Santuario

Nuestra Señora del Castañar

  • Castañar Nº2
    37715
    Béjar
    (Salamanca)
    España

    Tel:923400705

    HISTORIA DEL SANTUARIO

    HISTORIA DEL SANTUARIOEl primer Santuario, según la historia se levantó en 1.446. La ermita hubo de ser pequeña y sencilla, puesto que se consigna que empezó a construirse inmediatamente después del hallazgo de la imagen el 25 de marzo de 1.446 y se terminó el 8 de septiembre de ese mismo año.
    Los duques de Béjar iniciaron la ampliación del santuario en el año 1.616 aunque también contribuyeron abundantemente los donativos de los fieles y la actuación de la Cofradía.
    Hacia 1658 los tallistas bejaranos Miguel Ramos y Francisco Ciprés, construyeron un hermoso retablo que se instaló poco después y en la centuria siguiente se vendió para colocarlo en la Iglesia de Navalmoral de Béjar. En su lugar se colocaría el actual retablo barroco, con la hornacina para la Virgen inspirado en Churriguera que esculpió Lucas Barragán y Ortega en 1.770.

    En 1.720 se termina la construcción del Santuario, en tiempos de D. Francisco Perea y Porras, obispo de Plasencia y cuyo escudo ostenta la fachada de poniente. Este mismo año Ventura de Lirios pintó la cúpula que representa la Asunción, las pechinas y el frente del arco de la coronación con los motivos que tienen actualmente.
    En 1775 se colocó el herraje del Camarín que mira al atrio y que sirvió en muchas ocasiones de púlpito.

    En 1893 se inició la reparación de la cúpula y arco sobreverja. Como dicha bóveda y arco estaban pintados por Ventura de Lirios, se iniciaron las gestiones necesarias con D. Eugenio Alvarez Dumont, que había sido profesor de la escuela de artes y oficios, quien con su hermano César pintaron los lienzos de las mujeres fuertes, destinados al camarín. También pintaron la bóveda y el arco respetando el tema de las pinturas ya existentes y quizá parte de ellas.

    APARICIÓN DE LA VIRGEN

    APARICIÓN DE LA VIRGEN
    Según datos del libro Historia de la Imagen de Nuestra Señora del Castañar, escrita en 1795 por Fray Francisco Yagüe, acaeció de esta manera:
    "Jesús nació en el Portal de Belén y recibió las primeras adoraciones de los pastores humildes. La Virgen se apareció a un piadoso pastor y él la rindió fervorosa veneración.

    "Empezaba el año 1.446 y Béjar y su comarca estaban asoladas por una terrible peste. Joaquín López y su esposa, Isabel Sánchez llevaban su rebaño al monte Castañar, que se extiende enfrente de la entonces villa y hoy ciudad de Béjar.
    Los dos eran naturales de un pueblecito que se llama La Garganta. El matrimonio observó que al pasar por determinado paraje del monte sus ovejas se refugiaban siempre debajo de un añoso y copudo castaño.
    Una noche Joaquín soñó que aquel árbol de hoja caduca y siendo invierno estaba verde y pleno de fruto y que en él veía una imagen de Nuestra Sra. con un Niño en brazos y la Virgen le habló diciéndole que la buscase y mediante su protección cesaría la peste que padecían la villa y la comarca. Joaquín quedó sorprendido cuando Isabel su esposa le explicó un sueño que había tenido muy semejante al de Joaquín.
    Estando ambos en el Monte del Castañar creyeron percibir la misma dulce voz que los decía: "Buscadme, buscadme, buscadme". Animados por el mandato pero no sabiendo cómo cumplirlo acudieron al sacerdote D.Pedro Yáñez, presbítero y juez eclesiástico, el cual les recomendó comenzaran una novena a la Virgen en la iglesia parroquial de San Juan Bautista. Inició la novena el 16 de marzo y el 24 por la noche salió Joaquín del templo y vio en el monte un resplandor y se dirigió hacia aquella luz sobrenatural que salía de un corpulento castaño bajo cuyo ramaje se acogía su ganado y que a pesar de ser marzo tenía hoja y fruto. Joaquín que decidió pasar allí la noche, le despertó la misma voz y vio a la Virgen iluminada por una claridad y la Señora le dijo que junto al castaño había una cueva en la que se hallaba oculta una Imagen suya, le encomendó que la sacaran y que construyeran allí una casa donde fuera venerada.
    Joaquín para que le creyeran bajo a Béjar varias ramas con hojas, con la flor llamada candela, con erizoa que de esa candela nacen y con fruto sazonado dentro del erizo. En algunas casas a las que se llevaron esas verdes ramas sanaron varios enfermos atacados por la peste.
    Fue así como comenzó la devoción a la Virgen del Castañar y como comenzó la construcción de la pequeña ermita en la que se celebró misa por primera vez el día 8 de septiembre de 1.446"

    Joaquín e Isabel vivieron el resto de sus días al lado de la Virgen guardando su hermita, muriendo Joaquín en el año 1.480, e Isabel en el 1.483.
    Nueva WEB: http://santuariobejarano.wix.com/teatinos
    Enviar email contador de visitas

    pagina web gratis