Domingo Herbella Rivero

  • crea tu página web gratis

    Algunas de las


    PEQUEÑAS GRANDES CUESTIONES DEL PENSAMIENTO

    01.01.2007


     


    INSTRUCCIONES PARA SER MAGO


    -¿Cómo puedo llegar a ser mago?

    Le pregunté a un gran maestro después de haberlo estado buscando durante mucho tiempo.

    Él me miró al momento y acto seguido me contestó.

    -Debes de hablar mucho, al que no puede oírte.

    Todos los días debes de mirar a los ojos, al que no puede verte.

    Escucharás atentamente, al que no puede hablar.

    Debes dejar que te toque,el que no tiene manos.

    Saborearás muy gustoso la nada.

    Olerás el espacio que queda entre tú y yo, hasta el punto en que ese espacio se vuelva inconfundible.

    -¿Por qué te ríes de mí y eres tan cruel conmigo?

    Eso que me estás pidiendo es imposible de conseguir.

    El acto seguido me miró,larga y pausadamente. Se giró y comenzó a dar pasos para alejarse de dónde yo me encontraba.

    En el momento en que ya una distancia nos separaba, él sin girarse exclamó.

    -Tú eras el que quería ser un mago, y un mago hace cosas que a la vista y la comprensión parecen imposibles.

    Tú nunca has querido ser mago.

    Y yo con cara de tonto y la cabeza gacha me marché de ese lugar.



    AYER

     

    Ayer escuché a un hombre, el cual predicaba la igualdad entre seres humanos.

    Ayer pude sentir a un hombre, que abrazaba a sus semejantes, como si de auténticos hermanos se tratasen.

    Ayer pude ver a un hombre, que cuando paseaba, se paró frente a un mendigo, el cual con sus zapatos rotos se había lastimado y de su herida manaba la sangre.

    Este ser lavó sus manchados pies ensangrentados, y una vez acabado, se descalzó y le colocó sus propios zapatos, quedando él así mismo descalzo.

    Ayer pude oler la fragancia de las rosas cuando este hombre pasó a mi lado, y miles de hermosas mariposas seguían sus pasos.

    Ayer bese la mano de ese hombre y tan solo con eso mi corazón se llenó de puro amor.

     

    Hoy he podido ver como ese hombre moría injuriado por aquellos a los que él les profería la palabra, el amor.

    Hoy he sentido el dolor delos latigazos que a este hombre le infringían aquellos, que anteriormente su mano habían recibido.

    Hoy he visto a un hombre que con sus pies y el resto de su cuerpo echo llagas, se le obligaba a llevarla más pesada de las cargas, y no vi a nadie que se parase a lavar sus heridas.

    Hoy he olido la sangre de un hombre, la cual manaba por sus cientos de heridas sin poder limitar el escape de su vida en cada abertura.

    Hoy el sabor de la sangre llegó a mi boca, en el momento en que a este hombre clavaban y con ella salpicaba todo en lo que a su alrededor había.

     

    Pero pude escuchar lo que este hombre decía mientras los latigazos recibía.

    -No son ellos los que infringen tanto dolor a mi cuerpo. Oh padre, perdona sus actos.

    No son ellos los que me injurian, son las circunstancias los que los obligan.

    No son ellos los que miran a otro lado cuando me ven así, es una pequeña parte de su ser la que los obliga.

    No son ellos los que en esta cruz me clavan, pues los que realmente me hacen daño se hallan lejanos y a buen recaudo.

     

    Perdónales padre, pues ellos no son dignos de ningún pecado.

    Perdónales padre, pues la vida en los días que vendrán, son el peor de los Purgatorios.

    Perdónales padre, pues yo los he amado y no puedo dejar de hacerlo, y si de esta cruz bajase y me restableciese, no habría nada en este mundo que me apartase del camino marcado para mí y por ellos.

    Pues ellos son y serán los constructores de todo camino.

    Para ellos he venido y es por ellos por lo que me voy.

    Déjales padre que disfruten del libre albedrío.

    Pues si pueden elegir,tienen la opción de hacerlo correctamente.

    Pero si tratas de imponer les algo, es seguro que tomaran la opción equivocada.

     

    Acto seguido sus ojos cerró y la muerte le sobrevino.

    Yo me quedé totalmente extasiado por su forma de proceder. Pues una vez frente al peor de los dolores,él eligió el más hermoso de los dones.

     

    EL AMOR AL PRÓJIMO

     





     EL TALLER DE GRANDES CUESTIONES

     

    Nos encontramos en el taller en el cual se formalizan las grandes cuestiones que al ser afectan.

