crea tu página web gratis
Esquina1 Esquina2

Las Moradas deshabitadas

no existe el presente, pasado ni futuro, solo la Eternidad...

 

 
 
 
 

 

menu
crea tu página web gratis

Bueno, podemos escribir mucho sobre los pollos o las marránas... pero ahorita diremos brevemente de los pollos.

Hay muchas  versiónes en la red al respecto de esta historia conocida ya por muchos, pensaba recrearla, reescribirla y adaptarla... pero mejor tomé una de tantas versiónes, lo esencial es invisible a los ojos humanos, decía el Principito, * pues si mi principito, Hay cosas que se ven y perciben aún siendo no visibles por nuestros ojos y ótras al revés.

Aqui la historia:

 

... pero no estás enojado verdad?

 

 

En El águila que se creía un pollo, Anthony de Mello relata la historia de un águila que se muere creyendo que era un pollo (podríamos decir, usando ese cuento como alegoría, que los pollos son humanoides –carecen de capacidad de vuelo y de perspectiva-, y las águilas son los humanos). El cuento nos relata la historia de un granjero que roba un huevo de un nido de águila en una de sus excursiones a la montaña y se lo lleva con él a su granja. Allí se lo da a una gallina para que lo empolle. El aguilucho cuando nace ve a la gallina y cree que es su madre. Se cría entre pollos y aprende a comportarse como tal (asume que comportamiento es igual a identidad, dicho en el lenguaje PNL). Pero un buen día –porque el alma siempre se concede la oportunidad de rectificar y regresar al hogar-, mira al cielo y ve planear un hermoso ejemplar de águila. Extasiada el alma, arrebatado el sentido por tata majestuosidad, le pregunta a uno de sus hermanos pollo: "¿Qué animal es ese?" “El ave entre las aves, el rey de los cielos: un águila”, responde éste.”¡Cómo me gustaría poder volar como lo hace ese pájaro!”, dijo el águila que se creía pollo. “Nosotros no podemos volar, no somos águilas, somos simples pollos”, le replicó éste ( el poder de las creencias de referencia externa es lo que determina que mucha gente crea que es humanoide. Que ni tan siguiera le entre la más mínima duda y decida probar por sí mismo, cuál es su verdadera realidad ...). Ante dicha afirmación categórica, el águila que se creía pollo agachó la cabeza y, habiéndose creído que su comportamiento era su identidad, murió creyendo que era pollo.

 

* es curiosa la semejanza con el relato introductorio del autor de éste blog: me sucedió EXÁCTAMENTE LO MISMO con una chica que me regaló el libro por primera vez, pero a los 18 años, también me quería domesticar! 

                       

Image and video hosting by TinyPic

aqui la referencia de la prestada de ésta nota.

 

Bueno, hasta aqui lo dejo; no es necesario tanto rollo y cuento de mi parte.. ahora SÍ,  "A ECHAR ROLLO Y MÁS CUENTO", que no soy reformador ni pertenezco a las cofradias de la vela perpetua o a "la liga de la decencia y los buenos modales"; ya entendemos de qué se trata y cada quien haga sus evaluaciónes y notas personales, porque en primer lugar hablamos en primera persona, yo ya lo hize conmigo mismo.

Iré agregando mas reflexiónes aqui después, y al poco hablaremos de la marrána, asunto más complicado, aunque pareciera sencillo.

 

 

 

 

 

 

 

 

nos vimos!

 

 

 


Enviar email

contador de visitas
Esquina3 Esquina4

pagina web gratis