Esquina1 Esquina2
   MOTOXTREM
   VENTA Y REPARACION DE MOTOCICLETAS
   CARTRA DE CARAVACA S/N
   MORATALLA (MURCIA)
   TELEFONO 968 730 213
Logotipo de Yamaha Logotipo de Kymco      
Logotipo de Suzuki Logotipo de Honda

crea tu página web gratis
¿Cómo lavar la moto?
Antes de limpiar:
Cubrir salidas del silenciador con un tapón o bolsa de plástico, cuando
el motor este frío.
Aplicar desengrasador y ayudándose de un cepillo eliminar suciedad
incrustada. No aplicar el producto sobre sellos, juntas y ejes de las
ruedas.
Enjuagar con agua.
Precauciones-Recomendaciones:
Una limpieza inadecuada puede dañar parabrisas, carenados, paneles
y otras piezas de plástico. Usar únicamente un trapo suave y limpio o
con una esponja con detergente suave y agua. No usar productos
químicos fuertes.
Para quitar rayas sobre plásticos usar pulimento (polish) de calidad
después del lavado.
Si hay agua salada no usar agua caliente ya que se incrustará más.
Para quitar mosquitos es más fácil si previamente se cubre la zona
con un trapo húmedo durante unos minutos antes de la limpieza.
Después del lavado probar frenos y comprobar que estén secos antes
de usar la moto.
Limpieza:
Eliminar suciedad con agua tibia.
Aplicar detergente suave (o lavavajillas) con una esponja limpia y
suave.
Aclarar con agua limpia.
Usar cepillo de dientes para limpiar lugares de difícil acceso.
Secar la moto con una gamuza.
Usar abrillantador para las piezas cromadas y Abrillantador de
salpicaderos para los plásticos.

Comprobación - Cambio de Bujía
Las bujías deben ser comprobadas preferentemente por un
especialista. Deben cambiarse y comprobarse según cuadro de
mantenimiento de cada moto. El estado de la bujía puede indicarnos
como está el motor.
El aislamiento de porcelana que rodea el electrodo central debe tener
un color canela de tono entre medio y claro. Si presenta signos de
erosión del electrodo o acumulación de carbono debe cambiarse.
Precaución al apretar la bujía. Comprobar par de apriete según
modelo.
a=distancia entre electrodos, se debe
medir con una galga (medida según modelo).
Tensar Cadena
Para las motos con cardán revisar que no existan fugas de aceite del
engranaje final y cambiar aceite según periodos del fabricante.
Para las motos que tienen transmisión por cadena se debe hacer un
mantenimiento mínimo.
1º.Revisar la tensión de la cadena.
2º.Limpiar la cadena si esta muy sucia con disolvente especial y
después con agua y jabón.
3º.Engrasar cada 500-1000 km. con una grasa adecuada, son
mejores las especificas para cadenas de retenes ''O-Ring'' habituales
en las motos de gran cilindrada.
Subir la moto en un caballete.
Con cuidado, girar la rueda con la mano (¡¡no arrancar el motor!!),
aplicar grasa especifica en el interior de la cadena donde entra en
contacto con el piñón y la corona.
Esperar a que seque la grasa para evitar que salga despedida por la
fuerza centrifuga de la rueda. (esperar 1-2 horas).
4º.Comprobar el desgaste del kit de transmisión (piñón-cadenacorona)
que debe cambiarse a la vez ya que si cambiamos uno solo
de estos elementos acortaremos la duración de este
considerablemente.
Son 3 elementos de desgaste conjunto.
Apriete de Tornillerías y Engrase
Es importante apretar periódicamente la tortillería de toda la moto,
pero con cuidado de no pasar los tornillos (mirar par de apriete según
modelos).Engrasar pedales de freno, de cambio, manetas, puño de gas…y
demás giros con grasa de litio -Engrasar cables con aceite de motor.

