Etiqueta del Dojo

Rei
"Cortesía"
« El Karate empieza y termina con la cortesía. »

A la hora de practicar Artes Marciales, existen una serie de normas de conducta que se deben conocer y respetar.

El Karate-do es japonés, y como todo lo japonés está impregnado de esa cultura. En Japón se otorga a la etiqueta, la cortesía y el respeto la máxima importancia. Por ello, los japoneses son las personas más civilizadas y disciplinadas de la Tierra. Para el resto del mundo es de sentido común reconocer el valor de la educación y los buenos modales.

El Maestro Funakoshi presidiendo una clase de Karate.
(~1955)
« Cualquiera que estudie Karate debe antes que nada colocar un gran valor y respeto en la cortesía, educación y gentileza. Cualquier karateka que ha perdido la cortesía y la gentileza ha perdido ya el espíritu del Karate. La cortesía y la gentileza deben ser respetadas no sólo durante las sesiones de entrenamiento sino también en cualquier lugar donde uno pueda estar, en cualquier momento, y sea lo que sea pueda estar haciendo. »
[fgkk: p.5] [fgko: p.6] [fgkn: p.47]

Principio y final de la clase


Lo primero que se aprende en una escuela de Karate-do (Dojo) es que para entrar y salir del tatami siempre hay que saludar. Este saludo (ritsu-rei) es una reverencia hacia el Kamiza, el lugar sagrado donde se encuentran las fotografías de los Grandes Maestros.

Ritsu-Rei

Antes de comenzar la clase y al finalizarla, todos los alumnos forman en filas (seiretsu) mirando hacia el Kamiza. Allí se encuentra el Sensei (Maestro) mirando hacia los alumnos, que se colocan de mayor a menor grado, de forma que los alumnos con mayor rango ocupan las primeras filas y los principiantes las últimas. Una fila también se ordena de izquierda a derecha (mirando hacia el Kamiza) según el grado de sus componentes. El alumno de mayor grado dentro de la fila es el que se encuentra más a la izquierda, y el que se encuentra más a la derecha el de menor grado. Entre alumnos con el mismo grado (dohai) se tiene en cuenta la antigüedad.

El Sensei se colocará en seiza (sentado de rodillas). El alumno de mayor grado (Senpai) ordenará "seiza" y todos los alumnos acatarán la orden arrodillándose. Al colocarse en seiza se debe apoyar en el suelo primero la rodilla izquierda y después la derecha.

 
Seiza

El Senpai ordenará "mokuso" (meditación) y todos cerrarán los ojos e intentarán concentrarse durante unos instantes, hasta que el Senpai ordene "mokuso yame" (parar de meditar).

Si es al final de la clase, en este punto se recitará el Dojo Kun (Preceptos del Dojo).

El Sensei girará para colocarse mirando hacia el Kamiza. Seguidamente el Senpai ordenará "shomen-ni-rei" (saludo al frente) y todos saludarán en esa dirección (hacia el Kamiza o Shomen). Al saludar desde seiza las manos se colocan sobre el suelo formando un triángulo y la cabeza se dirige hacia ellas.

Za-Rei

El Sensei girará de nuevo para volver a colocarse mirando hacia los alumnos. El Senpai ordenará "sensei-ni-rei" (saludo al maestro) y todos los alumnos harán lo propio. Si es al final de la clase los alumnos pronunciarán al realizar este saludo las palabras "arigato gozaimashita sensei" (gracias maestro) agradeciendo la instrucción recibida.

Con la orden "otagai-ni-rei" (saludo recíproco) se realizará un nuevo saludo.

El Sensei se levantará y los alumnos harán lo mismo cuando el Senpai diga "tate" o "kiritsu". Al levantarse desde seiza primero la pierna derecha y después la izquierda.

Se realizará entonces un saludo de pie (ritsu-rei) en la posición musubi-dachi con el que finalizará el ceremonial. Entonces empezará la clase o se dará por terminada.

Durante la clase

Si llega tarde, debe esperar en seiza fuera del tatami hasta que el Sensei le permita incorporarse a la clase.

Siempre se pedirá permiso al Sensei para entrar o salir del tatami.

Cualquier orden del Sensei debe acatarse de inmediato.

Sea absolutamente serio en el entrenamiento. Esforzarse siempre al máximo es fundamental para progresar. El Sensei conoce a sus alumnos y sabe lo que puede exigir a cada uno según sus posibilidades. No se le va a pedir nada que no pueda realizar o al menos intentar. Por ello, no piense que sus superiores (Sensei y Senpai) son demasiado exigentes. Nunca olvide que ellos también fueron principiantes y saben lo que es estar en su lugar.

