Esquina1 Esquina2
SU ASISTENTE MARY                                        

                                                                                                                                                                                                                                                                                                   TRANSLATOR OF PAGES WEB翻譯網頁ВЕБСТРАНИЦЕ ПЕРЕВОДЧИКصفحات الويب المترجم
वेबपेजट्रंस्लैटरpáginas web tradutor


                                                                             

LA HIPOCRECIA DE UN TIRANO                              

…Los soldados fueron rechazados; pero Carrillo sitió al pueblo con 8 regimientos y acabo por incendiarlos; las mujeres y niños que se habían refugiado en la iglesia murieron quemados. Los relatores de la matanza de Temosachic, Chih., consideran que los muertos fueron entre 800 y 2, 000

…En 1908, el precio corriente por cada hombre era de 45 pesos, las mujeres y los niños costaban la mitad; en 1907, ante la crisis, el precio era 60 centavos por hombre…

…Los esclavos mayas mueren con mas rapidez, que nacen y don Enrique Zavala me dijo que dos tercios de los yakis mueren durante el primer año de su residencia en la región. De aquí que el problema del reclutamiento me parecían muy graves. Desde luego, los yakis llegaban a razón de 500 por mes…

...Los trabajadores menores de edad duran más que los adultos; le recomiendo usarlos con preferencia a los otros. Le puedo proporcionar a usted mil niños cada mes, menores de catorce años y estoy en posibilidad de obtener su adopción legal como hijos de la compañía, de manera que los pueda retener legalmente hasta que lleguen a los 21 años.

-Pero, ¿cómo puede adoptar mi compañía como hijos a 12000 niños por año? ¿Quiere decir que el gobierno permitiría semejante cosa? -le pregunté.

-eso déjemelo a mí, -contestó el Señor P, significativamente-, lo hago todos los días. Usted no paga los $50 hasta que tenga en su poder a los niños con sus papeles de adopción...

...Don Porfirio Díaz se ha reelegido ocho veces como Presidente y otras tantas a ha sido elegido por UNANIMIDAD nunca ha tenido opositor en las urnas electorales. La experiencia de la sucesión presidencial se repite en los estados donde la reelección sin oponente es regla que tienen muy pocas excepciones. El gobernador del estado se mantienen en su puesto como si fuera vitalicio, a menos que por alguna razón pierde el favor de Don Porfirio, lo que rara vez su sede...


La esclavitud y el peonaje en México, la pobreza y la ignorancia y la postergación general del pueblo se deben, en mi humilde opinión a la organización financiera y política que en la actualidad rige en ese país; en una palabra, a lo que llamaré el "sistema” del general Porfirio Díaz.

POR LO MENOS 10 DE LOS 32 ESTADOS Y TERRITORIOS ERAN ESCLAVISTAS. LOS DEMÁS PRACTICABAN EL PEONAJE, que es una variedad contractual.

…En 1876 el Gral. Díaz ocupó con sus fuerzas la capital mexicana y se declaró así mismo presidente provisional. Poco después convocó a una supuesta elección y se declaró así mismo Presidente Constitucional. Con supuesta elección quiero decir que puso soldados en posesión de las urnas electorales e impidió, por intimidación, que apareciera cualquier otro candidato en su contra…

J.K. Turner
Sociólogo norteamericano, que vaticinó la revolución mexicana con varios años de anticipación de acuerdo a los estudios realizados en este país.

A la izquierda la carta de renuncia del Tirano Porfirio Díaz después de la caída de Cd. Juárez, Chih., en manos de Pancho Villa, en donde perdió la mitad de su ejército y grandes pertrechos de guerra. Tenía planeado la estrategia de la pinza; dividió a su ejército en dos y abrazar a los revolucionarios desde el centro hasta estrangularlos, pero, Pancho Villa, rompió una de las tenazas, quedando sin efecto la estrategia, por este hecho fue llamado el Cartago moderno. Por observadores internacionales.

El inhumano dictador, murió exiliado en Biarritz, Francia, en 1915 en un charco de porquería, conocida actualmente como disentería. Desde su exilio estuvo conspirando contra la nación y a favor de los extranjeros. Por él murieron un millón de personas durante la revolución.

De la noche a la mañana, pueblos enteros fueron desalojados por el ejercito de Porfirio Díaz, sus habitantes eran echados al monte, los que se oponían eran asesinados, sus casas y pertenencias eran incendiadas (tratándose de tierras petroleras); cuando las tierras eran de siembra: sus habitantes eran notificados para que desocuparan sus casas, pertenencias y sembradíos o en caso contrario en un término de 2 meses pasaban a ser PROPIEDAD MUEBLE de la "Hacienda” y de sus nuevos amos, así se formaron las grandes haciendas en México y se consolidó la ESCLAVITUD Y EL PEONAJE mediante una ley injusta que hizo Díaz, en provecho personal y de los extranjeros y una elite de familias amigas del dictador: La LEY DE REGISTRO DE LA PROPIEDAD: FUE UNA ÉPOCA DE TERROR Y SANGRE.

Su legado fue: La esclavitud; el peonaje; leyes injustas; la entrega de la soberanía nacional a los extranjeros; La concentración del poder del estado en su persona con la subordinación del poder legislativo y judicial (el presidencialismo); la suplantación de las elecciones, por la sucesión presidencial; la concentración de la riqueza nacional en unas cuantas manos las haciendas y los monopolios; la corrupción como base de su gobierno (el narcotráfico, varios de sus gobernadores y militares lo manifiestan, pero dicen lo utilizan para hacer obras pías) ; la represión a cualquier iniciativa de democracia, el asesinato político y la Ley Fuga, la desaparición de personas, la Pena De Muerte entre sus causa se incluía a los huelguistas; la desaparición de la pequeña propiedad y la propiedad comunal; la discriminación de los mexicanos en su propia tierra y la destrucción de la Constitución y la República de Juarez, estos fueron los legados que dejó el malvado asesino y ladrón Porfirio Díaz.

Prodefensa


LA ERA PORFIRISTA

...Los hombres que estaban a la cabeza del gobierno de Sonora deseaban sus tierras y vieron una oportunidad de lucro cuando el estado mandó un cuerpo militar; por eso hostilizaban a los yaquis...

...Todo soldado que maté a un yaqui -me dijo un médico militar que sirvió dos años en las tropas que combatían a los yaquis y a quien conocí en la ciudad de México- percibe una recompensa de 100 dólares.. Para probar su hazaña, el soldado tiene que presentar las orejas de sus víctimas. Traed las orejas, es la orden de los oficiales. Con frecuencia he visto una compañía de soldados formados en una plaza y a algunos de ellos recibir cien dólares por un par de orejas...

MAMA NOS LLEVAN AL MAR
"Un coronel del ejército, Antonio Rincón, en julio de 1892, tomó prisioneros a doscientos Yaquis, hombres mujeres y niños y los embarco en el cañonero El Demócrata, echándolos después al agua entre la desembocadura del rio Yaqui y el Puerto de Guaymas -PERECIERON TODOS-”

El 17 de mayo de 1892, el general Otero, del ejército mexicano ordenó aprender a los yaquis, hombres mujeres y niños que había en la ciudad de Navojoa, Sonora y colgó a tantos que agotaron las cuerdas disponibles, siendo necesario usar cada una de ellas cinco o seis veces.

