Cándida Buiza

Pintora y Poeta

 

                                                                DESAMOR DE JUVENTUD
 

Corté las flores del árbol de la vida,

                           vi pasar el amor entre los mares,                                      

y lloré y lloré,

porque se fué.

Ante la lánguida luz de la luna

ignorada y silenciosa,

fui desgranando mis sueños,

y lloré y lloré,

Quise acariciar lo que yo creía para siempre

y quedó desnuda la noche

a solas con mi pensamiento

en las horas muertas y vacías.

Recitando versos de soledad. Lloré y lloré,

porque…¡ nadie sueña!.

Contemplo la desnudez de mi alma.

los pétalos de mi juventud enmudecieron

y el viento del amor se los llevó,

ojalá se vista de luz este pobre corazón gitano

Quiero ser diosa del amor,

en el reino de la juventud,

                                                                    y quedarme a solas con la luna                                                            

Ella me hará soñar

y alumbrara las pobres sendas de mi alma

guardadora de sueños y de amores rotos.

Me quedaré soñando

estrechando el amor entre mis manos,

descifrando misteriosos laberintos

de la melancólica soledad de los recuerdos

Y quedaré dormida, en el manto blanco de laluna,

sintiendo el calor de las estrellas,

despertaré y lloraré, solo por no tener,

aquello con lo que siempre soñé.

 
Cándida Buiza

( Inspirado en la obra "La gitanilla")

                                                                      
 
                                                                     MIRANDO A AFRICA                            
 
 

"Hay vidas que permanecen en la penumbra,

a solas con su pobreza,

                                                   mientras la vida de los poderosos                                                                          

pasa sin pararse a mirar un solo instante,

la débil mirada de un niño

o la ansiedad de una adolescente ante su vida.

La vida de estos hombres está llena de riqueza

pero su alma está llena de indiferencia"
 

No hay caminos en tu vida,

solo las aves del cielo

nerviosas te van marcando un camino interminable

que solo puedes seguir con las alas de los ángeles,

date prisa niña buena,

que ya el sol se va nublando,

y tus pequeñitos ojos no verán caminos llanos,

te perderás en la noche,

con el calor en tus brazos

de un escuálido animal al que acaricias y quieres,

te da calor a tu cuerpo, y tu a cambio le proteges,

no te pares a pensar lo que le pueda pasar,

no conoces los juguetes, para que tus manos jueguen,

pero en tus manos hay vida,

que algún día servirá, para que la vida siga,

tu no escogiste nacer,

ni el lugar donde vivir,

yo solo deseo, mi niña pequeña,

que te nazcan alas de muchos colores

con pétalos frescos de rosas y flores,

y así tu solita podías volar,

podías jugar,

conocer al mundo en su inmensidad,

con los pies descalzos

entre las llanuras de piedras y cardos,

tu solita nunca podrías llegar,

pobre niña buena.

solo tu sabrías poder explicar

la ausencia de amor y donde se va.

Yo quiero un deseo mi niña del alma,

que el hada madrina de la madrugada

cuando te despiertes hoy por la mañana

pongas en tus pies, zapatitos nuevos,

muñecas y flores todas por tu cama.

Y cuando contemples allá en la distancia

los mantos de sombras de rojizas llamas,

veas con tus ojos aquel cervatillo que tú tanto amabas

 
Candida Buiza
 
 
 
OJOS QUE VIERON MIS OJOS
 
A una niña huérfana de la guerra

Muda se queda mi boca,

no escucho de ti palabras, solo tus ojos nos hablan

en ellos yo puedo ver la tristeza de tu alma

la desnudez de tu vida, se te refleja en la cara

vuelve tu mirada al sol,

y pide al viento el amor

entre luces de colores

ve llenando tus ojos de bellos soles

y pide a las estrellas calor de amores,

ya se va el sol detrás del horizonte

y tu… te quedas llorando sin consuelo

intentando vivir con su recuerdo

los besos de tus padres se perdieron en la nada,

se fueron con las sombras de la noche,

solo el viento te abraza,

entrecortado tu corazón,

busca la paz y grita contra la guerra

solo el mirlo del amanecer alegra tus mañanas con su canto,

mientras tu, sigues tu camino solitario

llorando sin consuelo, escuchando sin voz tu pensamiento,

ya no gritare mas, solo quiero silencio… silencio…

extraños campesinos veo por los caminos

yo no tengo besos, ni abrazos amorosos,

solo tengo heridas con recuerdos penosos.