    Pues bien un día llegó, en que a ese nombrado taller ninguna cuestión llegaba, nada había allí que tuviese que ser reparado. Así pues nos decidimos a trasladarnos al laboratorio de ideas por si ellos sabían lo que estaba ocurriendo, quizás una idea perdida les hubiese llegado.

    Una vez allí el gran maestro de toda idea adquirida nos comunicó, que ya hacía un largo tiempo en el que allí nada llegaba.

    Bien no me quedaba otra opción que el dirigirme al salón de la creación.

    En ese lugar por un largo pasillo debías de pasar. El tenía el suelo lleno de baldosas, unas negras y otras blancas y muy bien dispuestas. Eran impresionantes pero tenían una finalidad. Cada uno que allí se encontraba podía ver en ella un mosaico diferente. Era alguna cuestión que en su vida lo había marcado fuese para bien o para mal. Al final de este se podía ver la gran puerta que deberías de traspasar.

    Una vez traspasado el umbral, lo primero que se podía ver, era un era una rocambolesca situación.

    Se hallaban dos seres allí los cuales inertes en el suelo yacían. Apresuré mis pasos hacia el lugar en el que ese esperpéntico cuadro se hallaba.

    En el momento de llegado junto a ellos me agaché de Inmediato para cerciorarme si aún seguían con vida o si ya nos habían abandonado. Con el primero el cual era el más viejo nada se podía hacer ya por él, el  insigne maestro.

    Al segundo según lo toqué él se movió, y al momento por su boca un pequeño torrente de sangre salió.

    Acto seguido le pregunté.

    -¿Qué es lo que aquí a acontecido?

    Él como pudo se quiso incorporar un poco, cosa a la que yo ayudé de inmediato, y sin reparo alguno comenzó su relato.

    -Aquí como todos y cada día nos hallábamos mi maestro y yo, estábamos a la espera de que a él les urgiese una idea, en el debía de nacer, pues él era el maestro.

    Pero ya había un tiempo en el cual tan solo se repetía y a él ya nada nuevo se le ocurría.

    En ese momento y sin buscar, en mi cerebro una nueva idea surgió. Y sin ninguna malicia por mi partea mi maestro se la comuniqué.

    Él al comprobar que se trataba de una buena idea, con su sello la quiso sellar y al laboratorio al momento mandar.

    Pero no esperaba mi oposición y con ella se encontró. Pues ella mía había sido y yo la había parido.

    Él al momento de mí se rió,pues yo no tenía según él, el don de la concepción. Él decía que era imposible con mi juventud que tal evento se pudiese dar en mí.

    Era suya esa idea, lo único que había ocurrido, es que por mi boca había sido exclamada.

    Mi oposición se complicó,pero más rotunda la trabajé, pues ya no podía dar marcha atrás.

    Y con la violencia él me respondió,un gran bofetón me propinó con el fin de que yo cesase en mi oposición. Y él pensó en que así me apartaría y lo dejaría pasar a sellar esa mi idea.

    Yo ciertamente no podía ceder a tal maltrato y con profunda indignación y por mi ofuscación no sabía bien lo que estaba haciendo y antes de saberlo ya le había clavado una pieza de plata, que en su espalda se hallaba penetrada.

    Pero, ¡hay de mí! Pues mala suerte se apoderó de mí, pues selle la idea con mi sello y subí a meterla en el tubo receptoría para enviarla, de lo que no me había cerciorado es que con la sangre del maestro me había manchado y sin saber bien como un patinazo me hizo caer desde allá arriba al lugar en el que ahora me hallas, y de esta manera esa idea ha sido borrada y así nunca será valorada………………………………………………………….

    -¿Qué estás haciendo ahí parado?

    -No estoy muy seguro pero tengo la impresión de que una muy buena idea estuvo a punto de llegar, pero al instante siguiente ya nada tan solo en blanco me he quedado, lo que hubiese dado por saber cual era esa idea.



     



    EL ESPACIO ENTRE ÉL Y YO

     

    Es ese espacio tan diminuto, ya que en todo momento él puede pensar que es yo y pensar a que yo soy él.

    Es un poco liante o por lo menos eso es lo que llega a parecer, y es por eso que paso a tratar de darle una explicación a lo ya expuesto.

    Yo pienso que él es él,porque lo estoy observando desde la perspectiva de mi persona. Y él piensa que yo soy él por exactamente lo mismo, pues bajo su punto de vista él es yo, primera persona.

    Para que yo fuese él,debería de poder salir de mi cuerpo y transmutarme en él, y de esta manera podría darme de cuenta como él también es yo.