Como alargar la vida al motor
Arranque en frío:
Cada intento de arranque debe ser breve de a fin de preservar la
batería.
1 .Tirar del estárter.
2. Una vez en marcha bajar el estárter a la mitad y una vez caliente
desactivar.
3.¡¡¡Nunca acelerar mucho el motor en frío!!!
Rodaje del Motor:
Aunque los motores modernos están rodados de serie, es conveniente
realizar un buen rodaje sobre todo en los primeros kilómetros (0-
1000 km) de vida del motor.
Conviene no forzar el motor en este periodo y evitar el
funcionamiento prolongado a todo gas o recalentamiento del motor.
Las diferentes piezas del motor se desgastan y pulen hasta sus
holguras correctas de trabajo. Por este motivo es importante tras
este periodo realizar el primer cambio de aceite y filtro limpiando
estos restos de material que se generan en un motor nuevo.

Usar buenos Aceites:
Un buen aceite ya sea Mineral o Sintético alarga la vida de nuestro
motor. Los aceites modernos dejan una película cubriendo todos los
elementos de roce del motor, de forma que al arrancar en frío estos
disminuyen su desgaste al estar lubricados igual que si el motor ya
estuviese caliente.
Baterías
Existen 2 tipos de batería:
MF: Sin mantenimiento, este tipo de baterías solo se pueden cargar
con un cargador especial (de tensión constante).
Con ácido: Requiere comprobar el electrolito y añadir agua destilada
si los vasos están bajos.
Recomendaciones:
No extraer los precintos.
El ácido es toxico y peligroso, que provoca graves quemaduras, evitar
contacto con la ropa y la piel.
Las baterías producen hidrogeno explosivo, mantener alejados
cigarrillos, llamas, chispas…
Asegurar ventilación.
Llevar a un Concesionario para manipulaciones y recargas de la
batería.
No abandonar baterías en otro sitio que no sea un lugar autorizado de
reciclaje ya que son muy peligrosas y contaminantes.
Si no se va a utilizar la moto durante más de 1 mes desconectar los
bornes y untar con vaselina. Mantener la batería cargada si no es así
se puede dañar irreparablemente.
Líquido de Frenos- Pastillas y Zapatas
Comprobar el funcionamiento de los frenos. Si es blando o esponjoso,
purgar el freno en un Taller. Comprobar el nivel de líquido de freno si
es hidráulico o la tensión de las zapatas o mordazas. Si es necesario
añadir líquido de frenos especifico.
Las Pastillas de freno se deben comprobar según el indicador (o
ranura) de desgaste de la pastilla.
Neumáticos: Para asegurar unas prestaciones óptimas, la
durabilidad y el funcionamiento seguro de la moto, se debe tomar
nota de los siguientes puntos, relativos a los neumáticos
especificados para cada modelo.
Presión de aire de los neumáticos. Se debe comprobar la presión y si
es necesario ajustarla.
NOTA: La presión debe mirarse en frío (temperatura del neumático
igual que la ambiente) y debe ajustarse en función de la velocidad, el
peso total del conductor, el pasajero y la carga. NO SOBRECARGAR
LA MOTO. Puede provocar daños en neumáticos, perdida de control.
No transportar objetos sueltos que puedan desplazarse durante la
marcha.
Revisión de los neumáticos: Desgaste mínimo de rodadura
(delantero y trasero) a = 1,6 mm.(según normativa en España) Si los
neumáticos están gastados, debe cambiarlos ya que a parte de ser
ilegal, reduce la estabilidad y puede provocar pérdida de control. La
sustitución de estas piezas debe confiarse a profesionales. Un
neumático que aparentemente este bien de dibujo puede presentar
desgaste o deformaciones interiores debido a que tenga muchos
kilómetros o que su fabricación sea de mucho tiempo atrás y estén
caducados. Recurra a profesionales de confianza para verificar estos
casos. Hay que tener en cuenta que el desgaste del neumático en una
moto es diferente a un coche, la banda de rodadura es diferente y el
contacto con el asfalto es menor, luego el desgaste es diferente.
También es distinto en función del tipo de moto y potencia de la
misma.
El nº. 1 del dibujo es el flanco, el cual hay que
comprobar si esta agrietado. Consultar Tablas de presión según
modelo.
RECOMENDACIONES:
1º.El neumático nuevo hasta que no haya sido ''rodado'' puede tener
adherencia relativamente baja sobre ciertas superficies, antes de
conducir a altas velocidades es recomendable una conducción
moderada aprox. 100 km/h.
2º.Antes de conducir deprisa hay que calentar los neumáticos.
3º.Ajustar siempre la presión de aire en función de las condiciones de
utilización.