...En lugar de enviar a pequeños delincuentes a cumplir sentencias en la cárcel, los vende como esclavos en Valle Nacional. Y como se guarda el dinero para sí, arresta a todas las personas que puede. Este método es el que siguen, con pequeñas variantes, los jefes políticos de todas las principales ciudades del sur de México...

...El principal tratante de esclavos de México bárbaro: Porfirio Díaz...

...Una noche del mes de junio de 1879, nueve hombres, prominentes ciudadanos de Veracruz, fueron sacados a rastras de sus camas y, de acuerdo con la orden telegráfica del General Díaz mátalos en caliente , el Gobernador Mier y Terán los alineó ante una pared y los fusiló...

...Ricardo Flores Magón me mostró una vez una lista de más de 50 periódicos que fueron suprimidos y otra de más de cien de sus directores que fueron encarcelados durante el tiempo en que él estuvo luchando para publicar un periódico en México...

...En Mapimí, Durango, el abogado Francisco A. Luna fue golpeado y herido a cuchilladas por escribir contra el gobierno...

-Toda expresión política de los demócratas fue ahogada con mano de Hierro-

...La aparente tranquilidad de México es forzada por medio del garrote, la pistola y el puñal...

...Las matanzas han sido norma reconocida del régimen de Días. La matanza de Rio Blanco, las ejecuciones de Cananea, Velardeña, Juchitán, Oaxaca...

La mejor prueba de que era suya esa política como norma se evidenció en su notable brindis al General Bernardo Reyes, después de la matanza de Monterrey, N.L. de 1903: -SEÑOR GENERAL, ESA ES LA FORMA DE GOBERNAR-...



J. K. Turner
Llegó a afirmar: "SIBERIA ES UN ASILO DE HUÉRFANOS COMPARADO CON YUCATÁN” vino a México para investigar las Horribles afirmaciones sobre la esclavitud, algunas veces se hizo pasar como comprador de esclavos para obtener de primera mano la información que aparece en sus libros, que fueron prohibidos por el gobierno de Díaz, igual que varios más, como el del escritor Ingles Arnold Frost en su libro llamado UN EGIPTO AMERICANO, que comparaba los esclavos egipcios con los mexicanos. Igual suerte corrió Narración De La Esclavitud En Las Plantaciones De Hule Propiedad De Los Norteamericanos, escrita por Herman Whitaker


LA HUELGA DE RIO BLANCO VERACRUZ Y LA MATANZA

Se dice que el mayor orgullo del gerente Hartington -inglés-, de edad mediana y ojos acerados, quién vigila el trabajo de 6000 hombres, mujeres y niños, estriba en que la fábrica de textiles de algodón de Rio Blanco no sólo es la más grande y moderna en el mundo, sino también las que producen mayores utilidades respecto a la inversión...

Si se hacen largas 13 horas diarias -desde las 6 a. m. hasta las 8 p.m. -Cuando se trabaja al aire libre y a la luz del sol, esas mismas 13 horas entre el estruendo de la maquinaria, en un ambiente cargado de pelusa y respirando el aire envenenado de las salas de tinte… ¡qué largas deben de parecer! El terrible olor de las salas de tinte nos causaban nauseas, y tuvimos que apresurar el paso. Tales salas son antros de suicidio para los hombres que allí trabajan; se dice que éstos logran vivir, en promedio, unos 12 meses. Sin embargo, la compañía encuentra muchos a quienes no les importa suicidarse de ese modo ante la tentación de cobrar 15 centavos más al día sobre el salario ordinario...

En México no hay leyes de trabajo en vigor que protejan a los trabajadores; no se ha establecido la inspección de las fábricas; no hay reglamentos eficaces contra el trabajo de los menores; no hay procedimientos mediante el cual los obreros puedan cobrar indemnización por daños, por heridas o por muerte en las minas o en las máquinas los trabajadores, literalmente, no tienen derechos que los patrones estén obligados a respetar...

Además de esta ausencia de protección por parte de los poderes públicos, existe la opresión gubernamental; la maquinaria del régimen de Díaz está por completo al servicio del patrón, Para Obligar A Latigazos Al Trabajador Que NO Acepte Sus Condiciones...

6000 trabajadores de la fábrica de Rio Blanco, no estaban conformes... Todavía estaban menos conformes con la moneda en que se pagaba; está consistía en vales contra la tienda de la compañía, que era el ápice de la explotación: en ella le empresa recuperaba hasta el último centavo que pagaba por salarios. Pocos kilómetros más allá de la fábrica, en Orizaba, por los mismos artículos podían compararse a precios menores de entre 25 y 75 %; pero a los operarios LES ESTABA PROHIBIDO COMPRAR sus mercancías en otras tiendas.

Sin embargo, los obreros se preparan para luchar. Organizaron en secreto un sindicato: el Círculo De Obreros ; efectúan sus reuniones, no en masa, sino en pequeños grupos en sus hogares, con el objeto de que las autoridades no pudieran enterarse de sus propósitos.

Tan pronto como la empresa supo que los trabajadores se reunían para discutir sus problemas, comenzó a actuar en contra de ellos. Por medio de las autoridades políticas, expidió una orden general que prohibió a los obreros, bajo pena de prisión, recibir cualquier clase de visitantes, incluso a sus parientes. LAS PERSONAS SOSPECHOSAS DE HABERSE AFILIADO AL SINDICATO FUERON ENCARCELADAS inmediatamente además de que fue CLAUSURADO un semanario conocido como Amigo De Los Obreros y su imprenta confiscada.

En esta situación se declaró una huelga en las fábricas textiles de la ciudad de puebla, en el estado vecino, las cuales también eran propiedad de la misma compañía; los obreros de puebla vivían en iguales condiciones que los de Rio Blanco. Al iniciarse el movimiento en aquella ciudad -según informó un agente de la empresa-ésta decidió dejar que la naturaleza tomase su curso, puesto que los obreros carecían de recursos económicos; es decir, se trataba de rendir por hambre a los obreros, lo cual la empresa creía lograr en menos de quince días.

Los huelguistas pidieron ayuda a sus compañeros obreros de otras localidades. Los de Rio Blanco ya se preparaban para ir a la huelga; pero, en vista de las circunstancias, decidieron esperar algún tiempo, con el objeto de poder reunir, en sus escasos ingresos, un fondo para sostener a sus hermanos de la ciudad de Puebla. De ese modo las intenciones de la compañía fueron frustradas por el momento, puesto que a media fracción, tanto los obreros que aún trabajaban como los huelguistas, tenían manera de continuar la resistencia, pero en cuanto la empresa se enteró de la procedencia de la fuerza que sostenía los huelguistas poblanos, cerró la fábrica de Rio Blanco y dejó sin trabajo a los obreros. También suspendió las actividades de otras fábricas en otras localidades y adoptó varias medidas para impedir que llegara cualquier ayuda a los huelguistas.

Ya sin trabajo los obreros de Rio Blanco formaron pronto la ofensiva; declarar una huelga y formular una serie de demandas para aliviar hasta cierto punto las condiciones en que vivían; pero las demandas no fueron atendidas...

6000 obreros y sus familias empezaron a pasar hambre. Durante dos meses pudieron resistir explorando las montañas próximas en busca de frutos silvestres; pero esto se agotaron y después, engañaban el hambre con indigeribles raíces y hierbas que recogían en las laderas. En la mayor desesperación, se dirigieron al más alto poder que conocían, a Porfirio Días, y le pidieron clemencia; le explicaron que investigará la justicia de sus causas y le prometieron acatar su decisión.