    Pues y por lo tanto todos somos él y yo, y el espacio que entre ambos existe. Es insignificante, tan solo depende del interlocutor que delante te encuentres.

     

     

    SUICIDIO INVOLUNTARIO

     

    Rin, Rin.

    -Sí, dígame.

    -Por favor, necesito ayuda.Pues algo me tiene atrapado y me está ahogando.

    -¿En qué lugar es, en el que usted se encuentra?

    -Estoy aquí justo a la orilla del único rió que por los alrededores fluye.

     

    Ella apresurada invoca al espíritu de la liberación, para que considere venir en su ayuda.

    Llegado el momento en que este pobre ser es encontrado. Lo que allí se puede contemplar, es a un pobre hombre con una especie de agua  sucia hasta el pescuezo.

    -¿Pero dígame, que es lo que lo tiene ahí retenido? ¿Sabe usted de que se trata?

    -Pues yo creo, que sí.

    -Pues, sin divagaciones dígame de que se trata, de esta manera mandaré cuanto antes a la liberación a que ejecute su trabajo.

    -De verdad, que de buen corazón yo te lo agradezco, pero ella nada tiene que hacer aquí. Pues lo que pude ver yo que me tiene, ha sido con tanta violencia mucho más grandioso, que todo lo que ese ser que viene contigo puede abarcar.

    -Por favor, ¿cómo puedo yo ayudarte entonces?

    -Pues de la única manera posible. Ámame, o no lo debes de hacerlo. Solo una de esas dos soluciones son las que puedes emplear para sacarme de esta extraña situación en la que me encuentro metido. Pues en realidad aquello que me tiene prisionero es el amor,y él es el único que de aquí puede sacarme, ya que he contemplado su rostro, y él de la duda que con el asomaba, era la impresión de toda impaciencia, y ella es la que tira de mí al fondo de la desesperación.

    ¿Dime, me amas?

    ¿El amor ha venido siguiendo tus pasos, y es por él, por lo que aquí te encuentras?

    -Amigo mío, debes de sentirlo dentro de ti, pues es la única manera. Él debe de manifestarse en tu interior.

    En ese preciso instante este ser se hundió sin remisión, y de él tan solo el vago recuerdo quedó.

    ¡Hay mi amor! Que cuando te busco nunca estás.

    Que cuando te ignoro apareces, y cuando no quiero ni verte, me acoges en tu duda de si o no.

    ¡HAY AMOR!

     


     



    LAS  LÁGRIMAS

     

    Las ventanas que en tu rostro se encuentran se hallan irrigadas por ese extraño líquido. La verdad, es que muy pocos somos los que le damos la importancia que tiene.

    Las lágrimas, ese líquido que representa el resorte de los sentimientos más estremecedores del ser.

    Ellas no nacen en los lagrimales, ellas son manipuladas por los sentimientos que en el alma se producen.

    Ellas que tienen el don deque con tan solo deslizarse por el rostro estremece a aquel que te ve llorar,es claro que si las palabras usares, la respuesta no sería la mitad de rápida y eficiente que de esta manera.

    Pues cuando las lágrimas veo caer y ese rostro humedecerse, por el acto de su precipitación, yo ya no puedo hacer otra cosa que no sea abrazarme a ese ser que de mi amor necesita.

    Pues es él a veces, el mejor aislante para esta pérdida de agua salada.

    Él es el único que puede restañar esa tubería oxidada.

    Pero él es también el culpable de que esa tubería reviente.

    Tranquilos, que tenemos alas lágrimas a aquellas encargadas de liberar el dolor del alma.


     




     

    LA GUERRA

     

    Que será lo que esa palabra profesa, que con tan solo oírla los pocos se frotan las manos y los más tiemblan en oscuros rincones con la débil esperanza de que hasta ellos no pueda llegar.

    Tú, la cual cuando estallas te esparces toda tú en sudor, barro sangre y desesperación.

    Tú, la amante de buitres cuervos y todo tipo de carroñeros  los cuales siempre dispuestos a saltar siempre sobre el próximo cadáver que caiga.

    Tú, amante de un extraño compañerismo, el cual sigue un extraño lema, "si tu caes yo también lo haré”.

    Tú, rencorosa que contigo espoleados todos los sentimientos del hombre animal recorren esos campos de muertos ausentes.

    Tú, que por tu causa lo que se daba como superado es lo que aquí se establece como ley absoluta.

    Tú, a la que el ser indigno por ti y en ti, cobra los galones que otros peores que el mismo le otorgan.

    Tú, la gran culpable de toda ínfima imagen de odio,que por toda tu existencia te perseguirá.