Trucos de limpieza para tu moto


pronto




NUESTROS LUBRICANTES10 TRUCOS PARA TU MOTOMÁS AYUDA A LOS MOTORISTAS


MANTENIMIENTO DE FRENOS DE DISCO:

 

Los frenos de una moto son quizás el componente más importante a nivel de seguridad. No vale solo con tener un buen equipo, también hay que mantenerlo en perfecto estado para que si llega el caso, nos pueda salvar el pellejo.

No hay nada más desagradable y sobre todo más peligroso que una moto que frene mal. Salvo que la moto tenga más de 40 años, lo más probable es que si esto sucede, sea por un mal estado del sistema de frenos, así que vamos a ver como solucionarlo.

 

 

Además de sustituir las pastillas de freno cuando están gastadas, hay una par de operaciones de mantenimiento que ayudan mucho a tener una buena frenada.

Lo primero, vamos a hacer un breve repaso de cómo funciona un sistema de freno de disco, el más utilizado en las motos modernas.

Cuando apretamos la maneta de freno, desplazamos el embolo interior de la bomba, lo que provoca que la presión del líquido hidráulico que hay dentro del sistema de frenos aumente.

Como este líquido no se puede comprimir, transmite esa presión dentro del circuito, es decir, el interior de los latiguillos y de las pinzas de freno.

 

 

 

Como todo el circuito de frenos es resistente a la presión, la única parte móvil (los pistones), cede ante esta fuerza, desplazando con ellos a las pastillas y apretándolas contra los discos de freno.

En la foto se aprecia el alojamiento de los pistones en una pinza de freno de dos pistones simples. A mayor número de pistones, mejor se distribuye la energía sobre las pastillas, y por tanto mejor es la frenada.

A diferencia de esta pinza que solo lleva los pistones en un lado, la mayoría de las pinzas de altas prestaciones llevan los pistones opuestos (dos o tres en cada lado) para aprovechar al máximo la fuerza de frenado.

 

 

Cuanto más apretemos la maneta, más apretamos las pastillas contra los discos, provocando un rozamiento que, convierte la energía cinética de la moto en calor, haciendo que la moto se pare.

Como es lógico, este rozamiento hace que las pastillas se desgasten en forma de polvo.

Estos restos se quedan pegados al interior de la pinza, y si no los limpiamos cada cierto tiempo, se llegan a endurecer y a convertir en una capa dura que no hay manera de eliminar como se puede ver en la foto de la izquierda, nada que ver con la pinza limpia de la foto anterior.

 

 

Materiales necesarios:

1 bote de líquido de frenos DOT 5

1 trozo de macarrón de plástico transparente. (40 cm aprox)

1 bote de cristal con tapa.

1 spray de limpiador de frenos (contact cleaner)

Papel de limpieza

Herramientas para desmontar la pinza de freno: llaves allen y un juego completo de llaves acodadas

Un lugar estable y nivelado para colocar la moto. Si tiene caballete central, perfecto, en caso de no tenerlo es conveniente pedir un caballete de carreras para asegurar la moto.

 

 

Lo primero que hay que hacer es sacar las pastillas. Solo desmontaremos las pinzas de frenos si queremos limpiar a fondo el sistema, teniendo mucho cuidado de no doblar ni retorcer los latiguillos.

 

En la foto se aprecia claramente el pasador de retención de las pastillas. Suele ir tapado por una pieza de plástico y no debe ser apretado en exceso cuando lo montemos para no dañarlo.

 

Si la moto no monta latiguillos metálicos, puede ser el momento indicado para hacer este cambio, pero hoy aquí nos limitaremos a cambiar pastillas, líquido de frenos y a revisar todo el sistema a fondo.

