Lovely baby reborn

La ternura personificada en cada bebé

Un reborn, es un muñeco creado a partir de un molde de vinil o silicona. La realización de los bebés empieza por capas de pintura "genesis" que se curan en un horno a 130º durante 8 m. cada una de ellas, pueden llevar desde 8 capas hasta 12 o más, dependiendo de la forma que queramos darle. También se les hacen detallitos como por ejemplo: las venitas, rojeces de la piel, granitos, arañazos, las uñitas, cejas etc.... Una vez terminada la fase de la pintura se pasa a injertar el pelo, éste paso es el más complicado y el más bonito a la vez. Consiste en introducir con una aguja especial uno o dos pelitos en cada pinchazo, muchas veces se introducen más de la cuenta y ese sobrante hay que retirarlo con unas pinzas. Para que quede lo más realista posible se le suele dar inclinación a la aguja dependiendo de hacia donde se quiera el pelo, así podemos hacerles ese remolino tan oportuno que tienen casi todos los bebés en la cabecita.
Cuando está todo el pelo puesto y pegado, pasamos a poner los imanes (esto es opcional) para que después nuestro bebé pueda llevar su chupete, se pone por dentro de la cabeza, por detrás de la boca. También se suele poner alguno por la parte del pelito para después ponerle orquillitas o cualquier otro adorno en la cabeza.
Por último pero no menos importante se procede a rellenar cada una de las partes del bebés con dos clases de relleno, uno blandito y otro de peso. Este peso se reparte entre los brazos, piernas, cabeza y cuerpo para que al coger al bebé pueda tener los movimientos naturales de los bebés y el peso adecuado. Normalmente, se les suele caer la cabecita y hay que sujetarla al igual que si de un bebé real se tratara.
Para finalizar, se unen todas las partes, se le pone un pañal y su ropita todo de bebé autentico.

Como vereis es un proceso que puede durar de 2 a 4 semanas, aunque el resultado merece la pena.

Enviar emailcontador de visitas

pagina web gratis