Esquina1 Esquina2
Salud y Vacuna
Trabajamos por su Salud
Cra. 5a con calle 62 C.C. ARKACENTRO
Local E2.B35 Tercer piso
Ibague - Tolima

http://saludvacuna.webs.tl
2744574 - 3118034841
.

Enfermedades prevenibles por vacunas

Difteria

La difteria es una enfermedad infecciosa grave que actualmente es poco frecuente en nuestro país, pero en países vecinos, como Paraguay, se han reportado casos en 2002.
Clínicamente se manifiesta como una angina grave, membranosa, con gran compromiso del estado general del paciente. Puede causar infección de la nariz y la piel.


Fiebre amarilla

La fiebre amarilla es una enfermedad infecciosa causada por el virus del mismo nombre que pertenece a la familia de los Flavivirus.

Es transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti y otros mosquitos de los géneros Aedes (regiones urbanas), Haemagogus y Sabethes (regiones selváticas).La infección ocurre en países tropicales de Sudamérica y en los países africanos situados al sur del desierto del Sahara.


Fiebre tifoidea

La fiebre tifoidea es causada por una bacteria denominada Salmonella typhi que se transmite al hombre a través del consumo de bebidas o alimentos contaminados. Los vegetales crudos y frutas, así como también los crustáceos, son los alimentos que con más frecuencia conducen a la enfermedad.

Existen regiones en el mundo con especial riesgo de transmisión: los países andinos, algunos países en Centroamérica y el Caribe , continente africano y el subcontinente indio.


Gripe

La gripe o influenza es una enfermedad infectocontagiosa de origen viral. Se manifiesta clásicamente por un inicio brusco, tos no productiva, fiebre, dolor de cabeza, dolor de garganta, dolores musculares y decaimiento general.
Debido a que la cepa del virus se modifica cada año, se recomienda la revacunación anual durante los meses de otoño, con la vacuna cuya composición se encuentre adecuada a la circulación viral en el hemisferio correspondiente.


Hepatitis A

La hepatitis A es una enfermedad infectocontagiosa producida por un virus, que provoca inflamación en el hígado.
Se presenta como una enfermedad febril aguda, con ictericia, falta de apetito y malestar. En lactantes y niños en edad preescolar, la mayoría de las infecciones se dan en forma asintomática, o provocan síntomas no específicos leves sin ictericia.

Esta infección se transmite a través de la materia fecal de los pacientes infectados. Las formas más frecuentes de contagio son: por consumo de aguas contaminadas, por ingestión de alimentos crudos lavados con aguas contaminadas o preparados por personas infectadas, y de persona a persona, en situaciones de malas condiciones de higiene.


Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad viral que provoca inflamación del hígado. En algunos casos, esta infección puede evolucionar a hepatitis crónica, cirrosis o cáncer de hígado. La edad en que se contrae la enfermedad aguda va a determinar el riesgo de progresión a enfermedad crónica. Los portadores crónicos del virus son el principal reservorio de la enfermedad. El virus se transmite a través del contacto con la sangre y otros fluidos corporales, y desde la madre infectada al hijo durante el embarazo.


Infección por Haemophilus influenzae tipo b

En la era prevacunación, el Haemophilus influenzae tipo b fue el agente causal que más frecuentemente provocó infecciones graves, por ejemplo meningitis, a niños menores de 5 años.
Este germen puede ser encontrado en la flora bacteriana del tracto respiratorio, y se transmite a través de gotas o secreciones respiratorias.


Infección por meningococo

El meningococo es un germen que provoca enfermedades graves, tanto a niños como a adultos. Con mayor frecuencia, afecta a niños menores de 5 años (60%).
La meningoencefalitis y la sepsis (infección generalizada) son las formas clínicas principales, y constituyen verdaderas emergencias médicas. Se transmiten de persona a persona, mediante gotitas de saliva que se expelen al toser o por contacto con las secreciones nasales de las personas infectadas.

Es importante destacar que a pesar del tratamiento antibiótico adecuado, existe un alto porcentaje de pacientes con secuelas, y también hay casos fatales debidos a esta enfermedad.


Infección por neumococo

El neumococo produce enfermedades frecuentes como otitis y sinusitis, que suelen complicar una infección viral previa. Otras veces, el germen ataca el pulmón y provoca neumonías, o invade la sangre y causa septicemia o meningitis. Estas infecciones severas pueden afectar a personas sanas, pero son más frecuentes cuando las defensas del organismo se encuentran disminuidas como consecuencia de enfermedades crónicas predisponentes (cirrosis, alcoholismo, desnutrición, insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca, asma, bronquitis crónica y otros problemas respiratorios), enfermedades que afecten a la sangre (linfomas, leucemias), infecciones por VIH, extirpación del bazo, trasplante de órganos, etc.


Infección por rotavirus

El rotavirus es el agente viral que con mayor frecuencia causa diarrea y vómitos en lactantes y niños de 6 a 36 meses de vida en todo el mundo.

