Crónicas turísticas de Ayacucho - Perú

Autor: Lic. Angel Mendoza
Fotográfo y comunicador social
E-mail: gentito_27@yahoo.es

Ayacucho -Perú
2013
menu
crea tu página web gratis

Vilcashuamán

Vilcas  ruta obligada para el turismo

Hablar del turismo histórico y arqueológico en Ayacucho, es recordar desde los primeros cazadores nómades pasando por la poderosa cultura Huari, los Chancas y el gran imperio de los incas. Civilizaciones que dejaron huella de su presencia a lo largo de los andes que aún se muestran estoicos gracias al verdor de su flora.

Para encontrarse con un mundo natural, en donde la urbanidad y el desarrollo industrial aun no han marcado fuerte, es necesario coger un mapa y ubicar la provincia de Vilcashuamán comod estino para nuestro recorrido aventurero de dos días; partiendo desde Ayacuchouno puede disfrutar en toda la ruta hermosos paisajes adornados por campos decultivo como en las pampas de Chiara y Chupas.

Después de una hora y media deviaje, la parada obligatoria en la comunidad de Condorqocha para reconfortarse con un exquisito caldo de gallina o cordero y hacer  frente a la altura con un mate de coca caliente.

Condorqocha, es de esos pueblos hospitalarios que existen en los andes y es un lugar de parada obligatoria paratodo viajero que se dirige hacia el sur de Ayacucho como Vilcashuamán,Cangallo, Huancapi, Huancasancos y Sucre y para todo aquel que retorna a laprovincia de Huamanga. Unos treinta (30) minutos son necesarios para saciar elhambre y vencer a la altura y luego enrumbar a nuestro destino.

En esta segunda parte del viaje,luego de un breve descanso, el viajero podrá observar pequeñas lagunastemporales que se muestran sonrientes ante la amenaza del cielo gris que de apocos manda su furia con gotas gruesas y algo de viento helado que obliga a abrigarse.

El viaje no duró mucho y tras unraudo descenso de los pasajeros del vehículo que nos llevó al primer destino,emprendimos la caminata por el Qapaq Ñan o gran camino inca rumbo al Complejo Arqueológicode Intihuatana, todos con paso acelerado tratando de ganar el tiempo y laamenaza del cielo que nos condiciona con sus lluvias.

En esta corta caminata, en cadapaso que uno da se va compenetrando con la naturaleza y va saciandocuriosidades que nos van llenado de vitalidad para seguir ascendiendo por lasescalinatas, con el único fin de satisfacer nuestro ego de haber vencido a laaltura y sentir la experiencia de estar sobre un puente colgante desde donde setiene una vista panorámica del distrito de Vischongo y de toda la quebrada y quese alza a unos 150 metros del río. Ya contentos con esta experienciainolvidable decidimos explorar más de cerca la Laguna de Pomaqocha y disfrutarde todo su encanto.

No sólo disfrutamos de suencanto, sino descubrimos el arroyo que alimenta de agua y que baja desde lasalturas haciendo su recorrido por los canales hidráulicos hechos por los incas.Gracias al abundante agua y la vista panorámica de la quebrada “el imperio incapudo construir un conjunto de obras monumentales como los denominados torreón ybaño del inca que lucen con piedras talladas como señal de una ingeniosa laborde estos nuestros grandes antepasados”.

Motivados por la maravillosaconstrucción inca no podríamos dejar de tomarnos unas cuantas fotografías comotestimonio de nuestra visita a tan inolvidable lugar rodeado de laguna ymontañas fieles guardianes de nuestra historia milenaria.

En el recorrido podemos observarque algunos muros yacen derruidos como consecuencia del paso del tiempo y otrossimplemente se perdieron en las manos de los españoles. Estas piedras quealguna vez formaron parte de una gran fortaleza o un palacio inca, hoy yacensilentes bajo la custodia y el consuelo de algunas flores silvestres que detiempo en tiempo calma esa sed del olvido.

Algunas de ellas han resistido alos embates del tiempo gracias a la avanzada técnica de construcción de losarquitectos incas que trabajaron las piedras como ninguno.

Entre el bosque de piedra pudimosapreciar una que sirvió de canaleta para llevar el agua a los campos de cultivocomo parte de su sistema de irrigación.

No sólo los muros y las piedrasforman parte del atractivo de este lugar, sino también los patos silvestres quealegran la vida de la laguna de Pomaqocha que permanece abierto a la vista delos visitantes.

Luego de esta grata visita alcomplejo arqueológico de Intihuatana, nos dirigimos al albergue turístico dePomaqocha, donde un grupo de bellas damas vestidas con traje típico nos dan labienvenida y nos ofrecen un almuerzo en base a trucha frita acompañada de papasy el delicioso qapchi.

Una vez satisfecho el hambre, nostocaba cumplir nuestro segundo destino: Vilcashuamán.

Ya casi con el sol en marcha sobreel horizonte, llegamos a lo que alguna vez fue una importante ciudad incaica y edificadaen tiempos de los incas Tupac Yupanqui y Huayna Capac (1400 - 1500 d.C.), fueuno de los centros administrativos más importantes del Tawantinsuyu.

