CONSULTORIA PROFESIONAL Y SERVICIOS
No somos parte del problema; somos la solución
Guatemala, Guatemala, C.A.
Tel.: 5745-9551
email: solucionescps@gmail.com
El material de este sitio puede ser utilizado pero debe mencionarse la fuente.

Página actualizada en  Mayo 2014
menu

La importancia del Reglamento Interior de Trabajo en Guatemala


Una empresa puede desarrollarse más y mejor, si tiene bien ordenada la relación con sus trabajadores. Esto es importante debido a que el trabajo debe realizarse siempre en un ambiente cordial y que se preste para que los laborantes ofrezcan su mejor esfuerzo con la mayor voluntad.

Esto requiere de reglas claras que contribuyan a organizar el trabajo para que exista orden en la relación entre el trabajador y el patrono. El trabajador sabe exactamente lo que se espera de él; los beneficios que obtendrá por su labor; las sanciones a las que se expone si no cumple con sus tareas tal y como se le asignaron.

Nuestras leyes contienen lo necesario para ordenar la relación entre una empresa y sus empleados pero lo hacen de una manera general. Entonces, tomando con base este ordenamiento legal general, la empresa puede precisar la forma en la que quiere que el trabajador le preste sus servicios; es decir, que puede hacer su propia ley interna, debidamente respaldada por las leyes del país.

Esta ley interna queda escrita en el Reglamento Interior de Trabajo. Este reglamento se convierte en una poderosa ayuda para la empresa, ya que le trae los siguientes beneficios:

1- Cumplir con una obligación legal.

Según el artículo 58 del Código de Trabajo, toda empresa que ocupe permanentemente diez o más trabajadores está obligada a elaborarlo y ponerlo en vigor.

2- Ordenar la relación entre la empresa y sus trabajadores.

El artículo 57 del Código de Trabajo dice que el Reglamento interior de trabajo es el conjunto de normas elaborado por el patrono de acuerdo a las leyes, reglamentos, pactos colectivos y contratos vigentes que lo afecten, con el objeto de precisar y regular las normas a que obligadamente se deben sujetar él y sus trabajadores con motivo de la ejecución o prestación concreta del trabajo.

Esta es una gran ventaja para la empresa, ya que puede establecer:

* los aspectos generales a tomar en cuenta tales como: jornadas de trabajo; horarios; vacaciones; ante quien deben los trabajadores presentar sus quejas; costumbres a tomar en cuenta; días de asueto; lugar para el pago del salario y otros.
* las obligaciones generales y especiales que tendrán que cumplir sus trabajadores;
* las obligaciones generales y especiales que tendrá que cumplir la empresa:
* las categorías de trabajo que existan en la empresa:
* las funciones generales de cada una de las categorías de trabajo;
* los rendimientos mínimos que se esperan en cada una de las categorías de trabajo;
* las prohibiciones a los trabajadores;
* las prohibiciones a la empresa;
* el procedimiento disciplinario:
* las medidas de seguridad e higiene que deben observarse.

3- Configurar las causales de despido

Todo lo mencionado en el punto inmediato anterior, al formar parte de un Reglamento Interior de Trabajo y ser aprobado por la Inspección de Trabajo, se convierte en ley interna de la empresa, con plena fuerza legal, lo que le permite a ésta establecer las reglas de orden técnico y administrativo necesarias para la buena marcha de la empresa, y en general, todas aquellas otras que se estimen convenientes para la conservación de la disciplina y el cuidado de los bienes de la empresa (Artículo 60 del Código de Trabajo)

Estas reglas tendrán tanta fuerza legal, que si un laborante incumple con ellas se le puede llegar a despedir con causa justa sin el pago de indemnización; es decir que se están configurando las causales de despido por las cuales un trabajador puede ser retirado definitivamente de la empresa.

La base legal de lo anterior es el Artículo 77, inciso h), del Código de Trabajo que dice que son causas justas que facultan al patrono para dar por terminado el contrato de trabajo, sin responsabilidad de su parte:
cuando infrinja cualquiera de las prohibiciones del artículo 64 del Código de Trabajo, O DEL REGLAMENTO INTERIOR DE TRABAJO DEBIDAMENTE APROBADO...

4- Establecer situaciones especiales de trabajo en la empresa tales como:

a) determinar casos de excepción muy calificados en los cuales se puede exceder el total de las jornadas ordinarias y extraordinarias, según el Artículo 122 del Código de Trabajo

b) determinar que se pueda trabajar los días de asueto o de descanso semanal, según el Artículo 128 del Código de Trabajo

5- Contar con el apoyo de las autoridades de trabajo para que se cumpla lo establecido en el Reglamento Interior de Trabajo de la empresa, según el Artículo 278 del Código de Trabajo

Estas son algunas de las ventajas que tiene para su empresa contar con su Reglamento Interior de Trabajo. Nosotros le ofrecemos:

* elaborarlo de acuerdo a la situación de su empresa, para que sea un Reglamento hecho a la medida de la misma y que le sirva como apropiada ley interna.

* presentarlo ante la Inspección de Trabajo para solicitar la autorización respectiva.

* lograr la debida aprobación de la Inspección de trabajo.

* Implementarlo capacitando al personal que se hará cargo de que se cumpla con lo que establece el Reglamento Interior de Trabajo y de que éste cobre vigencia.

¡Comuníquese con nosotros!

CONSULTORIA PROFESIONAL Y SERVICIOS
email: solucionescps@gmail.com
Tel. 5745-9551

Guatemala, Guatemala, C.A.



Enviar email

contador de visitas

pagina web gratis