    Tú, amante de la muerte, que dejas que ella aproveche las migajas con las que tu ser se alimenta.

    Tú, principio y final de toda esperanza.

    Tú, la cual capaz de danzar por encima de miles de cadáveres, los cuales con el barro apegado en sus rostros sudorosos, que con la sangre mezclada darán con el tiempo un potente abono. A que paradoja, pues las flores rojas, que en ese campo nacerán ellas crecerán libres.

    Tú, síndrome de todo enfrentamiento, sin saber en un final por lo que esta empezó.

    Tú, amnesia de la libertad, con tus cárceles llenas de inocentes.

    Tú, naturaleza esquilmada monte quemado, quejido de toda nueva vida.

    Tú no nos vuelvas a molestar, pues después de toda la libertad, el amor y la comprensión son los ejes que manejan la existencia del ser humano.

     

    ¡¡¡OH, QUE BONITO SERIA ESTO SI FUESE CIERTO!!!


     UN COLGADO

     

    Un plácido día, en el cual me hallaba dando un paseo sin saber bien, el porque me introduje por una senda por la cual no solía pasear. En ese instante, en que la tranquilidad del paseo te obliga a relajarte,pude atisbar en lo lejos que en un árbol algo extraño se encontraba. Conforme me acercaba, pude saber de que se trataba. Allí había un hombre colgado por los pies. Me apresuré hacia él.

    -Estese tranquilo, que ahora yo le ayudo a bajar.

    Esto le decía con una cara seguramente de sorpresa y desconsuelo.

    -¡No se le ocurra! Pues que yo aquí me halle es cosa mía y voluntariamente aquí me hallo.

    -¡Ah bueno, si es así! Y si así usted lo quiere, pero podría decirme, ¿por qué?

    - Sí hombre, mire. En un principio intenté el colgarme por el cuello. Pero claro, me lo paré a pensar y llegue a la conclusión que la asfixia sería una despedida muy cruel, y esa fue la razón de que desechase el colgarme por el pescuezo. Y en ese momento pensé si por los pies me cuelgo, la sangre irá subiendo a la cabeza y así mi muerte sería mucho más llevadera.

    -Bueno, eso está bien pensado, pero mi pregunta radica en otra cosa, ¿porque ha llegado a tomar esa decisión?

    -Pues vaya tontería, ¿usted ve la televisión, oye la radio o lee la prensa?

    -Pues sí, casi todos los días hago ese tipo de cosas.

    -Yo hacía lo mismo y lo que en estos medios se plasmaba es lo que aquí me ha llevado. Dígame entonces de que se extraña, has de saber que mientras aquí me hallo en espera de la muerte puedo pasar unos gratos momentos como por ejemplo este, que ambos nos hallamos compartiendo.

    Quedé callado un momento pensando en esa respuesta queme había dado y al fin hablé.

    -Mire, me podría decir si por aquí cerca se encuentra otro árbol, pues usted tiene toda la razón.

     




    PACIENCIA

     

    El grado de la insolencia, el término del aguerrido ajusticiado. Pues él tuvo que tener en espera de su final.

    Expresión de aquellos que desesperan.

    Traidora consecuencia de los que nos dejan.

    A ti se te busca y tan solo se te obtiene en las peores situaciones.

    A ti paciencia, a la cual el enamorado ni te quiere nombrar, ni conocer.

    A ti, que el general te odia en espera de las ordenes que no llegan. Cuando llegan le ordenan paciencia y siendo esto algo que en absoluto conoce.

    Pobre de aquel que a ti te tiene, pues otra no le queda y delante del patíbulo mirando la orca piensa, cuanto antes mejor.

    ¡Ah paciencia! Que horrible tu espera.







    MADRE NATURA 

     

    ¿Quién es tu madre?

    ¿Quién es tu padre?

    ¿A quién le debes la vida?

    ¿Por qué la muerte?

    ¿Dónde se encuentra el universo?

    ¿Dónde están las soluciones a todas las preguntas?

    Todo esto se halla delante de ti, pero tú no tienes ojos para verlo. Tan solo debes llegar al campo y observar. Ahí se hallan todas las soluciones.

    Pues sin el impulso de la madre natura, tu nacimiento no hubiese sido posible.

    El padre constante de todo es aquel que solo en tu interior eres capaz de ver.

    El centro natural de toda existencia radica en la luz que en ti ha nacido en el interior,  y al exterior es trasladada a través de todo profundo y noble sentimiento.

    El grandioso universo radica todo el debajo de un tronco muerto vacío y putrefacto.

