Fisioterapia y Podología

                                               Presoterapia


     La presoterapia es un tratamiento médico y estético que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático. Entre los beneficios de la presoterapia, se destacan el tratamiento de edemas, la corrección de alteraciones en el sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir futuras formaciones.

      El tratamiento se suministra a través de cobertores o botas (especiales para la presoterapia) que recubren las piernas y glúteos y/o abdomen, a través de las cuales se realiza sobre el cuerpo una presión positiva que se va alternando en forma ascendente, por lo cual se le llama también presoterapia secuencial. A través de estas ondas de presión, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así con la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las várices.

      A pesar de que se suele relacionar a la presoterapia con un tratamiento contra la celulitis, es mucho más que un tratamiento estético contra la celulitis. Las mejoras cosméticas que se logran con la presoterapia son consecuencias directas de beneficios médicos o, expresándolo de otro modo, los trastornos como la celulitis y las piernas varicosas, son en realidad expresiones estéticas de un problema clínico, que puede deberse a una mala circulación, y ese es exactamente el trastorno sobre el cual la presoterapia actúa.

      La presoterapia logra reactivar el sistema circulatorio, aumenta la oxigenación del cuerpo, estimula el sistema inmunológico y tonifica los músculos. Además de estos beneficios médicos, encontramos entre sus ventajas estéticas que la presoterapia elimina y previene la celulitis, y modela y reafirma glúteos y piernas.

      Lo ideal es combinar el tratamiento de presoterapia con otras técnicas de eliminación de adiposidad como Indiba, Bodyter, u otro tipo de electroterapia, de este modo una vez destruida la celulitis la presoterapia nos ayudará a eliminarla totalmente de nuestro organismo.


                    Electroterapia


     La electroterapia dirigida a la estética consiste en la aplicación de varios tipos de ondas y corrientes de intensidad baja. En términos generales son procedimientos que aumentan la temperatura y la circulación en la zona, mejoran el metabolismo de las grasas, reafirman la piel y modelan los contornos del cuerpo.

Es muy conocido el uso de la electroterapia como método de gimnasia "pasiva”, que provoca contracciones musculares similares al ejercicio activo, que es la técnica utilizada principalmente en el tratamiento de la celulitis y las adiposidades localizadas, aunque también pueden utilizarse en casos de obesidad, flacidez y estrías. Otra de sus principales utilidades es la de servir de vía de penetración de sustancias terapéuticas que actúan sobre la zona tratada (electroporación o iontoforesis).

 

               

                Cosmetología Natural


     La Cosmetología es considerada como una rama de la Dermatología, que aplica los métodos necesarios para tratar las anormalidades de la piel, tanto de rostro y cuerpo, mediante la eliminación, corrección, o disimulación de alteraciones, en especial las del rostro por ser las más notorias.
     La piel es un órgano (el más extenso del cuerpo) elástico, flexible y resistente; es la barrera protectora contra todos aquellos agentes externos negativos que nos rodean.
La piel está formada por tres capas principales:
  • Epidermis: es la parte más externa de la piel, es aquí donde actúan principalmente los cosméticos, mediante la limpieza profunda, eliminando células muertas.
  • Dermis: bajo la epidermis, en esta capa es donde se produce la nutrición, se encuentran las fibras de colágeno, elastina, glándulas sudoríparas y sebáceas.
  • Hipodermis: es la capa más profunda de la piel, donde se forman glándulas y nace el cabello. En esta capa se forma y se reserva la elasticidad.
     El buen funcionamiento de los procesos bio-químicos producidos en estas tres capas es determinante para la salud y la belleza.
      Con el transcurso de los años, la piel pierde alguna de las características, como suavidad, elasticidad, tersura. En personas jóvenes también se pierden estas características si ingieren comidas muy ricas en grasas, insuficiente higiene y cuidado, abuso de alcohol y tabaco, o por excesiva exposición al sol.
      Los cuidados necesarios dependerán también del tipo de pìel que se tenga, así encontramos:

  • Piel normal: color rosado uniforme, lisa, fina, firme, sana, y de brillo moderado mate. Requiere cuidados para evitar la sequedad y prevenir la aparición de arrugas.
  • Piel seca: color blanco rosado, muy fina, opaca, rugosa, fácil descamación, y aspecto mate sin brillo. Es una piel muy permeable a las agresiones del exterior. Se beneficiará de un tratamiento limpiador, nutritivo, hidratante y regenerador. Es muy importante aumentar el consumo de agua.
  • Piel grasa: color cetrino, brillo intenso, aspecto oleoso en frente, naríz y mentón, espesor y grano grueso. Se debe aplicar un tratamiento limpiador, purificador, nutritivo y reequilibrante. 
  • Piel mixta: presenta zonas muy secas (mejillas), y grasas en frente, nariz y mentón. Aplicaremos un tratamiento limpiador, hidratante en zonas secas y equilibrante en zonas grasas.
  • Piel sensible: piel delgada, fina transparente, vasos sanguíneos a flor de piel (enrojecida), tendencia a picar, ardor, prurito, generalmente muy blanca, reacciona ante cambios bruscos de temperatura y ambiente. Es una piel que se tenemos que limpiar, hidratar, nutrir y descongestionar, así como acostumbrar un uso de bloqueador solar.


     En el centro Xtusalud solo utilizamos cosméticos naturales y de la mejor calidad para que tu piel se mantenga tersa y sana, hecho que puedes reforzar con la aplicación de un tratamiento conjunto de cosmetología e Indiba o electroterapia.


Enviar e-mail
contador de visitas

pagina web gratis