 

Una vez retirado el pasador ya podremos sacar las pastillas. Si no podemos sacarlas con la mano habrá que hacer palanca con un destornillador plano entre el disco y las pastillas para separarlas. Mucho ojo al hacerlo para no dañar el disco, es conveniente protegerlo con un cartón o similar.

 

 

 

La mejor forma de limpiar las pinzas de freno es usando un limpiador de contacto en spray, no son caros y son fáciles de encontrar en cualquier tienda de recambios de automóvil.

Este tipo de productos se evapora muy rápidamente y no deja nada de residuo. Nada de ahorrar producto, hay que pulverizar generosamente para que el limpiador arrastre con el la suciedad.

Como se ve en la foto es conveniente poner un papel o similar para recoger el líquido que cae y evitar poner el suelo perdido.

 

 

Para asegurarnos bien de que los pistones se deslizan correctamente por sus guías, bombearemos muy despacio hasta que salgan ligeramente de su alojamiento, siempre muy despacio para evitar que se salgan del todo aplicando limpiador en el proceso.

Para asegurarnos de que los pistones no se salen podemos usar las pastillas de freno gastadas como tope y con un destornillador plano y mucho cuidado los volveremos a introducir en su sitio haciendo palanca en las pastillas, nunca directamente sobre el pistón.

Repetiremos la operación las veces que sea necesario hasta que veamos un tacto suave y continuo, sin saltos ni puntos duros.

Ahora que ya se supone que tenemos el sistema limpio podemos montar las pastillas nuevas y proceder al cambio de líquido.

 

 

 

 

 

 

En el mercado hay cientos de marcas de líquido de frenos y todas ellas son buenas, lo importante es asegurarse de la calidad del líquido a través de su clasificación DOT.

Esta clasificación tiene varios sistemas para medir la calidad de un liquido, pero la más importante es el punto de ebullición, es decir, la temperatura a la que el líquido comienza a hervir. Cuando esto sucede, se generan burbujas de gas que provocan el famoso tacto “esponjoso”. A diferencia de un líquido, el gas sí se puede comprimir, de tal forma que cuando apretamos la maneta, la fuerza que hacemos comprime las burbujas en lugar de apretar las pastillas contra los discos, por lo que perdemos potencia de frenado y la mayor parte del recorrido de la maneta se vuelve inútil, pudiendo incluso en casos graves, hacer tope con el manillar.

Para evitar esto hay que usar siempre líquidos de clasificación DOT 4 y mejor aún, DOT 5.

 

 

Otra característica de los líquidos de freno es que son muy corrosivos, se llevan por delante casi cualquier pintura y suelen dañar los plásticos, por lo que hay que evitar como sea que caiga sobre la moto.

Antes de abrir el depósito de líquido de frenos del manillar es necesario protegerlo con un trapo, un calcetín viejo o algo similar. Si el líquido cae sobre la moto, dejará una huella difícil de borrar.

 

 

Para cambiar el líquido debemos rellenar el depósito de frenos con liquido nuevo.

Ojo, cuando digo nuevo quiero decir NUEVO, de un bote a estrenar. Al poco tiempo de abrirlo el líquido de frenos adsorbe humedad del ambiente y pierde propiedades, hasta el punto de ser peligroso su uso. Nunca reutilicéis un bote viejo.

 

En las pinzas de freno encontraremos uno o varios purgadores. Tienen forma de tuerca con un tetón taladrado para dar salida al líquido y generalmente se accionan con una llave de 6 mm.

Para purgar el sistema hay que abrir el depósito de líquido. Para ello es necesario tener la moto bien asentada sobre una superficie estable y nivelada, con la rueda sujeta para evitar que por un golpe derramemos todo el líquido del depósito abierto., y una vez hecho presionaremos la maneta varias veces hasta notar un tacto duro.

 

En ese momento y sin soltar la maneta aflojaremos el purgador de la pinza lo justo para que salga el líquido usado y tan pronto como la maneta ceda lo volveremos a cerrar.

