Gaira Virtual

Conoce a Gaira en la web

  • Carrera 11A 9-34
    Gaira - Santa Marta - Magdalena - Colombia

    Tel: 4 22 91 28 - 313 561 7252

    CRÓNICAS DE GAIRA 
    EN EL SIGLO XIX

    El contenido de esta página es el producto de la búsqueda de información relacionada con nuestra Gaira a través de la historia; es muy poca la información de nuestra localidad que se encuentra en la web y la existente es necesario recurrir a todos los medios posibles para encontrarla.

    He aquí algunos escritos:

    En el libro "Fiesta y Región en Colombia" de Marcos González Pérez, en un escrito de Edgar Rey Sinning, páginas 182-184 aparece:


    Fiestas religiosas y populares en el siglo XIX en Santa Marta

    "Son las ceremonias católicas las que determinan el ciclo de vida festiva. En los siglos anteriores eran tradicionales las celebraciones del Corpus Christi, La Inmaculada Concepción, la Navidad, los Reyes Magos, las fiestas patronales, la Semana Santa, con el tiempo otras fiestas tendrán importancia, tal es el caso de la de Pentecostés y la del 16 de mayo.


    En 1825 Gosselman asistió a Gaira (corregimiento cercano a Santa Marta) donde era tradicional esa celebración, coincidencialmente ese día tembló y al siguiente hubo dos temblores más, pero presenció danzas y cantos tradicionales y varios actos festivos sincréticos.


    En su diario consignó lo siguiente: "Por la tarde del segundo día (17) se preparaba un gran baile indígena en el pueblo; la pista era la calle, limitada por un estrecho círculo de espectadores que rodeaban a la orquesta y los bailarines….."


    En el siglo XIX tenían mucha resonancia las fiestas que se daban en Gaira, durante cuatro domingos seguidos de octubre, en homenaje a Nuestra Señora del Rosario. Según el periódico "El Churiador”, la noticia de la fiesta celebrada en 1848, aparece en las ediciones 18 y 25 de febrero de 1849 del siglo XIX, bajo el título "Gaira o los cuatro domingos de octubre”, afirma el autor que apesar de la pobreza, de poseer un clima agradable, aguas frescas de su río, el pueblo es célebre por las fiestas de este mes. Comenta que el pueblo duraba durante 11 meses desierto, pero en este mes es foco de diversiones y concurren gentes desde Santa Marta, muchas llegaban desde septiembre de poblaciones vecinas: Don Jaca, Mamatoco y hasta de Ciénaga, y "las más oscuras y miserables buhardillas son ocupadas por familias acomodadas”, quienes llegan a caballos, burros, a pié, eran grandes caravanas de peregrinos fiesteros, y al llegar la noche "las salas de bailes eran amenazadas por la lluvia, pues las salas de baile en Gaira son las calles y las plazas; las gaitas, rifas y paseos…”.



    Quieres saber más? haz  doble clic: /gairavirtual/archivo3.pdf


     


     

    En el libro Gobernación del Magdalena (1570 – 1670),escrito por Trinidad Miranda Vásquez, aparece lo siguiente:



    "Gaira: Pueblo situado a una legua de Santa Marta, posee puerto. A él llegaron los españoles al mando de Rodrigo Enríquez de Colmenares y hallaron que allí se encontraba el cacique principal.


    … cuando los españoles llegaron al puerto de Gayra hallaron muchas redes de pescar, pues se dedicaban a esa actividad aprovechando la abundancia de pescado de esta parte de la costa.


    … Del ímpetu de estos indios nos habla ya Fray Pedro Simón al tratar la expedición de Ojeda. A su llegada, en el puerto de Gayra, donde ya los indios por estar acedos de las ocasiones pasadas los estaban aguardando con tanto brío desde que descubrieron los navíos a una vista, que en el puerto se metían, el agua a la cintura, intentando flechar y matar a la gente de ellos… de los cuales mataron a dos con sus flechas, de la primera, que no puso en poco temor a los nuestros…se volvieron contra los nuestros con ímpetu de leones…”

     


     

     Remembrando a la "Batalla de Gaira” en el Cumpleaños de la Samaria



    La Batalla de Gaira se dió en 1510, 15 años antes de la fundación de la ciudad de Santa Marta, y representó la primera gran derrota de los españoles en el continente; armados de arcabuces, lanzas y cañones, perdieron ante los indígenas taironas, equipados solamente con arcos y flechas. 



    Aunque hoy hace 486 años el sevillano Don Rodrigo de Bastidas dio fundación formal a nuestra amada ciudad, tenemos conocimiento de vieja data que esta hermosa bahía era un lugar muy frecuentado por los españoles desde antes de 1525 para aprovisionarse de víveres, agua dulce y leña. Y es que nuestra privilegiada situación geográfica siempre ha sido valorada a través de la historia por aventureros y mercaderes que encontraron en nuestro entorno natural al paraíso perdido; Santa Marta y toda su área adyacente se convirtió en un campamento de paso obligado para los conquistadores españoles en su afán por descubrir el nuevo mundo.