Por la belleza de su arquitecturay su estratégica ubicación en la ruta del Capac Ñan (camino real incaico) Vilcashuamándespertó el interés de los conquistadores españoles. Esta provincia se ubica a80 kilómetros al sur este de la ciudad de Ayacucho, sobre la margen izquierdadel río Pampas a una altitud de 3150 metros sobre el nivel del mar.

Vilcashuamán fue un centroadministrativo y cultural, desde donde se difundió el culto del sol, el idiomaruna simi (quechua) y la historia de la nobleza del Tawantinsuyu, así como sustradiciones y costumbres. Su diseño fue concebido siguiendo los estrictosmodelos de la arquitectura inca: plaza trapezoidal como eje ordenador, un Ushnu(Trono Sagrado), Acllawasi (Casa de las Escogidas), Intiwatana (Reloj Solar),Templo del Sol, Templo de La Luna, Kallancas (galpones para soldados) yandenerías.

Elguía nos va mostrando cada una de las construcciones y nos invita a subir a loalto del Ushno ubicado en el lado oeste de la plaza, es el más grande,comparado con los demás Ushnus repartidos en las principales llactas delTawantinsuyu. Su estructura es la de una pirámide rectangular formada por cincoplataformas, accediéndose a la parte más alta por una escalinata, todaconstruido en piedra. En la cima existe hasta el día de hoy un sillón doblelabrado en piedra, que según la tradición local estaba cubierto con láminas deoro y era el lugar donde se sentaban el Inca y la Coya (su esposa) paraimpartir justicia y presidir las ceremonias y rituales que se desarrollaban enla plaza. Detrás de esta estructura hay otra construcción que es consideradacomo el palacio de Pachacutec. Es de plano rectangular con tres puertas dejamba trapezoidal construido con gran calidad en su arquitectura, motivo por elcual se le atribuye la mayor importancia entre los edificios incas de laregión.

Al otro lado, a unos 20 metros del Ushno seencuentra la portada del sol que forma parte de una de las entradas que daacceso al palacio inca.

Ubicado al sur de la plaza actual de Vilcashuamánse encuentra el Templo del Sol y la Luna y otros edificios, posiblementeocupados por sacerdotes y demás personas encargadas de organizar y mantener elculto al dios Sol. Sobre los muros de este templo, después de la conquistaespañola fue construida la iglesia de San Juan Bautista. Esta Iglesia utilizólos muros y ambientes contiguos como parte del templo Católico, tal comosucedió en otros lugares, como el Koricancha en el Cusco y Huaytará en Huancavelica.

Recientemente algunas viviendasque ocupaban uno de los lados de este templo fueron removidas para mostrar entodo su amplitud la iglesia y los muros incaicos. La tarea de remoción y deordenar las piedras para darle una mayor presentación a este atractivo es arduay van contra el tiempo antes de que llegue la Semana Santa.

La plaza principal luceremodelada y muestra unos toques de decorado con caídas de agua, plantasnativas y algunas flores que dan cierto atractivo al parque.

Tras permanecer cerca de una horaen la ciudad de Vilcashuamán, retornamos a Pomaqocha para degustar en la cenaun agradable caldo de gallina.

Nuestra visita fue agradecida porlas anfitrionas y nos presentaron un conjunto musical para alegrarnos la fríanoche al cual acompañamos con una fogata.

laguna pomacocha

Al día siguiente Pomaqocha amanece tranquilo como ignorando nuestra presencia, poco a poco algunos visitantes se asoman por una de las arquerías observando el encanto de ungeranio que luce radiante.

El albergue turístico cuenta conlas comodidades para cumplir con las exigencias del visitante, así como undesayuno andino para recuperar energías.

A tan solo unos pasos delalbergue se encuentra la piscigranja donde se crían las truchas de maneranatural y de cuya pesca puede participar seleccionado una de ellas para serpreparado en fritura o parrilla.

El visitante que se queda enPomaqocha puede apreciar de la arquitectura de una iglesia colonial que yace enel olvido y en total abandono.

En este segundo día el itinerariocomprende la visita al bosque de titankas más grande del mundo que se ubica enel distrito de Vischongo a unos veinte minutos en carro desde Pomaqocha por lamisma ruta que conduce a Vilcashuamán. Para llegar a estos bosques se debealquilar caballos y hacer el recorrido en lomo de caballo hacia el titankayukque se encuentra a unos 2 horas desde el mismo distrito de Vischongo.

En el recorrido al bosque detitankas uno puede disfrutar de un hermoso panorama de toda la quebrada ysentir una sensación distinta a lomo de caballo subiendo la cuesta y cruzandopuentes y pequeños ríos; se siente viento helado, el aroma de las plantas y lasgotas frescas de la lluvia.

Luego de disfrutar un maravilloso paisaje de titankas empezamos eldescenso hacia vischongo, sacar las cosas del alojamiento y decir un hastaluego, porque después de esta hermosa experiencia es casi seguro que volveremosy quizá en la próxima visita sea usted el que cuente esta historia.

E-mail: angelcha27@hotmail.com

pagina web gratis