Fenómenos de la Percepción - Creatividad - Conciencia

Página 15

La fuerza primigenia

Nadie habla ya de amor. Y en todo caso el amor ha sido reducido predominantemente a la relación de pareja. En Occidente principalmente cuando oímos la palabra amor   enseguida la asociamos a una relación entre un hombre y una mujer.

 el beso klimt

Ya nadie piensa en el amor…nuestra sociedad dirige nuestra atención a la obtención de cosas, sobretodo materiales. Parecería que la felicidad es el logro de fines materiales únicamente. No es difícil comprender porque esto es así, nuestra mente tiene como impulso básico el poseer. Poseer alimentos, ropa, una persona,conocimiento, casa, etc.

Quizás dicho impulso está en la naturaleza humana para que podamos buscar nuestro sustento material ya que el mismo es necesario para el mantenimiento de la vida.

Ahora bien, cuando los seres humanos nos limitamos a tan estrecho objetivo sucede que todo lo que hacemos llega un momento que no nos colma. Trabajar no nos colma,la pareja no nos colma, el auto no nos colma, la comida no nos colma, el sexo no nos colma y así con todo.

 almuerzo

Siempre saltamos de un lado a otro, tarde o temprano queremos otra cosa, porque concientes o no, no nos sentimos satisfechos y felices, siempre hay un sentimiento de insatisfactoriedad que tarde o temprano aflora en nosotros.

A veces resulta tan insoportable que para no sentirlo debemos anestesiarlo con algo, un cigarro, un poco de alcohol, comida, una persona y así nos aferramos permanentemente de cosas que nos mantengan alejados de dicha insatisfacción que a veces puede ser un angustiante sentimiento de vacío y soledad.

 fumar

Buscamos desesperadamente poseer algo que nos llene, así una vez más quedamos atrapados en la rueda incesante del deseo y la insatisfacción…y nos preguntamos…¿será siempre así? ¿Cuándo acaba este tormento?   

Lo mismo en la sociedad que es permanentemente sacudida por incesantes cambios producto de la insatisfacción masiva.

Entonces el primer paso debería ser preguntarnos ¿no será que reaccionar a la insatisfacción con el deseo de poseer es el primer error que me lleva a esta calesita incesante?

 tio rico

Curiosamente el ser humano, dada su calidad de poder superar el básico nivel animal, se colma dando y no obteniendo. Cuanto más acumulamos más insatisfacción, cuanto más damos, más satisfacción.

Por lo complejo del tema no profundizaremos demasiado en esta página donde el primer objetivo es tan sólo poner el tema en el foco de nuestro interés.

Casi todos queremos ser importantes para alguien, nuestros amigos, nuestra pareja, nuestros hijos, casi nadie quiere estar solo. Lo digamos o no siempre queremos que alguien nos quiera, deseamos ser amados o queridos. Esto tampoco lo logramos con facilidad y a veces si lo logramos…no dura mucho o no mantiene su calidad en el tiempo.

Empezamos a percibir que tarde o temprano en todos los planos de la vida sentimos insatisfacción, que todo cambia y es transitorio por más que algunas cosas perduren más y nos damos cuenta que la felicidad y el sufrimiento se alternan permanentemente,  y no podemos retener la felicidad como quisiéramos. Nos sentimos perdidos…de nuevo lo mismo!

Los más afectados y si tienen el coraje de escuchar la profundidad de su ser, que no es otra cosa que la profundidad de la vida misma…empiezan a sentir un impulso de revertir el interés y preocupación hacia uno mismo, hacia el interés y preocupación por los demás. Por fin…luego de tanto sufrimiento empieza a abrirse la puerta del tesoro…el secreto de la vida. El deseo de poseer se transforma en el deseo de dar, el de hablar en escuchar, el de rechazar en aceptar y todo comienza por encanto a iluminarse.

 manos de gente

El interesarnos en los demás, darles de nuestro tiempo desinteresadamente, escucharlos, aceptarlos como son sin desear cambiarlos, ayudarlos en sus dificultades, compartir sus alegrías empieza mágicamente a borrar  toda sensación de insatisfactoriedad, nos empezamos a nutrir del dar. Dar desinteresadamente, dar solamente porque el otro precisa, abrir las compuertas del amor benevolente hacia los demás y cerrar para siempre la prisión del egoísmo que nos mantiene atados al sufrimiento.

El estar pendiente de mi mismo me hace cada vez más infeliz porque nada me alcanza, el estar disponible para los demás llena mi vida de tal forma que no hay lugar para la sensación de vacío, ni insatisfacción, comienza a brotar la felicidad, mientras mantenga el flujo del amor hacia los demás la felicidad perdura.

Esa actitud de amor benevolente hacia los demás es lo único que cura nuestros problemas personales, tanto emocionales como muchos de los físicos y los problemas en la sociedad.

Ese amor es la base de una vida feliz, tanto como individuos, tanto como sociedad.

Este tipo de amor, de conciencia de indivisibilidad, de que estamos interconectados y dependemos mutuamente unos de otros y de nuestro medio ambiente debe ser lo más importante del aprendizaje humano, debe estar presente en nuestra madre para que ella nos lo transmita naturalmente y luego en el hogar, la escuela y así entodos los niveles de la educación y luego los ámbitos laborales y sociales.

Esto tan sutil y difícil de comprender e integrar nuestra mente y corazón para que sea la motivación natural de cada cosa que hagamos, es la base de la vida y la supervivencia de la especie humana y su entorno.

 madre asia

Es la fuerza de cohesión básica que contrarresta naturalmente nuestras tendencias destructivas. El amor es creación en todas sus manifestaciones, artísticas, científicas, sociales. Incluso en la gestación de la propia vida humana. 

El odio y sus derivados es destrucción. Son fuerzas antagónicas irreconciliables que pugnan dentro nuestro haciéndonos pasar alternadamente del infierno al paraíso en el correr del mismo día y arrastrando a quienes nos rodean a esta permanente rueda de insatisfacción y felicidad efímera.

Arrastrando países, culturas, civilizaciones, provocando inconmensurable sufrimiento en los seres vivos y poniendo en riesgo la vida en el planeta.

 bolsa wall street

Aprender a detener la rueda del incesante ciclo de sufrimiento y felicidad efímera debería ser la primera preocupación de la educación.

Una educación saludable y redituable es la que educa seres humanos felices y bondadosos. Lo cual hace que la vida tenga sentido y evita la mayoría de los problemas que enfrenta la humanidad desde siempre y hace posible la ínterconectividad entre los seres construyendo un tejido social orgánico, indisoluble y vibrante, orientado hacia la vida y la creatividad. 

 gente abrazada por la espalda

The realm of the mind.

The realm of the mind is mine. I can choose. I can choose where I want to be, both heaven and hell I know equally well, the choice is up to me.

Letra ymúsica de Evelyn Beumkes.

El reino de la mente.(traducción)

El reinode la mente es mío. Puedo elegir. Puedo elegir donde quiero estar, ambos el paraíso y el infierno los conozco por igual, la elección está en mí.

                                                           

 

  

Marilena Molinaro Ortega
molinaromarilena@yahoo.com
contador de visitascontador de visitas

pagina web gratis