Proaxa Cerrajerias

Servicios en reformas y construccion

  • España

    crea tu página web gratis

    Las empresas de servicios han existido siempre. Su trabajo ha sido el acompañamiento instrumental y aprovisionamiento de los sectores y el desarrollo de la industria.
    Como su nombre indica, la característica principal es que proporcionan servicios, es decir, elementos no tangibles que cubren necesidades específicas. Los ejemplos más comunes se encuentran en sectores como electricidad, agua, gas, transporte de mercancías, comunicaciones, cultura, entretenimiento, hoteles y turismo, entre otros.
    Esto significa que las empresas de servicios tienen un alto nivel de experiencia en su campo o actividad. Aunque hay excepciones o ejemplos de compañías que ofrecen ambos servicios y productos tangibles, por lo general se centran en responder a una necesidad individual entre su público.

    Tipos de empresas de servicios. La cual pertenece el suyo?

    Aunque la definición que hemos dado en el párrafo anterior se confirman en cierta medida, el hecho es que en la categoría de empresas de servicios son también diferencias. Es decir, no existe un modelo único de este tipo de negocio. ¿Quieres saber más sobre este tema? Echa un vistazo a la siguiente clasificación:
    a) Las empresas de actividades uniformes:
    Son esos valores fundamentales permanecen negocio estable. Por ejemplo, los costos de mano de obra, costos de producción, medios de ejecución del servicio y, sobre todo, la propia actividad.
    Los ejemplos más destacados de estas empresas se encuentran en sectores tales como la limpieza, reparación y mantenimiento de ascensores, consultoría, suministro de asesoramiento o parcela, entre otros.
    b) Construcción Gestión de Proyectos:
    En este caso, además de proporcionar un servicio oportuno y definido, hay empresas que desarrollan proyectos de media o corta duración, es decir, con actividades y fases definidas de antemano, como la programación web, procesos de consultoría o de selección de personal especializado, entre otros.
    A diferencia de la primera, estas empresas no necesariamente mantienen sus costos de producción; como se trata de proyectos, sus perspectivas iniciales pueden variar, como su presupuesto y la inversión. Y aunque puede funcionar en diversos campos, la línea de servicio no se cambia en absoluto.
    c) Los servicios de negocios combinado:
    La última categoría incluye aquellas empresas que combinan el suministro de un servicio de venta de productos. Es muy común encontrarlos en sectores como la hostelería, servicios de reparación o de la funeraria, entre otros.
    Sin embargo, la esencia de este modelo es la correspondencia que debe existir entre este punto y el servicio. Ellos tienen que mantener una estrecha relación, de lo contrario se diluye la identidad de la empresa. ¿Se imaginan un hotel que ofrece un servicio de alojamiento, además de piezas de repuesto para automóviles? Nosotros tampoco.

    Las empresas de servicios, cómo se diferencian de la externalización?

    Por todo lo que hemos dicho antes, es común que los servicios públicos están asociados a la contratación externa, es decir, el hecho de delegado a las actividades de terceras partes oa las funciones que nuestra empresa no puede funcionar.
    Sin embargo, no es exactamente el mismo. La subcontratación es de hecho una forma de servicio que puede ofrecer ciertas empresas, pero de ninguna manera el único.
    O expresado de otro modo, las empresas de servicios pueden participar en la contratación externa, tal como alrededor de los que se especializan en la consultoría, sino también cubrir los servicios básicos que no tienen nada que ver con esta práctica la transmisión de mensajes, distribución de recursos, reparaciones, etc.

    Enviar emailcontador de visitas

    pagina web gratis