El Presidente Díaz simuló investigar y pronunció su fallo., Pero este consistió en ordenar que la fábrica reanudara sus operaciones y que los obreros volvieran a trabajar jornadas de trece horas sin mejoría alguna en las condiciones de trabajo.

Fieles a su promesa los huelguistas de Rio Blanco se prepararon a acatar el fallo; pero se hallaban debilitados por el hambre, y para trabajar necesitaban sustento. En consecuencia, el día de su rendición, los obreros se reunieron frente a la tienda de raya de la empresa y pidieron para cada uno de ellos cierta cantidad de maíz y frijol, de manera que pudieran sostenerse durante la primera semana hasta que recibieran sus salarios.

El encargado de la tienda se rió de la petición. "A ESTOS PERROS NO LES DAREMOS NI AGUA es la respuesta que se le atribuye. Fue entonces cuando UNA MUJER, MARGARITA MARTÍNEZ, exhortó al pueblo para que por la fuerza tomaran las provisiones que le habían negado. Así se hizo. La gente saqueó la tienda, la incendió después y, por último prendió fuego a la fábrica, que se hallaba enfrente.

El pueblo no tenían intención de cometer desordenes; pero el gobierno sí esperaba que éstos se cometieran. Sin que los huelguistas lo advirtiera, algunos batallones de soldados regulares esperaban fuera del pueblo, al mando del General Rosalío Martínez, nada menos que el subsecretario de guerra mismo. Los huelguistas no tenían armas; no estaban preparados para una revolución; no habían deseado causar daño; su reacción fue espontánea y, sin duda, natural. Un funcionario de la compañía me confió después que tal reacción pudo haber sido sometida por la fuerza local de policía, que era fuerte.

No obstante, aparecieron los soldados como si sugieran del suelo. Dispararon sobre la multitud descarga tras descarga casi a quemarropa. No hubo ninguna resistencia. SE AMETRALLÓ A LA GENTE EN LAS CALLES, SIN MIRAMIENTOS POR EDAD NI SEXO; MUCHAS MUJERES Y MUCHOS NIÑOS SE ENCONTRABAN ENTRE LOS MUERTOS. Los trabajadores fueron perseguidos hasta sus casas, arrastrados fuera de sus escondites y muertos a balazos. Algunos huyeron a las montañas, donde los casaron durante varios días; se disparaba sobre ellos en cuanto a eran vistos. Un batallón de rurales se negó a disparar contra el pueblo; pero fue exterminado en el acto por los soldados en cuanto éstos llegaron.

No hay cifras oficiales de los muertos en la matanza de Rio Blanco; si las hubiera, desde luego serían falsas. Se cree que murieron entre 200 y 800 personas la información acerca de la huelga de Rio Blanco la obtuve de muchas y muy diversas fuentes: de un funcionario de la propia empresa; de un amigo del gobernador, que acompañó a caballo a los rurales cuando éstos casaban en las montañas a los huelguistas fugitivos; de un periodista partidario de los obreros, que había escapado después de ser perseguido de cerca durante varios días., De supervivientes de la huelga y de otras personas que habían oído los relatos de testigos presenciales.

-Yo no sé a cuantos mataron- me dijo el hombre que había estado con los rurales; pero en la primera noche, después que llegaron los soldados, "vi dos plataformas de ferrocarril repletas de cadáveres y miembros humanos apilados. Después de la primera noche hubo muchos muertos más. Estas plataformas -continuó-fueron arrastradas por un tren especial y llevadas rápidamente a Veracruz, donde los cadáveres fueron arrojados al mar para alimento de los tiburones".

Los huelguistas que escaparon de la muerte, recibieron castigos de otra índole, apenas menos terribles. Parece que las primeras horas del motín se mataba a discreción sin distinciones; pero más tarde se conservó la vida de algunas personas entre las que eran aprendidas. Los fugitivos capturados, después de los primeros dos o tres días fueron encerrados en un corral; 500 de ellos fueron consignados al ejército y enviado a Quintana Roo. El vicepresidente y el secretario del "Círculo De Obreros” FUERON AHORCADOS Y LA MUJER QUE AGITÓ AL PUEBLO, MARGARITA MARTÍNEZ, FUE ENVIADA A LA PRISIÓN DE SAN JUAN DE ULÚA.

Entre los periodistas que sufrieron las consecuencias de la revuelta están José Neira, Justino Fernández, Juan Olivares y Paulino Martínez. Los dos primeros fueron encarcelados durante largo tiempo; el último fue torturado hasta que perdió la razón. Olivares fue perseguido durante muchos días; pero logró evadir la captura y pudo llegar a los Estados Unidos. Ninguno de los tres primeros tenía relación alguna con los desórdenes. En cuanto Paulino Martínez, no cometió otro delito que comentar de modo superficial sobre la huelga en favor de los obreros, en su periódico publicado en la ciudad de México, a un día de ferrocarril desde Rio Blanco nunca se acercó en persona a los acontecimientos de Rio Blanco, ni se movió de la capital; sin embargo, fue detenido, llevado a través de las montañas hasta aquella población y encarcelarlo, se le mantuvo incomunicado durante cinco meses sin que fuera formulado cargo alguno en su contra.

El gobierno realizó grandes esfuerzos para ocultar los hechos de la matanza de Rio Blanco el asesinato siempre se descubre. Aunque los periódicos nada publicaron la noticia corrió de boca en boca hasta que la nación se estremeció al conocer lo ocurrido...

John K. Turner,
Este autor, señala las matanzas a gran escala que ordenó el malvado Porfirio Díaz en; Papantla y Acayuca Ver. y los fusilamientos de Orizaba; los de Colima; Calimaya, Tenango del Estado de México, Tehuitzingo Distrito de Acatlan, Edo. de Puebla, Velardeña, Dgo. Aclara que no narra la huelga de Cananea, Son. Y la matanza que ahí sucedió, porque no pudo investigarla, pero que así era el modo de proceder del tirano PORFIRIO DÍAZ.


IDEALISMO PURO - EL ANARQUISMO EN MEXICO

...El crimen es el producto del actual sociedad, basada en el infortunio de los de abajo en provecho de los de arriba. Creo firmemente en que el bienestar y la libertad son fuentes de bondad...
8 octubre 1910

...Cada año es más aguda la miseria por todas partes; cada año quedan sin empleo miles y miles de trabajadores; cada año aumentan la población de los presidios en una proporción espantosa; cada año la mujer da un contingente mayor a las casas públicas; cada año aumentan los suicidios; cada año se hace más dura y trágica la lucha por la existencia, la humanidad es más desgraciada cada año...

... Trabajaba para un solo amo toda la vida, el criado que desde niño ingresaba a una casa y se hacía viejo en ella, el peón que no conocía ni siquiera los confines de la hacienda donde nacía, crecía, trabajaba y moría...

15 de abril de 1911 ...

Fácil es comprender que nadie hará una ley que sea contraria a sus intereses, y como la clase que posee la riqueza es la que hacen las leyes, o, al menos, la que ordena que se hagan, éstas tienen que resultar, en todo modo, favorable a los intereses del capital, y, por lo mismo, desfavorables para los intereses de los pobres... ...En cuanto a la igualdad ante la ley es la más grande de las majaderías que los aspirantes a gobernar ofrecen a las multitudes. Si socialmente es imposible la igualdad entre los hombres mientras haya clases sociales...

