SKOL

La mejor relación calidad-precio

  • crea tu página web gratis
    La pelota

    Reglamento


    El Reglamento de Juego del Pádel define la PELOTA de la siguiente forma:
    Las pelotas oficiales serán solamente aquellas aprobadas por la F.E.P. para el deporte del pádel.
    La pelota deberá ser una esfera de goma con una superficie exterior uniforme de color blanco o amarillo. Su diámetro debe medir entre 6,35 y 6,77 cm. y su peso estará entre 56,0 y 59,4 gr. Deberá tener un rebote comprendido entre 135 y 145 cm. al dejarla caer sobre una superficie dura desde 2,54 cm.
    La pelota deberá tener una presión interna entre 4,6 kg. y 5,2 kg. por cada 2,54 cm. cuadrados.
    Cuando se juegue a más de 500 m. de altitud sobre el nivel del mar, se pueden utilizar otro tipo de pelotas, siendo idénticas al tipo antes descrito excepto en que el rebote deberá ser de más de 121,92 cm. y de menos de 135 cm.


    Tipos de senderos

    Técnica

    El uso de la bicicleta de montaña se ha extendido enormemente en nuestro país durante los últimos años. La principal causa de este auge es la polivalencia de este método de transporte que nos sirve para desplazarnos tanto en el asfalto como por los caminos de cualquier monte.
    Con la bicicleta de montaña nace un nuevo deporte, encuadrado dentro del denominado "turismo verde", con el que se busca descubrir nuevos paisajes naturales al tiempo que mejorar la forma física. Junto con este deporte, en su vertiente más extrema, surgen los ciclistas que buscan de rutas alternativas en las que lo más importante es contar con duras subidas y con bajadas vertiginosas; en definitiva, tramos difíciles en los que mandan la pericia, el dominio de la técnica y la preparación física.

    Tipos de terreno

    Evidentemente cuando hablamos de técnica partimos de la idea de que el individuo sabe andar en bicicleta; a pesar de ello debemos contemplar diferentes puntos a tener en cuenta, en función del terreno por el que atravesemos:

    • SUELOS DUROS: pueden ser de roca o pedregosos. Consejos:
      • Conducir lentamente, concentrados en lo que nos podemos ir encontrando.
      • Pedalear de pie, con lo que descargaremos la rueda trasera y emplearemos nuestro propio cuerpo como amortiguador.
      • Mantener algunos dedos sobre los frenos. Muchos ciclistas cuando se encuentran en terrenos poco seguros, utilizan el agarre de anillo, que consiste en sujetar el manillar con el pulgar y el índice mientras el resto de los dedos se apoyan en las manetas de los frenos.
      • Desarrollos suaves para superar fácilmente los obstáculos.
      • Si está lloviendo o el terreno está mojado, debemos tener en cuenta que este terreno no filtra el agua por lo que estará resbaladizo. En estos casos mantendremos el peso atrasado para aumentar la tracción.
    • SUELOS NORMALES (tierra con alguna piedra). Consejos:
      • Este tipo de suelos nos permitirá tener mayor velocidad. Al ir rápido deberemos poner especial atención para no tropezar con socavones o con piedras sueltas.
      • Normalmente el pedaleo se desarrolla sentado, si bien para subir cuestas es conveniente ponerse de pie, lo cual nos ayudará a hacer más fuerza al tiempo que relajaremos los músculos.
      • Mirar hacia delante, a lo lejos; lo cual nos servirá para prevenir frenadas en seco.
    • SUELOS BLANDOS (arenosos o de hierba). Consejos:
      • Conducción suave, evitando movimientos bruscos.
      • Frenar poco a poco, de forma progresiva.
      • Con la lluvia estos terrenos suelen formar capas de barro que imponen una cadencia de pedaleo pausada, sin cambios bruscos ni tirones que pueden hacer patinar las ruedas.



    Subir y bajar


    • SUBIDAS:es recomendable desplazar el peso hacia delante, avanzando la posición del cuerpo y pedalear uniformemente para mantener la adherencia. Evidentemente conseguiremos todo esto mejor si nos ponemos de pie.
    • DESCENSOS:la posición del cuerpo debe ser la contraria que en las subidas. Deberemos deplazarnos hacia detrás, incluso fuera del sillín si nos encontramos en bajadas muy pronunciadas.

    Uso de las cadenas

    Una bicicleta de montaña suele contar con tres platos y seis o siete piñones, que bien utilizados nos permitirán contar con mayor fuerza y velocidad. La adecuada combinación de estos platos y piñones nos ayudará a encontrar la marcha adecuada según el tipo de terreno y el desnivel con el que nos encontremos, minimizando nuestro esfuerzo.

    • MARCHAS CORTAS:plato pequeño y piñón grande, exigen poco esfuerzo muscular. Los pedales giran rápido pero las ruedas lo hacen lentamente. Son las más adecuadas para afrontar subidas.
    • MARCHAS LARGAS:plato grande y piñón pequeño, requieren mayor esfuerzo en cada pedalada pero nos permiten avanzar mucho más, por ello se utilizan en bajadas o en llanos.

    No conviene combinar los platos pequeños con los piñones pequeños o los platos grandes con piñones grandes ya que así estaremos forzando la cadena y podemos deteriorarla.



     

    Enviar email contador de visitas

    pagina web gratis