    La solución a todas tus preguntas se halla muy cerca de ti. A unos metros es seguro, y por último, y si tu observación algo ha crecido, te darás de cuenta que una pregunta me la he saltado.

    ¿Por qué la muerte?

    Esa es una cuestión desagradable para el que a un ser querido acaba de despedir. Pero siendo consecuentes con nuestra existencia te darás de cuenta que aquel que verdaderamente nos guía en nuestra vida, es su contrario. Pues de no ser así, quien quiere esta vida de sufrimiento y por lo tanto nos atenemos a la más vieja de las incógnitas, por si acaso es algo peor déjame vivir.





     

    ENTRE TÚ Y YO

     

    Entre tú y yo miles de diferencias insalvables existen.

    Los lagos de la ignorancia nos ahogan y en ellos nos es imposible nadar.

    El fuego de la pasión a uno lo quema mientras la otra mira como se consume.

    Los hielos de la indiferencia acucian el corazón de un convulso latido.

    El huracán del que dirán, se llevó con el los más hermosos recuerdos.

    La sinrazón del amor que tan solo una de las partes profesa, te lleva a la divagación de esta consecuencia.

    El poder conseguir, que la parte contraria te pueda amar también.

    La amargura de la verdad te arrastra al calor del más horrible de los desiertos.

    A este ya le conoces, pues siempre que de él escapas,el siempre espera tu pronto regreso.

    Tan solo él sabe la absoluta verdad y esta reside en el interior de tus tripas.

    Y esta no es otra, que la que hoy os confieso.

    Pobre tú hermano, pues en el momento en que la pérfida soledad te hecha la mano y tu rostro de los demás es capaz de diferenciar.

    ¡Hay pobre de ti! Pues su caza, ella jamás falla y entonces tu final con toda premura precipita sus consecuencias. Y es claro que la mayor de estas, es tu dolor por el amor el cual se vuelve tan altivo que ella rápida te localiza.

    Tu pasión se vuelve tan desmesurada que ella te aplasta sin remisión.

    En ese instante tu silencio llega y esa es la absoluta afirmación que con ella como compañera yacerás por siempre.

     




     

    DENTRO FUERA

     

    En mi interior miles de ideas luchan por salir.

    En mi exterior muchas vivencias crean recuerdos.

    En mi interior entiendo aquello que a mí me llena de sentimientos.

    En mi exterior debo de buscar el alimento preciso que mi ser necesita.

    En mi interior crece la admiración de esa hermosa estatua que en mi exterior contemplo.

    En mi interior crece el sentimiento que a mi exterior le dice más tarde, si para él es gustoso o no.

    En mi interior crece la angustia y la pena.

    En mi exterior el amargo llanto se produce.

    El dulce beso de la amada en el exterior es entregado.

    En el interior miles de bellas lucecitas y alegres mariposas crecen por doquier.

    ¿Qué es lo que realmente es exterior?

    ¿Qué es lo que realmente es interior?

    ¿Dónde empieza el interior?

    ¿Dónde la terminación del exterior?

    En realidad la existencia, ¿es exterior o interior?

    ¿El amor nace en el interior o en el exterior?

    Hermano, tú no te puedes responder y nadie puede. Es por eso que lo más importante de todo es:

    "Vive y deja vivir en el interior del ser y en el exterior de la persona.”







    RELIGIÓN

     

    Ella es la ignorancia, el miedo. Estos factores unidos nos dan como resultado la religión.

    Pues es claro que si tú no eres como yo, te digo,miles de dolores y horribles visiones te esperan por toda la eternidad.

    Nunca se te llegue a ocurrir intentar aprender más de lo que yo te ofrezco. Caerás en pecado, pues es el mal aquel, el cual te lleva al conocimiento.




    Haz siempre aquello que yo te digo, pero nunca mires aquello que yo hago.

    Muere y mata por mí, que yo dentro de mi palacio espero presuroso los resultados.

    Te estás muriendo de hambre y ella te dice: "no seas egoísta pues es muy buena la dieta para el cuerpo, y suelta en esta bandeja,que yo delante te postro aquello que ni tan siquiera tienes.

    Piensa que en el día que tú nos abandones y mueras,allí arriba te están esperando. Pero si no has hecho todo aquello que yo te he dicho, nada más obtendrás que sufrir por toda la eternidad.

    Tú que por el simplemente hecho, de haberte dado la razón, has adquirido un poder que no te corresponde.

    Y es por eso que tú crees que la verdad siempre de tu lado está, pues de no ser así, se purificará con el calor de la hoguera.

    ¡Ah desilusión de aquel que muere!

    ¡Ah terror del que vive en ti!