...Los jueces se declaran a favor de los ricos y en contra de los pobres al pronunciar sus sentencias... ...El ejercicio del derecho electoral resulta siempre dirigido, organizado y llevado a cabo por las clases dominantes... Quedando a los pobres únicamente el derecho de llevar las boletas a las casillas electorales con el nombre que han escogido los directores y organizadores de la elección; de donde resulta que los propietarios eligen a quien las clases dominantes quieren que elijan...

... El derecho de manifestar libremente las ideas no puede ser ejercitado por los pobres, que no han podido adquirir la ilustración necesaria para escribir o hablar en público y de ese derecho también se aprovechan, casi exclusivamente las clases dominadoras...
28 de abril de 1911

DEL PERIÓDICO REGENERACIÓN DE RICARDO FLORES MAGON
De los primeros Intelectuales mexicanos, impulsor de amplias reformas sociales, agrarias y electorales, critico de Díaz y de su sistema clasista, alentó a la revolución, También se negó a formar parte del Nvo. Gobierno de Fco. I. Madero, por considerar incumplidas las causas de la revolución. En la época porfirista lo señalo de delator -Nunca claudicó- murió en 1922 en la cárcel de Leavenwhort, Kansas, EUA, (no se conoce en definitiva la causa de su fallecimiento, posiblemente asesinado por guardias a pedido del gobierno Mexicano o por falta de atención medica).

Actualmente sus restos descansan en la Rotonda de las Personas Ilustres de la Cd. de México, D.F. fue uno de los principales ideologos de la Revolución y de Constitución de 1917.

ᐅOírmusica de laépoca.Volumen— Los sheriff le decían renuncia a tus creencias y te liberamos. Siempre la misma respuesta NO. "La Cárcel de Cananea" para todos los presos de conciencia de todas partes del mundo.

LEYES INJUSTAS

Uno de los principales métodos para despojar de sus tierras al pueblo en general ha sido la expedición de la LEY DEL REGISTRO DE LA PROPIEDAD, patrocinada por Díaz la cual permitió a cualquier persona reclamar terrenos cuyos poseedores no pudiera presentar título registrado. Cuando hasta el momento en que la ley se puso en vigor no era costumbre registrar los títulos de propiedad, quedaron afectadas por ella todas las propiedades de México...

El resultado fue un verdadero despojo. Apenas aprobada la ley cuando los miembros de la maquinaria gubernamental, encabezados por el suegro de Díaz y por Díaz mismo, organizó compañías deslindadoras y enviaron agentes, no para ayudar al pueblo a que conservará sus tierras, sino para elegir las más deseables, registrarlas y despojar a los propietarios, lo cual se hizo en gran escala. En esta forma cientos de millares de pequeños agricultores perdieron sus propiedades...

Estaban obligados a desocuparlas en un plazo de dos meses O quedar sujetos al nuevo propietario.

Otro medio favorito para confiscar pequeña propiedades consisten señalar arbitrariamente los impuestos estatales...

No hay tribunal, junta ni otro cuerpo responsable encargado de revisar las contribuciones injustas. El jefe político puede poner a un propietario la casa cinco veces más elevadas por hectáreas que las que fijan al propietario vecino, sin que el primero tenga manera de defenderse...

J.K. Turner


TOC TOC CARTA PARA EL SR. MADERO

(Escudo Nacional)

LIC. GASTON SANTOS PAREDES. Diputado Federal por Tamaulipas.

Señor Don Francisco I. Madero. Presidente Provisional (Tachó este segundo renglón)

Señor Don Francisco I. Madero. Distinguido amigo. (Volvió a tachar el renglón)

Señor Francisco I. Madero: Los acontecimientos que se han producido en México, en los últimos quince años, consumieron finalmente la generosa paciencia del otrora orgulloso y valiente pueblo de México. Usted, señor Madero, pretendía terminar con una odiosa cadena de cargos que la historia enrostrará muy pronto a Porfirio Díaz para que responda por ellos y se le sentencie ante su pueblo, en función de su responsabilidad política.

El caciquismo y la insufrible tiranía local; la ley fuga o el asesinato político; la prohibición para expresarse libremente; la pérdida de todas las garantías ciudadanas; el peonaje, la servidumbre de los campesinos y sus deportaciones al trópico; el fabriquismo y la esclavitud virtual de los trabajadores industriales, además de las posiciones privilegiadas de los dueños de las fábricas; el hacendismo o la presión económica ejercida por la gran propiedad rural sobre la pequeña; el cientificismo o el monopolio financiero y comercial de los grandes negocios sobre los pequeños, apoyados por el privilegio político y, finalmente entre otros cargos, el extranjerismo que no es sino el predominio y competencia ventajosa sobre los nacionales.

Cuando aparece usted en la escena política de México como un acaudalado hombre de negocios, beneficiario innegable del sistema, que solicita cambios fundamentales para encauzar al país hacia una verdadera democracia, abandonando su familia, y se juega su inmenso patrimonio a cambio de la consecución de ese ideal, adquirió usted un gran tamaño a mis ojos. Usted me hizo recordar el valor de los ideales. Nada supera la satisfacción de un ser humano que ejecutar con valentía y determinación su propio proyecto de vida, sin detenerse a consideraciones secundarias que lo aparten del camino.

Ese es un hombre, señor Madero. Usted lo ha podido demostrar. Renunciar a los más caros objetivos de la existencia implica la negación propia del ser, no importa la justificación que se esgrima como defensa. Yo leí la carta que su padre le envió a la sierra y a la cárcel para hacerle desistir de sus metas. Leí como le echaba en cara que usted ponía en juego todo el patrimonio familiar por las represalias que Díaz se encargaría muy pronto de tomar. No reparó usted en el patrimonio familiar ni en el personal, y a que lo incautara el gobierno o que se agotara en el financiamiento de su campaña, solo por satisfacer los apetitos democráticos de la nación. En una carta se jugó usted el patrimonio, su familia y hasta su propia vida que bien sabía usted que se encontraba seriamente amenazada. Todo a cambio de la libertad, pero una libertad diferente a la que usted había gozado y podía seguir haciéndolo a costa de los intereses de los demás.

¡Le admire, señor Madero! Admiré su decisión, su entrega, su fe en usted y en los más caros valores de México hasta el día de ayer, en que usted claudicó de sus principios y traicionó aquello en lo que usted había creído y por lo que usted había luchado, jugándose lo mejor de usted y los suyos. En el Plan de San Luis, usted asumía el carácter de presidente provisional y declaraba la guerra a la tiranía para que tan pronto la mitad de los estados de la Federación estuviera en poder de las fuerzas del pueblo, se convocara a elecciones generales libres y legales, para entregar el poder a quien resultara triunfador en los comicios, no sin antes dar cuenta al Congreso de la Unión del uso de las facultades que le había conferido el propio plan. La realidad fue muy otra.

Ha dejado escapar el éxito que tenía usted en sus manos y con él las posibilidades de la reinstauración democrática y auténticamente republicana en nuestro país. No viene a cuento analizar aquí las razones que tuvo usted en lo personal para semejante dimisión. Usted enseñó hasta el cansancio como oponer la terquedad a cualquier respuesta ajena a los objetivos que ahora ha traicionado.

