Tour de Pesca deportiva

Futrono

  • PESCA CON MOSCA


    No hay nada mas relajante que tomar una caña mosquera, en nuestros ríos del sur , agregarle una mosca y comenzar a castear.

    Posar tu mosca sobre la superficie del agua y ver como una trucha se dirige hacia ella la devora y comienza la batalla del tira y afloja, es una sensación que es difícil de explicar, todo esto mezclado con los paisajes fabulosos en los que estamos rodeados lo hace aun mas extraordinario.

    Hay que destacar que la practica de este deporte implica el cuidado del medio ambiente, y lo mas importante de la devolución de todas las especies que nos ofrecen los ríos y lagos, es una lastima que no exista conciencia del daño que hacen algunas personas al llevarse las truchas, para que decir sobre las hidroeléctricas ojala algún día podamos cambiar esto; "de a poco lograremos hacer conciencia".  


    Cuando un pez observa una mosca en la superficie, nada con reserva hacia ella, procurando no revolver el agua; el propósito es no asustar a su presa.

    Localiza la mosca por su sombra, abre su boca suavemente y succionando cuidadosamente, la lleva a su boca, como un lobo que se lleva una oveja de su rebaño. Una vez que se la ha tragado, vuelve a lo profundo dejando solo una ondulación sobre la superficie.

    Ahora, aunque los pescadores saben esto, no utilizan estas moscas para el cebo, ya que si las tocan con la mano, pierden su color natural, sus alas se marchitan, y se convierten en alimento impropio para los peces. Por esta razón no tienen nada que hacer con ellas, pero han ideado una trampa para los peces, y consiguen las mejores especies mediante su arte como pescadores.



     

     



    Al principio de la pesca con mosca sujetaban lana roja alrededor de un gancho,y fijan sobre la lana dos plumas, de la que les crecen a los gallos en forma de zarcillo, y que son de un color como la cera. Su caña tenían seis pies de largo, y su líneas eran de la misma longitud.

    Después lanzan su señuelo, y los peces, atraídos y enloquecidos por el color,van directo a él, pensando en ganar un bocado delicado a la vista del bonito señuelo; cuando, sin embargo, abre las quijadas, es cogido por el gancho y¡disfruta!, ya cautivo de una hermosa trucha. 



    Técnicas de pesca


    Para lograr una correcta y efectiva presentación de nuestras imitaciones debemos considerar que estas ninfas se desplazan en el agua con brusco movimiento o nado a empujones, por lo que la recogida de la línea a tirones resulta muy efectiva. Una recogida rápida de la línea efectuando algunas pausas intermitentes para luego continuar con la recogida resulta muy prometedora. Otra técnica muy efectiva en la recogida a tirones continuos y uniformes, dejando algunos segundos de pausa para luego continuar con la recogida a tirones o strips. Si luego de algunas recogidas no se han tenido un ataque de los peces, es recomendable repetir esta acción variando la profundidad a la cual se presenta la ninfa. Para ello, ir contando los segundos de hundimiento de la línea resulta muy conveniente, ya que nos permitirá estimar la profundidad en la que trabaja nuestra mosca y por supuesto el tiempo que demora en llegar nuestra línea al fondo, lugar donde podría enredarse nuestra mosca si no lo advertimos a tiempo. Variar la velocidad de la recogida por unos minutos resulta igualmente adecuado para tentar a las truchas.


    ¿Cuál es la mejor hora para pescar?



    A muchos de nosotros, más temprano que tarde, nos tocó escuchar y nos hicimos partícipes de la definición, que "para tener buena pesca hay que levantarse temprano”. Muchas veces eso funcionó en forma excelente, aumentando la convicción en la definición. Pero también, todos hemos tenido jornadas de pesca en las que la mayor actividad se dio a mediodía.

    Entonces, ¿cuál es la mejor hora para pescar? … la respuesta, como en muchas otras áreas de la vida, es "depende”.

     

    Una mejor pregunta es: ¿De qué depende la buena pesca? Muy simple, de la actividad y disposición de los peces a alimentarse y así caer ante nuestras imitaciones. Pero no hay que olvidar, que los peces son seres de sangre fría, por lo que parte de su "ánimo” depende de la temperatura general del agua y también de la disponibilidad de alimento natural, así como la existencia de depredadores y en general de los lugares de pesca que ofrezca cada lugar.






    Pescando temprano en la mañana 


    A pesar de todo, pescar en la mañana tiene muchas veces gran éxito, por dos razones fundamentales.

    Primero, en lugares donde la cantidad de visitantes es apreciable, como es el caso de los lagos más populares en el Sur de Chile, aquellos sectores más prometedores aumentan sus posibilidades cuando han estado "descansando” de lanchas, motos de agua, y otros, durante la noche. Las primeras horas ofrecen buenas condiciones de luz y mucha tranquilidad para salir a pescar. Por conclusión, un lugar donde no existe mayor presión recreacional, efectivamente no depende demasiado de este factor.

    Segundo, en los meses y días de mayor calor, las truchas, siendo de los peces sensibles a estas alzas, aprovechan las bajas del día que se dan en las mañanas. Si la temperatura "baja” del lago es la ideal de las truchas (cerca de los 16° C), entonces es probable que ésta sea la hora en la cual se encuentren en mayor comodidad y posiblemente cazando cerca de las orillas de los lagos, o más dispuestas en los recodos rápidos y bajos de un río.




    Pescando a mediodía  


     

    A comienzos y finales de temporada, muchos lugares de pesca se benefician mayormente por las mayores temperaturas de mediodía. Junto a esto, la mayor cantidad de luz permite que la pesca a vista se facilite, ofreciendo algunas de las mejores ocasiones de pesca.





                                                                                       

                                                                                      Pescando en la tarde  




    muchas de las eclosiones más importantes se registran precisamente al final del día, viendo que las truchas y otros peces, aumentan notoriamente su actividad en estas horas.

     

    El atardecer, e incluso ya al anochecer, es una de las horas del día que mejores resultados ofrece, en especial en plena temporada, cuando en gran parte de los destinos de pesca, la temperatura ambiental baja un poco, y las condiciones del agua facilitan la actividad de todos los organismos que normalmente son presa de truchas y otros peces.















    alvaro.cocio@gmail.com
    Región de los Ríos  contador de visitas
     

    pagina web gratis