Al aflojar los purgadores, abrimos el circuito de frenos y el líquido sale por ellos, por lo que es necesario poner un macarrón de goma en el extremo de estos para que el líquido caiga en un lugar controlado y no por toda la moto. Lo ideal es un bote de cristal de mermelada, o similar como se ve en la foto superior. Este líquido lo llevaremos a un centro de recogida de residuos.

Repetiremos todo el proceso hasta que el líquido que salga por el macarrón se vea limpio.

Entre purga y purga hay que rellenar el depósito con nuevo líquido, teniendo mucho cuidado de que nunca baje el nivel de la mitad del mismo. Si esto ocurre podría entrar aire en lugar de líquido, y tendríamos que purgar el circuito desde el principio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Una vez acabado el proceso y cerrado el depósito comprobaremos el apriete de todos los tornillos y pasadores, verificaremos en parado que el tacto es correcto y daremos una vuelta despacio y tanteando el tacto de freno con mucho cuidado.

 

 

 

Antes de salir a carretera revisaremos a fondo que no haya pérdidas de líquido y aún así es necesario extremar las precauciones los primeros kilómetros y es conveniente revisar de nuevo tras una salida o viaje para asegurarnos que no se haya podido aflojar nada. Con los frenos no se debe jugar.


Pintura de piezas con spray.

 

 

La calidad de una pintura aplicada a spray nunca será comparable a la de una pintura aplicada a pistola, pero para piezas como carenados de circuito, o para los que no quieran complicar mucho el trabajo, puede ser una buena alternativa.

Lo principal es escoger bien el spray y sobre todo, preparar a fondo las piezas para no tener problemas de adherencia.

La pintura que contienen los sprays es de un solo componente y seca por evaporación del disolvente que contienen, o por oxidación al contacto con el oxígeno del aire. Estos últimos son más resistentes a las gasolinas o los disolventes, pero insisto, siempre mucho menos que una pintura de dos componentes.

La mayoría de los sprays que encontramos en las tiendas contienen pintura nitrocelulosica, sintética, de poliuretano o de poliester. Estas última son las más recomendables por su dureza y resistencia.

 

 

 

La parte más importante de un spray es la boquilla. Actúa de forma similar a una pistola y convierte la pintura del interior en pequeñas gotitas que son pulverizadas sobre la pieza. A diferencia de una pistola, aquí no se puede graduar la cantidad de pintura que sale ni el abanico. Lo mejor es pintar a ráfagas cortas y dando poca pintura de una vez.

Si nos pasamos es muy fácil provocar un descuelgue y tener que comenzar el trabajo de nuevo después de lijar.

 

 

 

Una de las aplicaciones más habituales de los sprays es el pintado de carenados de fibra para circuito. Sale barato, es rápido y bien hecho puede quedar muy bien. En este caso no es necesario dar imprimación antes del spray, normalmente agarra perfectamente, pero hay que saber que no aguantan gasolina o disolventes.

Sí es recomendable lijar con lija fina (grano 800) el carenado para que la pintura agarre mejor.

 

Pintado de carenados con varios colores.

 

Si queremos dar varios colores es necesario dejar secar el primero al menos 6 horas antes del segundo para que no se pegue la cinta a la pintura ni afecte a la capa anterior. Es bastante habitual que al aplicar un spray sobre una pintura vieja se agriete. esto es debido a que el disolvente ataca la pintura original. Solo se puede arreglar dejando secar y lijando de nuevo.

 

En este caso pintaremos unas llantas de aluminio y sin desmontar el neumático.

 

 

 

 

Para tapar las zonas que no queramos pintar, lo mejor es usar cinta de papel como la de la foto, pero siempre comprándola de calidad, las cintas de las tiendas de todo a cien no pegan lo suficiente y se levantan, pero además suelen dejar restos de adhesivo.

No recomiendo dejar la cinta en la pieza más de un par de días por el mismo motivo, después puede ser difícil eliminar el adhesivo.

 

 

Sobre todo es imprescindible limpiar a fondo la pieza y eliminar cualquier resto de grasa o suciedad. Un buen lavado con desengrasante y una pasada con un trapo inpregnado de disolvente la dejará como nueva y lista para aplicar la pintura.