Porfirio Díaz renuncia a la Presidencia de la República con la toma de Ciudad Juárez sin derramamiento de sangre, es decir, sin que la mitad de los estados de la Federación hubiera caído bajo el control de las fuerzas del pueblo, y después de este éxito histórico, cede usted graciosamente la presidencia interina a Francisco León de la Barra, uno de los hijos privilegiado del porfiriato, en lugar de hacerse del cargo que le correspondía a usted y a nadie más que a usted, en su carácter de depositario de la confianza popular. Nadie más capacitado que usted señor Madero para controlar y conducir dentro del cauce constitucional las elecciones para nombrar titular del poder ejecutivo y sin embargo acepta que un aliado incondicional de Díaz, del ejército, del clero y del gran capital, miembro destacado de la dictadura sea precisamente quien se encargue de administrar a su antojo su propia voluntad política.

León de la Barra es Lutero, señor Madero; escúchelo bien, es Lutero. Ha puesto usted la iglesia en manos de Lutero y por lo mismo no debería sorprenderle el aborto del movimiento o su indeseable asesinato. León de la Barra, con todo el ejército a su lado, podrá imponer todas sus condiciones en un brevísimo golpe de estado que frustrará su ingente esfuerzo. Entienda, señor Madero; quién hace la revolución a medias, cava su propia tumba.

Usted traicionó a la revolución. Puso en manos de un bandido el futuro y la seguridad de la nación. Al incumplir con su propio plan ha traicionado usted sus propias convicciones y las del país en general. Su decisión no le acarreará sólo consecuencias personales. Temo decirle que serán nacionales, porque usted abrazó un proyecto de nivel nacional que nos involucraba a todos. Con su dimisión se fueron por el alcantarillado los más caros propósitos de los mexicanos. Usted, don Francisco, había llamado a la insurrección, a las armas, a la revolución, al rompimiento de un orden impuesto a sangre y fuego durante el porfiriato. Después de esta convocatoria declina usted los honores presidenciales apoyado en supuestos criterios legalistas que usted mismo había desconocido en el Plan de San Luis.

Es la revolución, señor Madero. En ella no cabe la negociación, sino la imposición absoluta e incondicional de la voluntad que le llevó a usted al poder con el apoyo de la fuerza popular. Usted ha desperdiciado la fuerza, la autoridad y el poder que le dio la masa revolucionaria iracunda. Aquí no se le debería haber dado cabida a otro presidente provisional que a Francisco I. Madero. Usted supo y pudo aglutinar una fuerza capaz de derrocar a un tirano inamovible, que parecía anclado para siempre en su sillón de Palacio Nacional. Cuando finalmente se logra la esperada renuncia, entonces pierde usted todo ese impulso renovador que le dio la revolución para cambiar definitivamente al país, y cede usted su lustrosa espada sobre un cojín rojo aterciopelado a la reacción que nos tuvo siempre con una boca en el cuello. León de la Barra es Díaz. Se queda usted con el mismo ejército del dictador, rodeado de traidores. Se queda usted con un Congreso porfirista, también rodeado de traidores. Se queda usted con el mismo gabinete que gobernó durante la tiranía, es decir, rodeado de traidores. Se quedan los mismos gobernadores, la misma gerontocracia oficial del porfiriato. Usted debió tomar el poder en los términos del Plan de San Luis.

Fusilar a los grandes generales cabecillas del ejército que habían traicionado a la nación, sin piedad, sin criterios legalistas ni justificaciones morales en esta hora de redención nacional. Son las armas las que hablan. Cada vez que truene se está forjando el México moderno.

Usted las ha silenciado. Ha vendido usted la causa. Su causa. Nuestra causa. La más grande causa de México. Debió usted cerrar el Congreso y aprehender a los diputados y a los senadores más sobresalientes y fusilarlos. Fusilarlos, así como lo oye. Es la revolución, señor Madero. No estamos impartiendo un curso de ética gubernamental. Dispare. Cargue. Dispare. Cargue. Dispare contra los opresores y enemigos de México. No claudique en esta hora tan importante. Barra usted con el gabinete y condúzcalo al paredón. Haga justicia. Aprese a los gobernadores y a todo prosélito del porfirismo. Dispare usted sin piedad. Limpie de este país de todo vestigio de imposición, de latrocinio y de corrupción. Forje usted el México moderno, el México nuevo que todos queremos. Sin Porfirios, sin científicos, sin Corrales, sin ejército opresor, sin clero traidor que comunique las confesiones a la policía, ni imponga gravámenes ni sea terrateniente, ni explotador, con los grandes trusts.

Haga un México para los mexicanos, si puede, si lo dejan sus convicciones morales en la hora de la revolución. Sus pruritos cuestan sangre, la de la gente que creyó en usted, en su energía, en sus convicciones y en su capacidad para ejecutar los más elevados designios de la voluntad popular que usted ha traicionado. Al pueblo de México le tocará, por su falta de coraje, someterse a una nueva dictadura o echar definitivamente las manos a las armas cuando León de la Barra se niegue, al finalizar el interinato, a entregar el poder a quien resulte electo en las elecciones presidenciales, en caso de que estas lleguen algún día a realizarse.

Las dos alternativas anteriores son muy dolorosas para un país en donde las grandes mayorías no han conocido los enormes beneficios materiales del progreso, ni de la libertad, ni de la educación.

GASTON SANTOS PAREDES

"La Viuda Alegre" se bailaba en las cantinas durante la revolución, era una pieza popular, pero creían que la había compuesto un mexicano: John Reed

El asesor del presidente su hermano Gustavo Madero. Con un largo cuchillo le sacaron el único ojo con el cual veía y completamente ciego a cada vuelta que daba le enterraban un verduguillo

LA 2a. REVOLUCION: VICTORIANO HUERTA, PORFIRIO DIAZ, LOS ESTADOS UNIDOS, LA INTERVENCIÓN EXTRANJERA EL PETROLEO Y EL ASESINATO DEL PRESIDENTE FCO. I. MADERO

En febrero de 1913, durante la Decena Trágica, al fracasar el intento de los insurrectos (por tomar Palacio Nacional, el Presidente Francisco I. Madero se dirigió a Cuernavaca para traer la Brigada comandada por el General Felipe Angeles. Previamente había nombrado Comandante Militar de la Plaza de México al General Victoriano Huerta, en sustitución del General Lauro Villar, quien había resultado herido en los combates con las tropas sublevadas, por el General traidor Bernardo Reyes. Madero ignoraba que Huerta simpatizaba con los conspiradores, pues durante la mañana del 10 de febrero se entrevistó con el General Félix Díaz.

A raíz de esta entrevista, Huerta dictó órdenes que ocasionaron la muerte de gran cantidad de soldados leales al gobierno de Madero. Al perder la mayor parte de las tropas que le permanecían fieles, el Presidente fue aprehendido por los sublevados, encabezados por el General Aureliano Blanquet
(otro traidor)
. Desde su aprehensión, Madero y el Vicepresidente, José María Pino Suárez, permanecieron en Palacio Nacional, pues se les hizo creer que tras renunciar a sus cargos, se les permitiría salir hacia Veracruz y desde allí embarcarse hacia Cuba.

