Esquina1 Esquina2

VERDADEROS CREYENTES EN JESUCRISTO 

        MAY 21 2011 EL JUICIO FINAL

                                            ¿APOCALIPSIS 22:18?

menu
Todo ojo le verá
 

     Hace casi 2,000 años nuestro Señor Jesucristo vino personalmente a este mundo. El vino muy literal y físicamente como el Hijo de Dios y como el Hijo delhombre. Miles de individuos en la nación de Israel tuvieron el privilegio de verle durante un período de casi 40 años. Luego volvió al cielo, pero prometió que vendría otra vez. En el momento cuando se fue al cielo, dos ángeles dijeron a los apóstoles lo que leemos en Hechos 1:11:

 

   …¿Por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado

de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

 

    “Así vendrá” es un término muy ambiguo. Podría significar que El vendrá otra vez luciendo exactamente cómo cuando ascendió al cielo. Cuando vino la primera vez, vino como el Hijo de Dios y como el Hijo del hombre. Y “así vendrá” podría significar, por ejemplo, que vendrá otra vez como el Hijo de Dios pero en gran gloria. Tenemos que escudriñar la Biblia para aprender más de este asombroso evento, la segunda venida del Señor Jesús.

 

    Ya hemos aprendido que el tiempo de la segunda venida de Jesús tiene que coincidir con el tiempo del rapto, que a su vez coincide con el primer día de los 153 días del día del juicio. Esa fecha es Mayo 21, 2011. En ese día, los sepulcros serán abiertos, y todos los cuerpos muertos de los que antes fueron salvos serán resucitados como cuerpos espirituales glorificados. Al mismo tiempo, los cadáveres, huesos, etcétera, de todos los individuos que no fueron salvos que murieron previamente serán arrojados de los sepulcros como basura al suelo. Los que todavía estén vivos y que son cristianos verdaderos serán transformados instantáneamente en cuerpos celestiales, y serán arrebatados al cielo a la vista de todos los que son dejados atrás.

 

   En efecto, casi 6 mil millones y medio de personas que serán dejadas atrás sabrán que Jesús ha venido. Y podemos estar muy seguros de que es en ese momento del rapto cuando todos sin excepción verán a Jesús en Su segunda venida. Consecuentemente, podemos estar seguros de que la venida de Cristo, cuando todo ojo le verá, se identifica con el rapto. Esa es la razón por qué El vendrá “con las

nubes” (Apocalipsis 1:7), y “con las nubes” indica que El viene para castigar.

 

   Recuerde, el día del rapto es también el primer día del período de 153 días que dura

el día del juicio. Sin embargo, la Biblia no enseña en ninguna parte que en el día del rapto los

individuos de este mundo que no son salvos verán literal y físicamente a Jesús. Y no obstante, Apocalipsis 1:7 declara que “todo ojo le verá”.

 

      La solución a este enigma se encuentra, por ejemplo, en Juan 1:51, donde leemos que Jesús dijo a Natanael:

 

    Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.

 

     ¿Leemos en alguna parte de la Biblia que Natanael vio alguna vez el cielo abierto, y los ángeles subiendo y descendiendo literalmente del cielo sobre el Señor Jesús? Claro que no, la Biblia no indica nada parecido a eso. Sin embargo, si recordamos que la palabra “ángel” puede traducirse “mensajero”, y que cada creyente verdadero es un mensajero del Evangelio, entonces sabemos lo que Natanael tenía que ver. Cuando las personas se salvan, son hechas para ascender a los lugares celestiales en Cristo Jesús (Efesios 2:6). En otras palabras, cuando se nos da la salvación, estamos espiritualmente en los cielos con Cristo porque nos han sido dadas almas nuevas resucitadas. Instantáneamente, por decirlo así, entramos a los cielos totalmente por lo que Jesús hizo por nosotros. Y, por tanto, tenemos que ocuparnos en esta tierra de servir como embajadores de Cristo.

 

     En otras palabras, Jesús estaba diciendo a Natanael que él vería a personas llegando a ser salvas, y que ellas serían usadas por Cristo para predicar el Evangelio. La misma idea de ver a Cristo en el futuro, por ser un testigo de las acciones presentes de Cristo, se ve en la declaración que hizo Jesús a Caifás, el malvado sumo sacerdote, en Mateo 26:63-64:

 

Más Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el

Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús le

dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo

del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las

nubes del cielo.

 

     Caifás murió hace casi 2,000 años y nunca volverá a vivir. Caifás presenció a Jesús en la cruz, y se percató totalmente de que Jesús resucitó de los muertos. El estaba lo suficientemente familiarizado con la Biblia de su época (el Antiguo Testamento), para saber que Jesús llenó todos los requisitos para ser el Mesías. Como sumo sacerdote, Caifás debió haber conocido el Salmo 16:10, donde leemos:

 

Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea

corrupción.