En una llanta como la de la foto es conveniente lijar la pintura antes de dar el color. Mejoraremos el agarre y también el acabado.

 

 

En este caso, la llanta tiene el cerco pulido. Esto nos vendrá de perlas a la hora de cambiar los neumáticos. Como la pintura en spray es menos resistente, es casi seguro que se marcaría con la máquina de desmontar las cubiertas.

También si pintamos a pistola corremos este riesgo. Las llantas están pintadas con pintura en polvo que se aplica con una corriente eléctrica y se hornea a más de 200º. Hace falta una instalación especial, pero la resistencia es espectacular.

 

 

Una vez limpia la llanta debemos tapar los anclajes de los discos y cualquier zona que no queramos pintar.

Ya que no vamos a desmontar la cubierta, la taparemos también con cinta.

 

 

 

Con un cutter o bisturí nuevo (importante) cortaremos la cinta de la zona protegida. Para que el acabado sea bueno la cuchilla debe ser nueva o estar muy afilada, si no es así el corte será irregular y no quedará bien.

 

 

 

Hay que apretar con los dedos la cinta para evitar que la pintura se pueda colar entre las cintas. Por tapado que parezca, siempre hay una resquicio por donde se cuela la pintura.

 

 

 

También las zonas de contacto del disco de freno han de ser protegidas de la pintura. Aquí sí es necesario un buen pulso con el bisturí para lograr que la cinta no sobresalga ni deje zonas descubiertas.

 

 

Antes de realizar el corte es conveniente apretar bien la cinta con los dedos.

Al hacerlo se pega mejor sobre la pieza y es más fácil de cortar, evitando que se pueda romper al hacerlo.

 

 
Y de nuevo al acabar lo volveremos a repasar con los dedos por la misma razón.

 

 

 

Hasta dejar las ruedas (o las fibras, o los escapes...) completamente tapadas excepto la zona que queramos pintar. Si queremos un acabado en condiciones, la diferencia está en los pequeños detalles.

 

 
La aplicación de la pintura debemos hacerla a capas muy finas y moviendo el spray de forma rápida, en forma de pequeños toques. Si lo movemos muy despacio, o insistimos demasiado en una misma zona, lo más seguro es que la pintura se descuelgue.

 

 

Es mejor repetir el proceso varias veces sobre la pieza entera que intentar que coja el color a la primera.

Si damos un poco de tiempo entre capa y capa (2 a 5 minutos) evitaremos problemas y favoreceremos la evaporación de la pintura.

 

 

A diferencia de la foto anterior donde se aprecia el color rojo debajo del dorado, aquí ya se ve el color igualado. Si aplicamos el spray con capas un poco más gruesas lograremos un acabado más brillante que si lo hacemos pulverizando en toques cortos.
La distancia de pulverizado debe rondar los 20 cm.
Y ya tenemos la rueda acabada, o casi. El color dorado no era el esperado, y al final hubo que recurrir a otro spray de color bronce. Normalmente el color del spray se corresponde con el de la tapa, pero siempre hay diferencias.

 

 

Aquí ya se ve el color definitivo una vez retirada la cinta protectora. Si no hubiéramos puesto esta cinta, sería fácil que el disco no encajase de forma correcta y tendríamos que eliminar el exceso de pintura.

 

 

 

Y lo mismo en el cerco de la llanta. Gracias a haber usado una cuchilla en perfecto estado, el corte es limpio y sin escalones.

 

 

Y ya tenemos la pieza acabada y lista para montar.

 

CAMBIO DE ACEITE MOTOR 4 TIEMPOS



Para poder extraerse casi totalmente durante el cambio, el aceite demotor tiene que estar caliente. Mantenga el motor arrancado durante 5minutos. O también puede hacer el cambio a la vuelta de un paseo, porejemplo.
Deje, sin embargo, enfriarse el motor durante un tiempo.El aceite no tiene que estar hirviendo, ya que podría producirquemaduras. Para mayor seguridad, puede ponerse guantes de mecánico – ode látex – para evitar el contacto con el aceite caliente usado.