Mientras tanto, el embajador norteamericano
Henry Lane Wilson se encargo de comunicarle al General Félix Díaz sobre las aprehensiones del Presidente y Vicepresidente; del mismo modo ofreció a Huerta y Díaz el edificio de la embajada norteamericana para que llegaran a los acuerdos finales del llamado "Pacto de la Embajada", en el que desconocieron el gobierno de Madero, conviniendo en que Huerta asumiría la Presidencia Provisional antes de 72 horas, con un gabinete integrado por los partidarios de los Generales Bernardo Reyes y Félix Díaz (sobrino de Porfirio Díaz, quien desde su exilio estuvo conspirando contra la nación en favor de los extranjeros); se convino también que este último no ocuparía ningún cargo para poder contender en las siguientes elecciones, que notificarían a los gobiernos extranjeros el cese del Ejecutivo anterior y que las hostilidades habían llegado a su fin. Poco después de celebrado este pacto, fue torturado y asesinado Gustavo A. Madero, asesor y
hermano del Presidente.

Posteriormente, Blanquet dio órdenes a Francisco Cárdenas y Rafael Pimienta para que la noche del 22 al 23 de febrero de 1913,
trasladaran a Madero y a Pino Suárez a la Penitenciaría de Lecumberri, pero durante el trayecto fueron obligados a bajar de los vehículos en que eran conducidos, siendo asesinados detrás de la Penitenciaría. A Madero le dieron un tiro en el cuello apenas bajando del carro y a Pino Suárez se le colocó en el muro y se le fusiló


Eso ocurrió el mismo día en que tomó posesión el presidente norteamericano Woodrow Wilson el asesino intelectual (claro sin hacerse oficialmente responsable de ello), después vendrían una serie de invasiones e intervenciones contra México, detrás del telón y oculto a los ojos de la nación, esta la guerra secreta por el oro negro, la revatinga de las potencias internacionales por el petróleo, poniendo  un presidente títere de sus intereses.

Se trató de justificar los asesinatos diciendo que un grupo de maderistas intentaron rescatarlos y que en la refriega ambos murieron. Pero nadie les creyó.


Victoriano Huerta asume la presidencia mediante una treta legal, con el aplauso de los EUA y de los extranjeros, quienes hacen fiestas por toda la república, en pleno funeral del presidente asesinado, quien es enterrado entre burlas y vituperio. Pero no durará mucho tiempo, el fiel amigo de Madero y gobernador de Chihuahua, Abraham Gonzales, (el único que le envió tropas de apoyo en la decena trágica) avisa a Pancho Villa, quien en secreto vuelve de su exilio, sin embargo no lo alcanza con vida, pues como de rayo caen sobre de él, lo aprenden, se lo llevan a un tren y en plena marcha es arrojado vivo por una ladera, pero mientras cae, el ejército de asesinos del usurpador le disparan hasta destrozarlo, el cadáver se cuece al sol. Tiempo después es rescatado su cadáver. Villa lleno de dolor y rabia, jura a los 4 vientos que matará al asesino de 2 de sus mejores amigos. El gobernador de Sonora Jose Ma. Maitorena  (compadre de Villa), desconoce también a Huerta y se atrinchera en su estado. Villa, No come, no duerme, va de pueblo en pueblo, llamando a la rebelión, la gente bajan de las montañas, se reúne en la llanura, dejan los poblados y siguen al "Santo de los Desarrapados" y como un cuerpo de fuego que brota de la tierra nacen "Los Dorados" y gritan "VAMONOS CON PANCHO VILLA" quien encabeza la rebelión.


Por otra parte, el gobernador de Coahuila Venustiano Carranza intenta reaccionar y después de varias tentativas desconoce al magnicida, al pasar por la hacienda de Guadalupe Coahuila unos muchachos y jóvenes oficiales le dijeron que él debería ser el presidente provisional (por lo que lo plasma en un papel y a eso se le llamó Plan de Guadalupe). Pero, la pequeña revuelta en Coahuila, es fácilmente sofocada Carranza pierde todas las batallas en su estado (3) y peor aún -ESTA ATRAPADO- al sur el poderoso ejército de Huerta, al norte la frontera norteamericana aliado del dictador, a los lados estados hostiles, cuando todo parecía perdido, aparece Pancho Villa, al mando de una chusma de harapientos, toma por segunda vez la Comarca Lagunera y le abre el camino; Carranza pasa derrotado y abatido por Gòmez Palacio, rubo a Chihuahua y de ahí a Sonora, donde se refugia, pero inexplicablemente, abandona el campo de batalla y se olvida de la Revolución, nadie mas vuelve a saber de èl, inclusive se especula sobre su posible muerte...(terror, estrategia, locura o traición., aún los historiadores no se han puesto de acuerdo la razón de su desaparición e inmovilidad, totalmente inadecuada dada la agresividad de Huerta y el poderoso apoyo de las naciones extranjeras), pero eso no desanima a Villa, tiene suficiente coraje y èl solo la lleva adelante.


 Así comienza la Segunda Revolución y el fin de Victoriano Huerta y la ruina de su ambición...

EL CONTRAATAQUE DE VICTORIANO HUERTA... (Continuará)

 

 

 

 

 


POR NO HACERLE CASO A SU HERMANITO; el día anterior Gustavo había apresado a Huerta al descubrir la conjura pero Francisco no le creyó lo liberó y al final a los 2 los asesinó