La enfermedad está caracterizada por vómitos, diarrea acuosa, fiebre y dolor abdominal. Sin un tratamiento adecuado la evolución puede ser desfavorable y en algunos casos el virus puede causar deterioro severo del niño a través de cuadros de deshidratación marcada.

Esta enfermedad se transmite a través de la materia fecal de los pacientes infectados. Las formas más frecuentes de contagio son: por consumo de aguas contaminadas, por ingestión de alimentos crudos lavados con aguas contaminadas o preparados por personas infectadas, y de persona a persona, en situaciones de malas condiciones de higiene.


Parotiditis

La parotiditis o paperas es una enfermedad viral muy común en niños, y transcurre sin síntomas aproximadamente en el 30% de los casos.
En general causa fiebre, dolor de cabeza, hinchazón y tumefacción de las glándulas parotídeas.


Pertusis o coqueluche

La pertusis, coqueluche o tos convulsa es una infección respiratoria causada por una bacteria, que se manifiesta con tos severa, alterando habitualmente la alimentación y el sueño de los pacientes.
Es más frecuente en niños menores de 5 años, y más grave en los menores de un año. En adolescentes y adultos, la enfermedad puede no ser reconocida como pertusis. Sin embargo, estos pueden transmitir la infección.


Poliomielitis

La poliomielitis o parálisis infantil es una enfermedad viral que causa parálisis permanente.
En nuestro país, en los últimos años no se han registrado casos de parálisis infantil, pero sí en el mundo, razón por la cual es indispensable seguir luchando contra esta enfermedad.


Rubéola

La rubéola es una enfermedad viral benigna de la infancia. En caso de que una mujer embarazada se infecte, puede producir alteraciones graves en el feto y/o en el recién nacido.
El síndrome de rubéola congénita se presenta principalmente cuando la infección se contrae durante el primer trimestre de embarazo, y se caracteriza por lesiones como: retraso mental, cataratas, sordera y cardiopatía, entre otros.

Habitualmente la rubéola aparece en primavera, y las formas asintomáticas son muy frecuentes.


Sarampión

El sarampión es una enfermedad infecciosa que, a pesar de que existe una vacuna desde 1963, en países subdesarrollados aún produce un elevado número de casos con complicaciones, e incluso la muerte.
Habitualmente esta enfermedad se presenta con una erupción cutánea, fiebre alta, tos, secreción nasal y conjuntivitis.

Las complicaciones más frecuentes son las respiratorias, como la neumonía (aparece en 1 de cada 10 niños), y las más severas son las neurológicas, como la encefalitis (presente en 1 de cada 1.000 niños con sarampión).


Tétanos

El tétanos es una infección causada por la bacteria tetánica que infecta generalmente las heridas.
En nuestro país siguen existiendo casos de tétanos, principalmente en recién nacidos y adultos.

El tétanos neonatal es una causa frecuente de morbilidad y mortalidad (posibilidad de padecer complicaciones, e incluso la muerte) en países subdesarrollados, y surge cuando esta bacteria contamina el cordón umbilical del recién nacido.


Tuberculosis

La tuberculosis es una enfermedad producida por el bacilo de Koch o Mycobacterium tuberculosis.
En los últimos años se ha notado un aumento significativo en el número de casos de tuberculosis, tanto en nuestro país como en el mundo.

La forma más común es la tuberculosis pulmonar, pero también existen otras formas más graves llamadas extrapulmonares: meningitis, osteomielitis, artritis, etc.

La vía de contagio generalmente se da por inhalación del bacilo tuberculoso, que se encuentra en las microgotas de la tos o del estornudo de pacientes con tuberculosis pulmonar.

En los países en desarrollo, esta enfermedad, por sí sola, representa un cuarto de todas las enfermedades que pueden ser evitadas.
En la década de 1990, se observó un resurgimiento de la tuberculosis en países industrializados. Esta explosión inesperada se atribuyó a la epidemia de VIH, a las migraciones de población, y a las deficientes condiciones de vida de ciertos segmentos de la sociedad.


Varicela

La varicela es, en la actualidad, la infección eruptiva más frecuente en pediatría.
Se estima que solo un 10% de la población adulta es susceptible de contraer la enfermedad lo que demuestra, por un lado, su alto riesgo de contagio, y por otro, que no todos los adultos la han padecido.
Es importante destacar que si bien la varicela es una enfermedad de las denominadas benignas, puede complicarse. Se aconseja estar alerta ante algunas manifestaciones, como por ejemplo infecciones severas de la piel e infecciones respiratorias, entre otras.

La severidad de la varicela en relación con los síntomas generales, el número de lesiones y las complicaciones (como la pulmonar) aumenta con la edad.

saludvacuna7

Centro Comercial ARKACENTRO Local E2.B35 Tercer piso
2744574 - 3118034841
Ibague - Tolima
contador de visitas
Esquina3 Esquina4

pagina web gratis