    Desde tu lecho formado por sangre, dolor y miedo pides para el pobre y lo haces desde el balcón del palacio más rico del mundo.


     

    EL ORGULLO DE LA FLOR Y LA HOJA SOBRE LA HIERBA


    En cierto campo una brizna de hierba se mecía orgullosa, ella dejaba que el mañanero sol iluminase sus gotas de rocío. Se sentía el ser más elevado y bello que podía existir, pues era más alta y tenía en posesión una pequeña gota más de rocío que las demás.

    De esta maravillosa manera, de ver su existencia un tiempo pasó. Una mañana, lo que parecía otra de esas briznas de hierbas comenzó a nacer al lado de donde nuestra protagonista se hallaba. En un principio, pues según crecía se comenzaba a trasformar, esta creció mucho más alta, que esta solitaria brizna y allá en lo alto se podía ver lo que parecía una flor en desarrollo. Hasta que a la mañana siguiente allí estaba esa hermosa flor en lo alto.

    Esta sí que era orgullosa, pues era mucho más alta que el resto. Mientras se estiraba feliz por su nacimiento a nada prestaba atención.

    Hasta que al final el susurro que para ella representaba la voz de la hierba, por fin le prestó un poco de su atención. Pues esa brizna la pobre ya no hablaba, chillaba.

    -¡Eh! Mírame, yo era la brizna de hierba más alta y hermosa que por estos lares existía. Pero mírame ahora, a tu lado no soy nada.¿Qué es lo que va a ser ahora de mí?

    -¿Qué culpa tengo yo, de que seas un ser tan poco evolucionado? Mírame a mí, poseo una hermosa flor la cual atrae a mis recolectores y de esta manera propagar mi especie. Pero mira que soy bella.

    En ese instante el llanto de esa pobre brizna de hierba se hizo mucho más lastimero, y sonaba más fuerte aquello que ella se decía a sí misma.

    -¡Ah pero que desgraciada soy!

    -Cállate ya, pesada ¿O es que voy a tener que aguantar tu desgracia de por vida?

    En ese momento un sonido muy fuerte se produjo. Este  cada vez se acercaba más y más, y apareció de repente la boca de una cabra, la cual engulló a las dos. Pero acto seguido escupió a la flor, pues cabra no era gustosa de comer ese tipo de vegetales.

    De repente se le pudo escuchar en el alto del árbol a una de las hojas la cual decía.

    -Mírame qué bonita soy, mírame. Va estas flores todas son iguales, y a la hora de la verdad ahí la tienes toda su belleza la cual yace en medio de las babas de una vulgar cabra.

    Observarme a mí que sin embargo soy tan altiva, que es seguro que ninguno de esos seres podrá dañarme jamás, je, je, je.

    Pero el tiempo pasa y no se detiene. El verano dio paso al otoño, y la muy orgullosa hoja cayó, y pasó así a ser abono de la tierra, el cual es necesario para el crecimiento de las hierbas y las flores.

     

    El orgullo al igual que esa hoja en su caída debe de hallarse en la parte más baja del ser.





     

    POSESIONES


    Tu horrible proceder, el cual nada bueno puedes traer.

    La hermosa mujer que poseída de una tan grandiosa belleza, hará todo lo posible y más, para que la vejez no asome nunca en su piel, y por lo tanto seguir con lo que ella entiende por belleza.

    Pasará grandes dolores y se llegará a ruinar para que aquel que la vea la encuentre bella.

    Que realmente triste resulta la posesión, pues el peor de los tormentos llega en el instante en que se tiene que mirar al espejo, pues ella quiere pero no puede verse.

    Ella ya nunca se verá y tan solo puede ver aquello que los demás de ella han resaltado, y lo verdaderamente hermoso sigue oculto a la luz esperando un día ser rescatado de tal oscuridad.

    El egoísta que se deja poseer por la pasión que el dinero puede significar para él. Está perdido, pues es muy claro que su lema es cuanto más tengo, mucho más quiero.

    ¿Y qué será lo que le puede ocurrir en el momento en que todo llegue a perder, y por lo tanto se rompiese esa posesión?

    Pueden ocurrir dos cosas, las cuales van a estar definidas en la preparación que el individuo tenga.

    Primera, y esta es casi la más segura, este ser voluntariamente pase a dormitar en el sueño eterno.

    Segunda, él y de una vez por todas recobre en su interior la autentica libertad.

    La posesión hacia los demás es mucho más horrible todavía, si se puede.

    Tú te crees el dueño de esa persona a la que mantienes en perpetua dominación. ¿Y qué es lo que ocurre en el momento en que ella quiere volver a obtener su libertad, y poder alejarse de ti?