Plan de Ayala

Los que suscribimos, constituidos en Junta Revolucionaria para sostener y llevar a cabo las promesas que hizo la revolución de 20 de noviembre de 1910, próximo pasado, declaramos solemnemente ante la faz del mundo civilizado que nos juzga y ante la Nación á que pertenecemos y amamos, los principios que hemos formulado para acabar con la tiranía que nos oprime; y redimir á la patria de las dictaduras que se nos imponen las cuales quedan determinadas en el siguiente Plan.
1o. Teniendo en consideración que el pueblo mexicano acaudillado por Dn. Francisco I. Madero fué á derramar su sangre para reconquistar sus libertades y reivindicar sus derechos conculcados, y no para que un hombre se adueñara del poder violando los sagrados principios que juró defender bajo el tema de Sufragio Efectivo no-Reelección ultrajando la fé, la causa, la justicia y las libertades del pueblo; teniendo en consideración: que ese hombre a que nos referimos es Dn. Francisco I. Madero, el mismo que inició la precipitada revolución el cual impuso por norma su voluntad é influencia al Gobierno Provicional de Ex-presidente de la República Lic. Dn. Francisco L. de la Barra por haberle aclamado el pueblo su Libertador, causando con éste hecho reiterados derramamientos de sangre, y multiplicara desgracias á la Patria de una manera solapada y ridícula, no teniendo otras miras que satisfacer sus ambiciones personales, sus desmedidos instintos de tirano y su profundo desacato al cumplimiento de las leyes preexistentes emanadas del inmortal Código de 57 escrito con la sangre de los revolucionarios de Ayutla; teniendo en consideración: que el llamado Gefe de la revolución libertadora de México Dn. Francisco I. Madero, no llevó á feliz término la revolución que gloriosamente inició con el apoyo de Dios y del pueblo; puesto que dejó en pié la mayoría de poderes gubernativos y elementos corrompidos de opresión del gobierno dictatorial de Porfirio Díaz, que no son, ni pueden ser en manera alguna la legítima representación de la soberanía nacional, y que por ser acérrimos adversarios nuestros y de los principios que hasta hoy defendemos, están provocando el malestar del país y abriendo nuevas heridas al seno de la Patria para darle á beber su propia sangre; teniendo en consideración que el supradicho Sr. Francisco I. Madero actual Presidente de la República trata de eludirse del cumplimiento de las promesas que hizo á la Nación en el Plan de San Luis Potosí, ciñendo las precipitadas promesas a los convenios de Ciudad Juárez, ya nulificando, persiguiendo ó matando a los elementos revolucionarios que le ayudaron a que ocupara el alto puesto de Presidente de la República por medio de sus falsas promesas y numerosas intrigas á la Nación; teniendo en consideración que el tantas veces repetido Sr. Francisco I. Madero ha tratado de ocultar con la fuerza bruta de las bayonetas y de ahogar en sangre á los pueblos que le piden, solicitan ó exigen el cumplimiento de sus promesas en la revolución llamándolos bandidos y rebeldes, condenando á una guerra de exterminio sin conceder ni otorgar ninguna de las garantías que prescriben la razón, la justicia y la ley teniendo en consideración que el Presidente de la República señor Dn. Francisco I. Madero, ha hecho del Sufragio Efectivo una sangrienta burla al pueblo ya imponiendo contra la voluntad del mismo pueblo en la Vice Presidencia de la República al Lic. José María Pino Suárez, ó ya á los gobernadores de los Estados designados por él, como el llamado general Ambrosio Figueroa verdugo y tirano del pueblo de Morelos, y así entrando en contubernio escandaloso con el partido científico, hacendados feudales y caciques opresores enemigos de la revolución proclamada por él a fin de forjar nuevas cadenas y de seguir el molde de una nueva dictadura, más oprobiosa y más terrible que la de Porfirio Díaz, pués ha sido claro y patente que ha ultrajado la soberanía de los Estados, conculcando las leyes sin ningún respeto a vidas e intereses, como ha sucedido en el Est. de Morelos, y, otros conduciéndonos a la más horrorosa anarquía que registra la historia contemporánea; por estas consideraciones declaramos al susodicho Francisco I. Madero, inepto para realizar las promesas de la revolución de que fué autor, por haber traicionado los principios con los cuales burló la fé del pueblo, y pudo haber escalado el poder incapaz para gobernante por no tener ningún respeto á la ley y á la justicia de los pueblos, y traidor a la Patria por estar á sangre y fuego humillando á los mexicanos que desean sus libertades, por complacer á los científicos, hacendados y caciques que nos esclavizan, y desde hoy comenzamos á continuar la revolución principiada por él, hasta conseguir el derrocamiento de los poderes dictatoriales que existen.
2o. Se desconoce como Jefe de la Revolución al C. Francisco I. Madero y como Presidente de la República por las razones que antes se expresan, procurando el derrumbamiento de este funcionario.
3o. Se reconoce como Jefe de la Revolución libertadora al ilustre General Pascual Orozco, segundo del caudillo Dn. Francisco I. Madero, y en caso de que no acepte este delicado puesto, se reconocerá como Gefe de la Revolución al C. General Emiliano Zapata.
4o. La Junta Revolucionaria del Est. de Morelos manifiesta a la Nación bajo formal protesta que hace suyo el Plan de San Luis Potosí con las adiciones que a continuación se expresan en beneficio de los pueblos oprimidos, y se hará defensora de los principios que defiende hasta vencer ó morir.
5o. La Junta Revolucionaria del Est. de Morelos no admitirá transacciones ni componendas políticas hasta no conseguir el derrumbamiento de los elementos dictatoriales de Porfirio Díaz y Dn. Francisco I. Madero; pues la Nación está cansada de hombres falaces y traidores que hacen promesa de libertadores, pero que llegando al poder, se olvidan de ellas y se constituyen en tiranos.
6o. Como parte adicional del Plan que invocamos hacemos constar, que los terrenos, montes y aguas que hayan usurpado los hacendados científicos ó cacíques á la sombra de la tiranía y de la justicia penal entrarán en poseción de estos bienes inmuebles desde luego los pueblos ó ciudadanos que tengan sus títulos correspondientes á esas propiedades, de las cuales han sido despojados, por la mala fé de nuestros opresores, manteniendo á todo trance con las armas en la mano la mencionada posesión, y los usurpadores que se consideren con derecho á ellos, lo deducirán ante tribunales especiales que se establezcan al triunfo de la Revolución.
7o. En virtud de que la inmensa mayoría de los pueblos y ciudadanos mexicanos, no son más dueños que del terreno que pisan, sufriendo los horrores de la miseria sin poder mejorar su condición social ni poder dedicarse á la industria ó á la agricultura por estar monopolizados en unas cuantas manos las tierras, montes y aguas por esta causa se expropiarán previa indemnización de la tercera parte de esos monopolios á los poderosos propietarios de ellos, á fin de que los pueblos y ciudadanos de México obtengan ejidos, colonias, fundos legales para pueblos ó campos de sembradura ó de labor, y se mejore en todo y para todo la falta de prosperidad y bienestar de los mexicanos.
8o. Los hacendados, científicos, ó caciques que se opongan directa ó indirectamente al presente Plan, se nacionalizarán sus bienes y las dos terceras partes que a ellos les correspondan, se destinarán para indemnizaciones de guerra pensiones de viudas y huérfanos de las víctimas que sucumban en la lucha del presente Plan.
9o. Para ajustar los procedimientos respecto á los bienes antes mencionados, se aplicarán leyes de desamortización y nacionalización según convenga; pues de norma y ejemplo pueden servir las puestas en vigor por el inmortal Juárez, á los bienes eclesiásticos que escarmentaron á los déspotas y conservadores, que en todo tiempo han pretendido imponernos el yugo ignominioso de la opresión y del retroceso.
10o. Los Jefes Militares insurgentes de la República; que se levantaron con las armas en la mano a la voz de Dn. Francisco I. Madero, para defender el Plan de Sn. Luis Potosí y que ahora se opongan con fuerza armada al presente Plan, se juzgarán traidores á la causa que defendieron y á la Patria, puesto que en la actualidad muchos de ellos por complacer á los tiranos por un puñado de monedas, ó por cohecho ó soborno están derramando la sangre de sus hermanos que reclaman el cumplimiento de las promesas que hizo a la Nación Dn. Francisco I. Madero.
11o. Los gastos de guerra serán tomados conforme á lo que prescribe el Artículo XI del Plan de San Luis Potosí, y todos los procedimientos empleados en la Revolución que emprendemos, serán conforme a las instrucciones mismas que determine el mencionado Plan.
12o. Una vez triunfante la Revolución que hemos llevado á la vía de la realidad, una Junta de los principales Jefes revolucionarios de los diferentes Estados, nombrarán o designarán un Presidente interino de la República, quien convocará á elecciones para la nueva formación del Congreso de la Unión, y esta á la vez convocará a elecciones para la organización de los demás poderes federales.
13o. Los principales Jefes revolucionarios de cada Estado en Junta designarán el Gobernador provisional del Estado á que correspondan, y este elevado funcionario convocará á elecciones para la debida organización de los Poderes públicos, con el objeto de evitar consignas forzadas que labran la desdicha de los pueblos, como la tan conocida consigna de Ambrosio Figueroa en el Est. de Morelos, y otras que nos conducen al precipicio de conflictos sangrientos sostenidos por el capricho del dictador Madero y el círculo de científicos y hacendados que lo han sugestionado.
14o. Si el Presidente Madero y demás elementos dictatoriales del actual y antiguo régimen, desean evitar inmensas desgracias que afligen á la Patria, que hagan inmediata renuncia de los puestos que ocupan, y con eso, en algo restañarán las graves heridas que han abierto al seno de la Patria; pues que de no hacerlo así, sobre sus cabezas caerá la sangre derramada de nuestros hermanos, y
15o. Mexicanos; considerad que la astucia y la mala fé de un hombre está derramando sangre de una manera escandalosa por ser incapaz para gobernar, considerad: que su sistema de gobierno está agarrotando á la Patria hollando con la fuerza bruta de las ballonetas, nuestras instituciones; y así como nuestras armas las levantamos para elevarlo al Poder ahora las volveremos contra él por faltar a sus compromisos con el pueblo mexicano y haber traicionado la revolución iniciada por él: no somos personalistas, somos partidarios de los principios y no de los hombres.
Pueblo mexicano: apoyad con las armas en la mano este Plan, y hareis la prosperidad y bienestar de la Patria.
Justicia y Ley Ayala, Nov. 28-1911
General Emiliano Zapata.- General Otilio E. Montaño.- General José Trinidad Ruiz.- General Eufemio Zapata.- General Jesús Morales.- General Próculo Capistrán.- General Francisco Mendoza.
Coroneles: Amador Salazar.- Agustín Cázares.- Rael Sánchez.- Cristóbal Domínguez.- Fermín Omaña.- Pedro Salazar.- Emignio L. Marmolejo.- Pioquinto Galis.- Manuel Vergara.- Santiago Aguilar.-  Cleotilde Sosa.- Julio Tapia.- Felipe Vaquero.- Jesús Sánchez.- José Ortega.- Julio Aldame.- Alfonso Morales.- Quintín González.
Capitanes: Manuel Hernández.- Feliciano Domínguez.- José Pineda Ambrosio López.- Apolinar Adorno.- Porfirio Cázares.- Antonio Gutiérrez.- Odilón Pérez.- Agustín Ortiz.- Pedro Balbuena Huertero.- Catarino Vergara.- Margarito Camacho.- Serafín Rivera.- Teófilo Galindo.- Felipe Torres.- Simón Guevara.- Avelino Cortés.- José María Carrillo.- Jesús Escamillas.- Florentino Osorio.- Camerino Menchaca.- Juan Esteves.- Francisco Mercado.- Sotero Guzmán.- Melesio Rodríguez.- Gegorio García.- José Villanueva.- L. Franco. J. Estudillo.- F. Caspeta.- P. Campos.- tenientes: Alberto Blumenkron.


