

  1. Pervivencia de la raza:

En 1975, la antropóloga Doctora Ilse Schwidetzky, realizó un estudio sobre 2.030 cráneos y 2.060 huesos largos de nuestros antepasados, demostrando la bipolaridad cromagnon y mediterranoide. Concluyendo que "los grupos humanos prehispánicos no se extinguieron sino que sobreviven en la población actual”.

Un estudio del Departamento de Genética de la Universidad de La Laguna, realizado sobre 652 personas de todas las islas, reveló que "genéticamente, la herencia guanche persiste en la actual población canaria. Concretamente, existe de un 30% a un 40% de influencia aborigen por vía materna y un 10% por vía paterna”.

En definitiva, la Tradición Cultural ha pervivido pese a las llamadas "vías de integración” a las que fueron sometidas las decenas de miles de isleños supervivientes: muchos fueron enrolados por la fuerza en las expediciones militares españolas en el continente (Santa Cruz de la Mar Pequeña, en Mauritania), e incluso en la colonización de América; muchas mujeres fueron obligadas a desposarse con los nuevos colonos europeos; y los habitantes de cada isla fueron distribuidos por las otras, para que así perdieran sus costumbres originales; todo ello bajo el control de la Iglesia…




  • Fundamentos Económicos;

El 10 de diciembre de 1982, durante la celebración de la III Conferencia del Mar en Mondego Bay, se firmó la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar. Durante la misma surgió un concepto novedoso muy importante: el Estado Archipielágico.

Tal y como recoge el Artículo 49 de la Convención, "la soberanía del Estado Archipielágico se extiende a las aguas encerradas por las líneas de base archipielágicas y al espacio aéreo que se extiende sobre ellas, a su lecho y subsuelo y a sus recursos”. Otra circunstancia importante es que los Estados ribereños tienen una Zona Económica Exclusiva (ZEE) "para los fines de exploración y explotación, conservación y administración de los recursos naturales…”.

Sin embargo, el Archipiélago Canario al ser una Colonia, tan sólo puede ser considerado como un Archipiélago de Estado”. Según la Convención sobre Derecho del Mar, "el régimen jurídico especial establecido para los Estados Archipielágicos, no es de aplicación para los archipiélagos de Estado, aquellos que formen parte de un Estado con territorio continental”. En la actualidad, el llamado "gobierno autónomo” ni siquiera tiene competencias sobre las 12 millas de Mar Territorial.

Es decir, que la Colonia Canaria no puede explotar las inmensas riquezas que hay bajo su mar:

  1. Nódulos Polimetálicos:

Según los estudios del Instituto Geológico y Minero Español (IGME), más allá de las 200 millas al Oeste de Canarias existen nódulos polimetálicos, muy codiciados por su riqueza en manganeso (15 a 35%), hierro (15 a 25%), cobalto (1 a 10%), así como cobre, níquel y titanio. De la misma forma que existe la posibilidad de que se encuentren grandes bolsas de gas en las cuencas abisales. Pero el llamado "gobierno autónomo” no tiene ninguna competencia sobre esos recursos, de la misma forma que no la tiene sobre los diapiros (las bolsas de petróleo) existentes al Este del Archipiélago.

  1. Petróleo:

En la actualidad, la multinacional REPSOL YPF trata de extraer petróleo muy cerca de la costa oriental del Archipiélago, sin contar para nada con el "gobierno autónomo” (que si fuera autónomo, tendría el control sobre "sus” aguas). Eso sí, con el "consentimiento” del Gobierno de España (metrópoli de Canarias), dueño hasta ahora de las aguas que nos pertenecerían de ser un Estado Archipielágico.

  1. Pesca:

El Banco Pesquero Canario-Sahariano, durante décadas mantuvo a miles de familias en el Archipiélago (pesca y conservas). Hasta que desde España se decidió la destrucción de las flotas sardinal y artesanal canarias (en beneficio de las de otras comunidades españolas), y con ellas la de la industria conservera. Acabando de un plumazo con un sector primordial para un Archipiélago que vivía mayormente de su mar.

  1. Otras riquezas aprovechadas por otros:

Desde el Gobierno de España, se llevan de Canarias entre 4.000 y 5.000 millones de euros anuales en concepto de Hacienda (dicen que para las comunidades españolas más desfavorecidas), ¿por qué no podemos tener nuestra propia Hacienda?

La Caja Única de la Seguridad Social española, se lleva del Archipiélago "en beneficios” anuales (dicen que somos una de las 3 "comunidades” con superávit), 3.525 millones de euros, ¿por qué no podemos tener nuestra propia seguridad social?

La mayor parte de los complejos turísticos que hay en el Archipiélago, están explotados por empresarios foráneos (mayormente con personal foráneo), que pagan impuestos fuera de las islas, y que traen turistas a través de touroperadores (o sea, que pagan fuera de las islas). ¿Por qué no podemos controlar nuestro sector turístico?