 

    Vea también Mateo 27:62-66, Mateo 28:11-15, y Daniel 7:13-14. Muchas cosas sobrenaturales estaban sucediendo en la época de la cruz, cosas sobrenaturales que se identificaban con la profecía Bíblica. Caifás, sumo sacerdote, habría estado bien familiarizado con las profecías del Antiguo Testamento, relacionadas al Mesías que habría de venir, así que debería de haber sido capaz de ver que ciertamente Jesús es el Cristo que viene como el Gobernante supremo de la tierra y que completaría todo el proceso del juicio.

 

    Volviendo ahora a la profecía de que todo ojo verá a Jesús, podemos saber eso debido a los enormes eventos del rapto, y los eventos que causarán la apertura de todos los sepulcros, toda persona sin excepción sabrá que Cristo ha venido. El tendrá que venir para completar la salvación de los creyentes y tendrá que venir para completar el proceso del juicio sobre los que no fueron salvos. Debido a la gran importancia del día del rapto, examinaremos ahora otros dos pasajes que hablan de todos sin excepción viendo la venida de Jesús. Examinaremos Mateo 24:27-31, donde leemos:

 

Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el

occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre. Porque

dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.

E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se

oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del

cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá

la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las

tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes

del cielo, con poder y gran gloria enviará sus ángeles con gran voz de

trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un

extremo del cielo hasta el otro.

 

      Estos versículos enseñan muy claramente que la venida de Cristo será a nivel mundial. Es decir, la evidencia de que El ha venido será vista en todas partes del mundo. El hecho de que las tribus de la tierra lamentarán (versículo 30) coincide con frases tales como “lloro y crujir de dientes” que encontramos en otras partes en a Biblia. En efecto, todo el lenguaje de estos versículos se identifica totalmente con lo que hemos aprendido con respecto al día del rapto.

 

     ¿Pero por qué está insertado en este pasaje el versículo 28? Este enseña que habrá cadáveres, que harán que se junten las águilas. Es obvio que estas águilas estarán allí para devorar los cuerpos muertos que han sido arrojados de los sepulcros. La presencia de cadáveres enseña claramente que cuando la Biblia habla de resurrección de justos e injustos, ello definitivamente no está implicando que los que no son salvos serán resucitados a cierta clase de existencia consciente. En vez de eso, esto enseña que los que no son salvos serán resucitados (arrojados de los sepulcros) para ser profanados. Serán avergonzados aún más frente a los ojos de Dios y de otras criaturas celestiales.

 

    Entre más una persona conozca la Palabra de Dios sin llegar a ser salva, mayor será su vergüenza frente a los ojos de Dios. Esto es parte de su castigo. Esa es la razón por qué Jesús indicó que Capernaum, ciudad en la cual Jesús había ministrado largamente y no obstante casi nadie fue salvo, estaría bajo mayor castigo que Sodoma.

 

     Sodoma sabía muy poco de la Palabra de Dios. Leemos en Mateo 11:23-24:

 

Y tú, Capernaum, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás

abatida; porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han

sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy. Por tanto os

digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para la tierra

de Sodoma, que para ti.

 

    Del mismo modo, un predicador que no es salvo o un maestro Bíblico que aún esté vivo en el Día del Juicio, dependiendo de cuánto sabía de la Biblia, así será avergonzado frente a los ojos de Dios y del mundo, y como cadáver cuando muera, como parte de su castigo. Otro pasaje que tenemos que examinar es Lucas 17:36-37, donde leemos:

 

Dos estarán en el campo; el uno será tomado, y el otro dejado. Y

respondiendo, le dijeron: ¿Dónde, Señor? Él les dijo: Donde estuviere el

cuerpo, allí se juntarán también las águilas.

 

     Dos individuos están en el campo. Uno es tomado. El es un cristiano verdadero y es arrebatado para estar con Cristo. El otro individuo no es salvo, así que es dejado. Entonces vino la pregunta: ¿Dónde es dejado? La respuesta es que él es dejado donde está el cuerpo, y donde las águilas se juntan. Cuando la Biblia habla de un águila (singular), normalmente está hablando de Dios viniendo en juicio, o del amor compasivo de Dios por Su pueblo (Deuteronomio 33:11). Pero cuando la palabra “águila” es plural, se usa para significar que ellas están devorando los cadáveres como buitres o zopilotes (Mateo 24:28). Así que podemos entender que los que son dejados atrás en el momento del rapto serán compañeros de los cadáveres que habrán sido arrojados de los sepulcros.

 

          FAMILYRADIO                21 DE MAYO DEL 2011(EL FINAL)
 
contador de visitas
Esquina3 Esquina4

pagina web gratis