TRAS EL PETROLEO

Este video presenta un error ya que la intervención Norteamericana no fue por simpatía a V. Carranza, sino su apetito por el PETROLEO MEXICANO, desconfiaron de Huerta, porque no les daba seguridad sobre la propiedad de las tierras petroleras, ya que el tratado respectivo debería ser aprobado por el Congreso, mismo que disolvió Victoriano Huerta y cualquier convenio sería tachado de ilegal y posteriormente declarado inexistente.

Así que se deshicieron del usurpador y patrocinaron luego a V. Carranza y posteriormente a Alvaro Obregón.

Pero, Pancho Villa y Emiliano Zapata tenían un juego mayor, con el pueblo a su favor, cambiaron el artículo 27 de la Constitución, una bofetada jurídica y diplomática (o si lo prefiere gancho al hígado y patada en la nuca), al Tío Sam.

La propuesta de V. Carranza en el constituyente de 1917, no fue aprobada y terminó por ser totalmente rechazada, querían impedir a toda costa que el PETROLEO formará parte de la propiedad de la nación, ya que hasta ese entonces era considerado propiedad particular. Fue un desastre la participación de Alvaro Obregón, nadie le creyó ni a él ni a su jefe Carranza.

El nuevo Artículo 27 de la Constitución de 1917, le dio a la nación y a los mexicanos el titulo de propiedad sobre el PETROLEO, que ambicionaban los norteamericanos. Ya que la anterior Constitución de 1857 no lo señalaba.

El vídeo tiene un error, la comida con Villa y Zapata en la Cd. de México, no se encontraba Venustiano Carranza ni Alvaro Obregón. Y además, los Estados Unidos apoyaron al dictador hasta que Villa lo derrotó militarmente, el declive comienza en la toma de la "Comarca Lagunera" y finaliza en Zacatecas su última fortificación.

El cadáver de Emiliano Zapata fue enterrado en Anenecuilco, Mpio. de Ayala, Morelos. Pero más tarde fue llevado a Cuautla y descansa al pie de la estatua que le fue erigida. Con la admiración y el agradecimiento de toda una nación.

EL VALIENTE EMILIANO ZAPATA

"MAS VALE MORIR DE PIE; QUE VIVIR DE RODILLAS "

"En abril de 1919 Pablo González encargó a uno de sus subordinados, Jesús Guajardo, la misión de matar a Zapata. Guajardo procedió a "desertar” con toda su tropa y pidió a Zapata que lo aceptara en su ejército. Tal petición representaba un importante refuerzo para Zapata, urgido como estaba de hombres y sobre todo de armas. Con todo su escepticismo lo llevó a ordenar a Guajardo que atacara a una guarnición carrancista para probar su compromiso revolucionario. Guajardo le dio la "prueba” requerida. No solo efectuó el ataque, sino que inclusive ejecutó a los soldados carrancistas capturados. Después de eso, Zapata consideró que podía confiar en Guajardo y aceptó reunirse con él en la hacienda de Chiameca. El 10 de abril de 1919 llegó a la hacienda con varios acompañantes. Guajardo lo recibió con una guardia de honor en posición de firmes. Cuando Zapata se acerco, una "salva de honor” lo mató instantáneamente…”
Friedrich Katz

"Le seguimos diez, tal como él ordenara quedando el resto de la gente, muy confiada, sombreándose debajo de los árboles y con las carabinas enfundadas. La guardia formada parecía preparada para hacerle honores. El clarín tocó tres veces llamada de honor, y al apagarse la última nota, al llegar el General en Jefe al dintel de la puerta, a quemarropa, sin darle tiempo para empuñar ni las pistolas, los soldados que presentaban armas descargaron dos veces sus fusiles y nuestro inolvidable General Zapata cayó para no levantarse más..."

"...La sorpresa fue terrible. Los soldados del traidor Guajardo, cerca de mil hombres, descargaban sus fusiles sobre nosotros. Bien pronto la resistencia fue inútil. De un lado éramos un puñado de hombres consternados por la pérdida del Jefe y del otro un millar de enemigos que aprovechaban nuestro natural desconcierto para abatirnos encarnizadamente...”

Narración de uno de los supervivientes de la guardia de Zapata


El Gobierno de Carranza le dio tanto dinero a sus homicidas que el General Pablo González Garza, (de Lampazos N.L.) puso un banco en Laredo Texas, pero, tiempo después murió en la pobreza, al quebrar su banco Mexican American Banking Company. Por su parte Guajardo (de Candelas Coahuila), murió fusilado por traicionar hasta al propio Carranza, ambos murieron en Monterrey, N.L.




E-Mail                            Watch live video from Saint Seiya on es.justin.tv        

 


      

contador de visitas

Esquina3 Esquina4

pagina web gratis