    Pues bien, todos sabemos que por culpa de estos enfermos las listas de las muertes de género son mayores día a día. Pues no ven más salida que matar al ser amado, porque es mía.

    Es por eso que yo te digo, cuanto menos poseas mejor y cuanto menos te dejes poseer es mejor todavía.

    Quiérete, y así deshazte de tu propia posesión. Y de esta manera comenzarás a querer a los demás sin necesidad de tener que poseerlos.





     

    LA LUVIA

     

    Cual dictatorial elemento, ella es la única que puede establecer cuando te puedes empapar. En plena calle, en el monte, en el campo o donde tu imaginación tenga a bien posarse.

    También existe una gran variedad de seres los cuales la llevan esperando y suplicando que ella haga acto de presencia sobre sus tierras. Ellos precisan del magnífico elemento. Aquel que con su fluir es capaz de convertir a la resquebrajada tierra en fuerte y abundante pasto.

    Hay en otros muchos lugares, que el líquido elemento se precipita sobre lo que ya se halla empapado, produciendo con esto la ruina de aquellos que allí se encuentran.

    A lo que en realidad debo de trasmitir, que no es la límpida agua lo que yo espero que en mi corazón impregne con su fluir.

    Yo pretendo que en lo más profundo de mi ser, la fuerte tormenta que en el empape todo. Derrame no el agua, que es lo que suele traer una tormenta. No, la tormenta interna que yo me hallo esperando, debe de empaparlo todo con el más sincero y profundo amor. Aquel que casi nadie conoce,pues existe tan solo para muy pocos. Este fluir será de comprensión, de respeto y de todo noble sentimiento.

    Esa lluvia especial y placentera irrigaría el resquebrajado pedazo que la ignorancia, el egoísmo y todo sentimiento negativo que en mí echaron raíces.

    Abonará el amor escondido y marchito, doblegando la parte herida de este dañado corazón.

    Ven, ven pronto amada lluvia y vierte sobre mí el magnífico sentir de la superación.

    Haz que mi ser supere todo miedo, y así se expanda en el sentimiento que la confianza de tus aguas me brinda.

    Ayúdame a sentir la ambición de ayudar a todo el quede mi necesite.

    Abre con tu poderoso fluir mis oídos y déjame escucharla simpleza de la voz de los sentimientos, el cual los produce al acercarse alas ideas.

    Lava así mis ojos desde el interior. Y deja que con miles de cristalinas lágrimas al exterior se precipiten siempre que el dolor ola pasión así lo necesiten.

    Debes de admitir con tu cuerpo vital que ambos nos necesitamos. Aunque certeramente sepamos que somos culpables de aquello que turbiamente ocultamos. Pues ambos de esta manera el fondo horadamos.

    Tu extraño ser que sin una forma definida, todas las formas eres capaz de adoptar.

    Adopta ahora por favor mi forma, pasa a todo mí ser y ayúdame a que el valor no me falte, en el momento que delante de mi amada me encuentre, y ante ella la mayor de las incógnitas le vaya a desvelar.

    Tú, que al igual que torrente te conviertes en el más hermoso de los remansos, debes de pensar que tan solo eres una emanación de lo que la lluvia te es capaz de dar.

    Ella que es la culpable de la sequía que en mi produce su ausencia. En mí el amor ya no diluvia. En mí la soledad se plantea como única señora.

    El torrente límpido espero que por mi alma cruce llevándose con él, este malicioso sentir que la ausencia de ti me ha producido.En mí el amor llueve. Ahora en mí la luz despertó hasta el último rincón de mi alma.

    Ahora el refulgir que la luz produce hace que me quede extasiado con el pensamiento de aquello que nunca había tenido.

    El más puro amor brotando en el más verde jardín de la esperanza.

     

     


     

    TU MI CUPIDO


    En un triste día de invierno me encontraba yo con mis pensamientos paseando por unos hermosos acantilados. Desde allí observaba la furia que el mar portaba. Esta era  por falta de aquello que más anhelaba. Rugía con su gran bramido y su eterna amenaza. Era una gran fuerza la de este gran elemento. El imponía por su grandeza. Llegaba a interiorizar en mí ser y hacía que pensase en lo  insignificante que puede sentirse cualquier persona ante tamaña demostración de poderío. Creo que algunos seres que se tienen por todo poderosos deberían de practicar esta cura de humildad.

    Así me hallaba en esta forma de pensamiento, cuando de repente pude atisbar a unos metros de mí una pequeña y trémula figurita, la cual se hallaba con su vista perdida en el profundo horizonte.