Yo… solo les pido a ellos,

que me ayuden a conservar el silencio,

y mis ojos de pena dejen de lloran por dentro

lloro de miedo, de desamor y desprecio.

La luna ilumina con su luz tu desconsuelo,

con tus ojos hermosos te vas perdiendo,

a encontrar el amor sin conocerlo

al verte… mi tristeza le habla al silencio,

y en la calma del valle, te mando besos,

yo solo quiero darte un deseo,

que encuentres en tu vida, caminos nuevos,

caminos de flores llenos

que pises con tus pies esos terrenos,

que los gusanos de seda tejan deprisa,

para hacerte una casa de sol y brisa,

¡Que tus ojos te guíen a ver el cielo,

Y pisar esos campos de amores llenos.

 
Cándida Buiza
 
 
 HOMENAJE AL PEREGRINO: RAICES SECAS: "DE  JERUSALÉN A SANTIAGO"
 

Camino de piedras, de sol, de nieves y leyendas,

todos unidos en placido paseo de alma buena

que ríe y llora, sufre y disfruta con la serena calma del camino

solo una cosa pide a nuestro Apóstol,

conseguir que riegue sus raíces secas,

sedientas de luz y de justicia,

en este campo de pedregal estéril.

Mis pies se dirigen a Santiago,

y en la mitad del camino me paro a meditar.

Cuanto amor duerme en el fondo del alma,

que paz y que sosiego contemplan mis ojos

mirando los campos de León y de Castilla

cubiertos de oro, cuando los cielos limpios de Sahagún

dan permiso al sol para dorarlos,

y las tardes frías del verano

se cuela el cierzo para acariciar los campos

y besar las espigas con su brisa,

mientras, los trigos juegan con sus flores

de azulejos y amapolas dibujadas,

en los bellos campos del llano y el silencio.

En el lejano horizonte, se refleja la sombra del noble campesino,

que orgulloso y altivo levanta su cabeza con pasión,

secándose el sudor que se escurre por los surcos de su cara

y vuelve a arar la tierra, para recoger la sementera

entre ¡sollozos de olvido! y gritos de sueños no vividos,.

Cuando la luna nos va robando el sueño,

y el sol se duerme entre las tejas rojas de Sahagún,

lloran sus piedras y sangran sus ladrillos.

San Lorenzo, sueño con su esbelta torre,

que grita al viento su vida y su leyenda,

sueño que brota el agua de la piedra,

para dar de beber a sus raíces secas,

¡OH, esbelta torre!

¡No mueras nunca! para ver siempre tu belleza.

Despierta y camina peregrino, ¡que aun hay más!,

El caminante a Santiago, se alimenta de misterios

Y la luna de Sahagun le ilumina el pensamiento,

Las hojas por el camino

Se las va llevando el viento,

y los árboles del puente esbeltos van había el cielo.

El camino de Sahagún, sin ti se queda desierto

¡Despierta ya, peregrino! no se para el reloj de tu existencia,

Te sangraran los pies por el camino,

De ligarlos por el áspero suelo del cemento

y crecerán las espinas del sendero

y taparan las matas de violetas,

sin poder perfumar al alma buena,

camina y lucha peregrino,

para llegar con honor a tu destino.

En los valles callados del camino

Se escucha el susurro del alma, consolada por el viento,

Mientras el peregrino camina a oscuras

Sin poder ver el primer eslabón del nacimiento,

¡camina peregrino! medita tu vida y sigue el camino de tu estrella,

ella te guiara a recoger tu esencia

del principio y el final de tu existencia,

lloraran los rosales de tu huerto,

y cantaran los ruiseñores en invierno,

pasaran tantas cosas… por no poder parar,

el maldito reloj que absorbe el tiempo.

Descansa y sueña, peregrino

a la sombra del tilo y el banco de cemento.

Haz un alto en el medio del camino,

deja que Sahagún te ayude,

a llegar felizmente a tu destino.
 
Candida Buiza
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
                                      
 Galería de Arte Cándida Buiza
 C/ Regina Franco, nº 12
 24320 Sahagún (León)                                                
 Tlf. 679 40 55 79                                                                       
 http://galeria.todocuadros.com/candida                        
                                                                                                                                             
                                                                                                                                                 
                                                                                                                                                                                                                                    
 
   

contador de visitas

pagina web gratis