Tómeseel tiempo para colocar la moto sobre el caballete central, con objetode posibilitar la colocación de un recipiente bajo el cárter del motorpara recoger el aceite usado.

 

   
 

Si fuera necesario, afloje las fijaciones y retire los carenados que puedan molestarle durante el cambio

Extracción del tapón, del filtro y cambio

Antesde intervenir en un tapón de cambio de aceite, retire el tapón superiorde llenado para permitir que todo el aceite fluya.

Con ayuda de una heramienta adecuada, afloje el tornillo de vaciado del carter del motor que se encuentra debajo de la moto.

Previamente le habrá dado un golpe seco y plano de martillo en la tuerca de vaciado para facilitar el desenroscado

Acabede desatornillar con la mano (utilice su guante de látex si el aceiteestá demasiado caliente) y guarde el tornillo y la junta usada

Sino dispone de una llave de filtro, puede atravesar el filtro gastadocon un destornillador y utilizarlo como palanca para desatornillar elfiltro: tenga cuidado con las fugas y proyecciones de aceite.
Deje que el aceite fluya durante un buen rato en el recipiente de recuperación

Mientrastanto, retire la junta vieja del tornillo de vaciado y limpie eltornillo. En los tapones con extremidad imantada se limpiarán con untrapo los trozos de limadura que permanecen agarrados.

Retire el filtro de aceite con la ayuda de la llave de filtro

 

   
 

Utilice la llave de filtro al principio, y acabe de desatornillar el filtro manualmente.

ATENCIÓN : El filtro contiene aceite, no olvide colocar el recipiente debajo.

 

   
 

Esperehasta que el cárter se haya vaciado totalmente. El vaciado puede durarhasta 15 – 20 minutos según los motores y la temperatura del aceite.

Sea paciente.

Limpieza y montaje del tapón y del filtro

Cuandoel aceite deje de fluir, limpie las superficies de las juntas: tanto ladel filtro de aceite como la del cárter del motor con la ayuda de untrapo limpio.

Atornilleel filtro de aceite nuevo, empezando con la mano para no dañar el pasode rosca. Una vez que el filtro está en contacto, apriete con la mano ¾de vuelta como mucho. Si su mano no puede deslizarse hasta él, utilicela llave de filtro y atornille también ¾ de vuelta.

Antes de atornillar el filtro de aceite nuevo, aplique un poco de aceite para motor nuevo en la junta de goma del filtro.

Coloque nuevamente una junta de estanqueidad nueva en el tapón del cárter si fuera necesario:

  • En cada cambio se debe reemplazar una junta de cobre
  • La junta de aluminio puede usarse de nuevo, salvo que exista una marca pronunciada

Habidacuenta del bajo precio de la junta, más vale reemplazarla a cadacambio. Coloque nuevamente el tornillo del cárter del motor. Apriete eltornillo a mano y ajuste hasta el par recomendado por el manual.

Sino dispone de llave dinamométrica, apriete pero no mucho, para nodeteriorar la junta y estropear la rosca. Siempre es mejor apretar sinforzar, y apretar de nuevo más adelante si fuese necesario, antes queatornillar demasiado fuerte y causar algún deterioro.

Vaciarel aceite usado del recipiente de recuperación en una vieja lata deaceite, y llevarla a un punto limpio... y nunca a la basura.

Llenado y control

Colocarel embudo en el orificio de llenado y verter en pequeñas cantidades elaceite recomendado por el constructor. Introducir la cantidad de aceitenecesaria, ayudándose para ello de las graduaciones de la lata deaceite.

ATENCIÓN: Proceda por pequeñas cantidades para no verter demasiado.

Colocarnuevamente el tapón de llenado y calentar el motor durante 1 ó 2minutos con la moto parada. Comprobar el nivel del aceite con lavarilla o por la ventana y rellenar hasta la marca máxima: no olvideesto tras haber arrancado el motor, sobre todo si el filtro de aceiteha sido cambiado.

No olvide apuntar el kilometraje y la fecha de cambio para la próxima vez.

 

   


 

  

 

 

 






Enviar email
miarroba.es contador de visitas
Esquina3 Esquina4

pagina web gratis