    Al momento en mi interior se manifestó la idea de que algo no marchaba bien. Así que procedí a acercarme con mucha cautela pero sin demora.

    En el momento en el que me encontraba mucho más allegado a aquel pequeño ser pude ver los detalles que componían su persona.

    El era de un color de pelo rubio. Aunque podría decir sin equivocarme que era blanco. Lo tenía rizado, unos tirabuzones caían hasta mucho más debajo de los hombros. Era como si las caracolas del mar se lo hubiesen pasado tan bien con su pelaje que este tomó la forma de estas.

    Su piel, toda ella totalmente blanca te hacía pensar que todo en ese ser era tan puro como el color del que se encontraba envuelto.Una bella cinta de color rojo apartaba los pelos de su cara y esta caía a su vez por debajo de sus hombros terminando a su espalda. Su única prenda era un pequeño taparrabos del cual se encontraba orgulloso, pues no tenía porque ocultar las facciones de ese cuerpo suyo.

    También pude atisbar que de su espalda colgaba un carcaj y un arco.

    En ese preciso instante me propuse llamarlo. Abrí la boca para pronunciar las palabras a utilizar, pero antes de que un sonido mi garganta produjese, el se giró para mirarme.

    Sus profundos ojos azules, me parecía que el color del mar se hubiese instalado en ellos, y su cara de niño, se apoderaron de mí. Me encontraba totalmente hipnotizado. Entonces sin previo aviso el comenzó a hablar sin palabras.

    -¿Qué es lo que tú quieres?

    En un primer momento el asombro se mezcló con el miedo, pero me sobrepuse y comprendí que leía su pensamiento y él haría lo mismo con el mío. Así que pensé en alto, lo que yo quería decirle.

    -Tuve una duda de que es lo que pretendías hacer, y creo que algo muy malo te ronda esa cabecita tuya.

    -Y así es, como ya habrás averiguado soy el rey del amor y estoy aquí porque pienso suicidarme.

    -¡Eso es una locura! Dime ¿Por qué piensas hacer talcosa?

    -Pues porque mi trabajo ha llegado a su fin, las personas ya no se aman. Ellas tan solo aceptan como fiel aliado al odio.

    -¡Te equivocas! Eso no puede ser del todo cierto, para poder odiar antes tienes que amar.

    -Sí, cierto es aquello que estás a plantear.

    -Pues entonces tu trabajo no esté bien planteado. Debes de haber sometido al ser humano a un amor tan intenso, que en ese momento hastiado por tal sentimiento ha optado por dejarlo y escoger de momento a su contrario.

    -Dime tú, que como ser humano puedes responderme.

    ¿Qué es lo que a ti más te gusta el odio o el amor?

    -Esa es una pregunta trampa, pues es sabido y tu como ser divino que eres, deberías de saberlo yo prefiero el amor sobre todas las cosas.

    -Dime entonces ¿Porque puede el odio hacerse cargo delos seres que a ti te rodean, y tú mismo odias también?

    -Porque soy un ser libre y por lo tanto puedo elegir aquello que en cada momento dentro de mí se manifieste.

    -Pues justo por eso por lo que mi existencia llega a su fin.

    Y sin darme cuenta de lo que estaba a ocurrir, este maravilloso ser se precipitó por ese tremendo acantilado en una violenta caída la cual sin poder evitarlo acabaría por matarlo. Y yo sin poder hacer otra cosa que mirar, tenía que sufrir el peor momento al que la humanidad se haya podido enfrentar, la muerte del amor. Seguía sin poder evitarlo, mirando esa caída,pero justo en el momento en que él iba a impactar contra el suelo…….me desperté sudando.

    Miré a un lado y a otro, y ahí, en su esquina como siempre se hallaba mi esposa, mi amada. A la cual miré intensamente y me pareció mucho más bella de lo que yo nunca pudiese recordar. Ella se despertó y me preguntó.

    -¿Qué es lo que pasa, qué es lo que estás haciendo?

    -No estoy haciendo otra cosa, que contemplarte y quiero que sepas que eres mi amor y tú tienes la culpa de mi existencia. Sin tino sería posible.                                       

    Acto seguido comenzamos a hacer el amor, toda la noche hasta que los rayos del sol ruborizados por tanta pasión dejaron a la mañana totalmente roja.

    Esa fue la noche, que selló un amor eterno. Pues yo no quería verme involucrado en el suicidio y final del amor.

    Pensando llegué a la conclusión, de aunque tan solo sea una pareja la que se ame, es suficiente para que Cupido siga con su hermoso trabajo.

     





         
    contador de visitas

    pagina web gratis