    Es menester acordarnos que Don Rodrigo ya había pasado por aquí en 1501 comandando a las naves San Antón y Santa María de la Gracia. Que en lo que respecta a la avanzada conquistadora con sede en La Hispaniola, ya se hablaba entre los marinos de la existencia de un lugar mágico, considerado como un punto estratégico de abastecimiento, el cual quedaba ubicado entre la desembocadura del Gran Rio de la Magdalena y las montañas nevadas, y que para mayor exactitud se localizaba en la zona donde los ríos cristalinos besaban a las hermosas bahías. Se trataba de un territorio basto, virgen y fértil, que a día de hoy enmarca a numerosos nombres tales como Taganga, Gaira, Neguanje, Sisiguaka, Granate, Playa Lipe, La Aguja, El Morro, Concha, o Punta Betín, solo para citar algunos, pero que política y administrativamente estamos ante uno solo: El Distrito de Santa Marta.


    Con lo que no contaron los conquistadores de la época, era que los tesoros naturales del lugar eran protegidos celosamente por una tribu nativa denominada los Tayronas, los cuales no entregarían tan fácilmente su territorio. Prueba de ello es que el 23 de octubre de 1510 se produjo la primera derrota española en suelo suramericano a manos de los aguerridos Tayronas, en lo que los cronistas denominaron la Batalla de Gaira, en donde una veintena de indígenas fulminaron con sus flechas envenenadas a unos 60 exploradores españoles.



    Así lo dio a conocer el Capi Ospina Navia en su artículo "Los 500 años de la Batalla de Gaira” el cual fue publicado por el periódico El Espectador en el año 2008, y el cual reza:


    "(…)Tomás Joaquín Acosta (1800-1852), general de la República, geógrafo, periodista e historiador, escribió en 1848 el Compendio histórico del descubrimiento y colonización de la Nueva Granada en el siglo decimo sexto, basado en fuentes del Archivo de Indias de Sevilla.


    Dice Acosta, refiriéndose a la llegada de los españoles a nuestras costas: "…Rodrigo Colmenares, el cual salió por octubre del mismo año de 1510 de Santo Domingo con víveres y sesenta hombres, arribó a Gaira, en donde desembarcó sin precaución cuarenta y siete españoles para hacer agua y leña; fueron sorprendidos por los indios, que se habían emboscado, no escapando sino uno solo, que se salvó nadando, por haber hecho pedazos los indios los botes. Temeroso Colmenares de ser asaltado sin poder defenderse con los pocos soldados que le quedaban, dio vela en la misma noche y sin tocar parte alguna llegó al sitio de Urabá pocos días después”.


    GerardoReichel-Dolmatoff (1912-1994), en el libro Datos histórico-culturales sobre las tribus de la antigua gobernación de Santa Marta, editado por el Banco de la República en 1951, refiere al respecto: "En el año 1510, Rodrigo Hernández de Colmenares, quien había armado dos carabelas en Sevilla, mandó a tierra sesenta hombres a la Bahía de Gaira, con ocasión de una nueva exploración de estas costas. Al desembarcar para buscar agua dulce, unos veinte indios atacaron y derrotaron a los españoles, matando a cuarenta y siete con flechas envenenadas, mientras que siete de ellos se salvaron en tierra y desaparecieron para siempre(…)”.

     

    Tomado de: bitacorasamaria.blogspot.com



     LA  INDIA  CATALINA

    Una historia del Siglo XV



    Entre las huellas de la India Catalina

    Escrito por Hernán Urbina Joiro

     

    Colaboración especial de Yeneris T. Aritama Avendaño


    A partir de la página 46 de este libro se cuenta una historia sorprendente: La India Catalina era natural de Gaira, fue raptada en el año 1509 por Diego de Nicuesa quien la hizo esclava y fue libre cuando Pedro de Heredia fue a recogerla a Gayra entre la noche del 12 y la mañana del 13 de enero de 1533.

     

     

    En el siguiente link, encontrarás cosas impresionantes sobre la India Catalina, síguelo y te sorprenderás.

     



    http://books.google.com.co/books?id=wlZnxtMZmB0C&pg=PA49&lpg=PA49&dq=indigenas+Gaira&source=bl&ots=GEpdaYkv9k&sig=CePAFsH4L9YPfe898eOdf0_L1eM&hl=es&sa=X&ei=oiJzUOfPHuPj0QHt-IGoDw&ved=0CFIQ6AEwBg#v=onepage&q=indigenas%20Gaira&f=false

     




     

    Creación, Administración, Diagramación y Diseños:  Jacob Muñoz Meza contador de visitas

    pagina web gratis