Y los sectores primarios (de los que hemos vivido desde hace siglos), son condenados a muerte por los acuerdos entre el Gobierno de España y la Unión Europea: adiós a las subvenciones al tomate, al plátano (como antaño al tabaco y la cebolla); y mientras, a comprar productos foráneos (que antes cultivábamos aquí), para crear una MAYOR DEPENDENCIA del exterior. ¿Por qué no podemos seguir explotando nuestra agricultura, pesca y ganadería, como siempre habíamos hecho?

Lo mismo podemos decir de nuestro Espacio Aéreo (y nuestros aeropuertos, explotados por AENA), que es de todos menos de los Canarios.

La realidad actual es que Canarias cuenta con un Producto Interior Bruto (PIB) de 4.733 millones de euros; y una Renta per cápita de 19.806 euros. Sin embargo, ha dejado de percibir un 5,98% de los Presupuestos de la metrópoli (España); se ha visto obligada a pedir un Rescate de 756,8 millones de euros al Fondo de Liquidación Autonómica; y según el último Informe de Cáritas, el 50% de la población se encuentra en el umbral de la pobreza.

Son las consecuencias de no poder disponer de nuestras propias riquezas…


EL PAPEL OBSTRUCCIONISTA DE ESPAÑA

Pese a que los Fundamentos Históricos, Culturales y Económicos anteriormente expuestos (y resumidos) dejan bien claro que el Archipiélago Canario ES UNA COLONIA, la potencia administradora, ESPAÑA, continúa considerándola una de sus regiones, bajo la fachada de una especie de "autonomía”.

Pero, ¿qué Autonomía no tiene control sobre sus aguas, su territorio, sus sectores económicos, sus impuestos, su espacio aéreo, su población flotante… sobre nada?

  1. La Resolución 65/119 de la ONU de 10 de diciembre de 2011, declaró el Periodo 2011-2020 como el Tercer Decenio Internacional para la Eliminación del Colonialismo. Exhortando a sus miembros a "cooperar con el Comité Especial encargado de examinar la situación con respecto a la aplicación de la Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales para actualizarla, según sea necesario”, insistiendo a las Potencias Administradoras, a que "cooperen plenamente con el Comité Especial para formular un programa de trabajo constructivo, caso por caso, para los Territorios no Autónomos, con objeto de facilitar el cumplimiento del modelo del Comité Especial”. Pese a ello, los sucesivos Gobiernos de España han hecho caso omiso de la Resolución, camuflando al Archipiélago Canario con el calificativo de Región Ultra Periférica (RUP).

  2. No debemos olvidar que el Capítulo XI de la Carta de las Naciones Unidas (en su Artículo 73) referente a la Declaración Relativa a Territorios no Autónomos, deja bien claro que "los miembros de las Naciones Unidas que tengan o asuman la responsabilidad de administrar territorios cuyos pueblos no hayan alcanzado todavía la plenitud del gobierno propio, reconocen el principio de que los intereses de los habitantes de esos territorios están por encima de todos”. Sin embargo, los Gobiernos de España han obviado esta Declaración, controlando al Archipiélago Canario (a 2.400 kilómetros de distancia) bajo el manto de una falsa "autonomía”.

  3. En el argot comunitario, a Canarias se la denomina Región Ultra Periférica (URP), un recurso eufemístico por el que las potencias europeas integran formalmente a los restos de sus colonias en el aparato político-económico de la UE. En la actualidad hay 9 URP, que aún estando geográficamente alejadas del continente europeo, sus potencias colonizadoras las catalogan como "parte indivisible de alguno de los 27 miembros de la UE”.


ANTECEDENTES HISTÓRICOS.-

  1. En 1970, el Secretario General del Movimiento para Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC), Antonio Cubillo, entregó un Memorándum al entonces Presidente del Comité de Descolonización de Naciones Unidas, Davidson Nicol.

  2. En 2009, el Presidente del Movimiento Patriótico Canario (MP), José Luis Concepción, entregó un nuevo Memorándum al Presidente del Comité de Descolonización de la ONU, Marty Natalegawa; y otro al Vicepresidente Rodrigo Malmielca Díaz.

  3. Pese a todo ello, Canarias sigue camuflada bajo un falso calificativo de "autonomía”, aún sin poder controlar ninguno de sus muchos recursos. Consecuencias: según Cáritas, el 50% de la población vive en el umbral de la pobreza.


Frente a esta situación política, y amparados en las Resoluciones de la ONU que declaran el colonialismo como un Crimen contra la Humanidad, VECINOS UNIDOS CANARIOS SOLICITA al CONGRESO DE LOS DIPUTADOS DE ESPAÑA:

  • Que el Archipiélago Canario sea incluido en la Lista de Territorios No Autónomos a ser Descolonizados.

 




 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Envíanos aquí vuestras opiniones, preguntas, ideas...

Ayúdanos a crecer en:




contador de visitas

pagina web gratis