Cualquier compañero de grado superior (Senpai) debe recibir respeto por su parte.

Las correcciones nunca deben entenderse como críticas, sino como valiosos consejos que nos ayudan a mejorar y por los que deberíamos sentirnos humilde y profundamente agradecidos.

Al trabajar con un compañero siempre se debe saludar (saludo recíproco) antes y después del ejercicio. Este saludo es una muestra de respeto y agradecimiento hacia el compañero que nos presta su cuerpo para que nosotros podamos practicar y progresar.

Oss

"Oss" es una expresión formada por dos kanji () cuyos significados son "empujar" y "resistir".

En Karate-do se pronuncia esta expresión al saludar a las personas (cuado se recibe una constestación).

Uso de "oss" en el saludo
  • Se dice "oss":
    • Al saludar al Maestro (Sensei ni Rei).
    • En el saludo recíproco (Otagai ni Rei).
     
  • No se dice "oss":
    • En el saludo al entrar o salir del tatami.
    • En el saludo al frente (Shomen ni Rei).
    • Al saludar antes o después de realizar kata.
    •  
 
« Quien piensa sólo en sí mismo y es desconsiderado con los demás no está cualificado para aprender Karate-do. »
 

 

El Saludo en Karate

El saludo esta presente en todas las culturas occidentales u orientales como muestra de respeto y cortesía hacia la persona o personas a las que nos dirigimos. Cada cultura tiene una forma diferente de saludar, en el caso de los occidentales es un apretón de manos.
En los orientales una inclinación de la parte superior del cuerpo.El saludo debe estar lleno de intención de respeto y no quedarse sólo en un gesto mecánico.
En el Dojo:una vez parados se pone en posición "Yoi” (Parados, pies separados ancho de cadera y brazos estirados empuñados).
La inclinación se hace en "Heisoku Dachi” (talones y pies juntos con manos a los costados).
Si no se tiene un saludo respetuoso, el arte marcial que se haga no será bueno. Cuando dos personas que practiquen Karate-Do se encuentran y se inclinan para el saludo respectivo; la persona que posea menos grado y menor jerarquía debe inclinarse primero como signo de respeto y consideración.
Luego la otra persona se inclina.
Tambien al ingresar o salir del Dojo el alumno o Instructor debe saludar al lugar.
El Dojo merece el MÁXIMO DE RESPETO en cualquier instante.

 

 El dojo y el sensei

El recinto donde se practica del Karate-Do se denomina en japonés DOJO, tradicionalmente llamado lugar sagrado donde nos entrenamos física y mentalmente
Todo lugar puede ser considerado un Dojo, según un dictado budista.
Un Dojo es un cosmos en miniatura, donde entramos en contacto con nosotros mismos, con nuestros miedos, ansiedades, reacciones y hábitos. Es una área de conflictos confinados, donde nos enfrentamos a un oponente que no es un oponente, sino un compañero, empeñado en ayudarnos a comprendernos mejor a nosotros mismos. Es un lugar donde podemos aprender mucho en poco tiempo sobre quien somos y como nos comportamos en el mundo. Los conflictos que ocurren en el interior del Dojo nos ayudan a entender lo que ocurre fuera de el. La concentración total y la disciplina exigida en el estudio del Karate-do continua a lo largo de lo cotidiano. La actividad en el Dojo nos pide que busquemos constantemente cosas nuevas, siendo así también una fuente de aprendizaje en la terminología Zen, una fuente de autoiluminación.

Todo Dojo es presidido por un SENSEI, que significa maestro en japonés. SEN quiere decir "antes”, y SEI "nacido”, así que, aquel que ha nacido antes de nosotros es nuestro maestro. Esto quiere decir: El que se inicio antes en esta práctica (nació antes), no en la edad cronológica, ya que algunos maestros son más jóvenes que los alumnos, pero si en la sabiduría en términos de conocimientos.

El SENSEI de las artes marciales se asemeja mucho al maestro Zen; el no busca al discípulo ni le impide que se marche. Si el alumno desea ser guiado en un camino duro y difícil que exige habilidad y destreza, el instructor está dispuesto a actuar como guía y a cuidarlo a lo largo de este camino. El papel de instructor, es delegar en el alumno las tareas que sea capaz de realizar, dejándole después que tome sus propias decisiones en función de su sentimientos y habilidades. El alumno puede seguir los pasos de su guía o elegir algún atajo alternativo por decisión propia.


 

 

LINKS:


https://www.facebook.com/academiashotoryukaratedo/



Instagram :








 
contador de visitas

pagina web gratis