Cañón de Somoto Guías Turismo Comunitario

Naturaleza y aventura con buen servicio con seguridad, responsabilidad, hacemos que disfrute su estancia



  • Somoto, San Lucas
    (Madriz)
    Nicaragua

    Tel:27222210

    CALENDARIO 2012

    Muestra de especies de mamíferos que se encuentran en el Subsistema de Áreas Protegidas Madriz-Nueva Segovia del Cual es parte el Área Protegida Monumento Nacional Cañón de Somoto. Las especies que se han seleccionado para el Calendario 2012 son especies muy amenazadas en peligro de extinción, debido a que la mayoría de estos son perseguidos por cazadores, además de la destrucción de sus hábitat con la deforestación de los bosques.

    IMPORTANCIA DE LOS MAMÍFEROS EN LOS BOSQUE TROPICALES

    EN LA DISPERSIÓN DE LAS SEMILLAS


    Ahora nos encontramos con una situación en donde la reproducción deárboles adultos depende también, hasta cierto punto, de lo dispersa que sea sudistribución, y es evidente que, en un bosque donde existe una diversidad tangrande, cada especie tiene que aprovechar las oportunidades que se le presentena lo largo del tiempo y el espacio, para encontrar nuevos miembros de su propiaespecie para reproducirse. Bajo un dosel (el estrato donde se encuentra lascopas de los árboles más altos) cerrado, una semilla con una gran reservaalimenticia puede germinar y crecer, y el árbol joven puede incluso alcanzarcierta altura, pero a menos que una apertura aparezca en el dosel debido a lamuerte o caída de un árbol, es imposible que la copa del árbol joven atravieseel dosel y logre captar la luz.


    El árbol adulto tiene que producir suficientessemillas para que una de ellas esté en el lugar apropiado y en el momentooportuno para aprovechar dicha apertura en el dosel. Por lo tanto, los árbolesdeben tener algún método de dispersión de sus semilla. Para aquellos que dependende grandes reservas de alimentos para que sus embriones se desarrollen, y quecompensan así la falta de luz, esto presenta un problema ya que la semillaresulta demasiado grande para facilitar su dispersión.


    Se estima que un 50%-90% de las semillas en los bosques neotropicalesson dispersas por animales. Algunas desarrollan un componente que atrae elagente dispersador (se las tragan y las digieren en sitios potenciales degerminación), pero aquellas semillas qué dependen de grandes reservas dealimento, son demasiado grandes para ser tragadas, y dependen entonces deanimales que las recojan y las lleven a otros sitios a germinar.



    Características de los árboles con frutos


    Discutamos ahora lo que se conoce popularmente como la "estrategia” de árboles con semillas grandes. La función de una fruta es atraer a los agentes de dispersión (murciélagos, monos, insectos, agutíes).


    En el caso de que la semilla sea demasiado grande para ser tragada, y el embrión que acompaña la reserva alimenticia constituya una fuente de alimento para cualquier animal, el peligro radica en que la cosecha completa sea consumida y que ningún embrión pueda sobrevivir. Si los árboles dejan caer sus semillas en forma pareja durante todo el año, las poblaciones que habitan debajo de estos árboles y que se pueden alimentar de estas semillas crecerían de tal manera que se comerían todas las semillas que cayeran, y ninguna sobreviviría.


    Si cayeran espasmódicamente, los depredadores más nómadas viajarían de un árbol con fruta a otro, y se comerían toda la cosecha a medida que las semillas caen al suelo.


    Por esta razón, la maduración del fruto de todos los árboles de una especie es sincronizada y todos dejan caer la fruta al mismo tiempo. El momento más ventajosos para que una semilla germine es cuando la fertilidad del suelo está en su punto máximo, cosa que ocurre, como ya se dijo anteriormente, recién empieza la estación lluviosa. Esta es también la época en que otros árboles con semillas más pequeñas botan muchas de sus frutas, de manera que se da un excedente general de alimento en el bosque.


    Las semillas caídas todavía tienen varios problemas que enfrentar. Primero: ¿Cómo hacer para dispersarse? Esto se resuelve ofreciéndole al depredador una recompensa inmediata: un mesocarpio rico en nutrientes, dulce y (o) con colores llamativos que cubre la semilla.


    El depredador actúa entonces como agente dispersador, y se lleva la fruta para comerse esta pulpa dulce y, como las frutas son abundantes y la pulpa es más fácil de comer que el endosperma protegido por el endocarpio, deja abandonada la semilla y regresa a comer más de las frutas caídas. El embrión queda entonces disperso.



    Las consecuencias de remover especies


    ¿Qué efecto tendría la extinción local de una especie de mamífero sobre el resto de la comunidad? Esta es una pregunta complicada, podemos predecir algunas consecuencias a corto plazo en relación, por ejemplo, a la dispersión de semillas. Si los agutíes fueran exterminados localmente, o si su número fuera reducido en forma substancial, algunos árboles con semillas duras y grandes como el "almendro”, no tendrían forma de dispersar sus semillas. Eventualmente esto ocasionaría un cambio en la composición del bosque, y resultaría probablemente en la extinción de estos árboles.


    Los científicos han identificado especies claves ("keystone species”) de árboles que, aunque sean pocas, cuentan con un número elevado de individuos cuyos frutos son esenciales para mantener la viabilidad de la comunidad de frugívoros (o animales que se alimentan de frutos), especialmente en periodos de escasez.


    Estas especies claves son comunes en bosques tropicales y algunas como el "almendro” ya han sido mencionadas. Es muy probable que en los bosques neotropicales los agutíes jueguen un papel importante en la supervivencia de una o más de estas especies como el "almendro”, por lo tanto, la extinción de los agutíes aún en una sola localidad, tendría graves consecuencias. Sin embargo, los pecaríes y las ratas espinosas no son más que depredadores de semillas, ¿serán estas especies realmente necesarias para el sistema?

    Supongamos que los pecaríes de labios blancos desaparecieran de la comunidad. Se ha calculado que el pécari constituye como un 20% del total de la biomasa de los frugívoros (animales que se alimentan de frutos) terrestres. Si asumimos que ellos consumen un 20% de las semillas y frutas caídas, esto significaría que habría un 20% más de alimento disponible para el 80% de la comunidad frugívora. Pero la mayor parte de la comida de los pecaríes de labios blancos es muy dura para que los pecaríes de collar se la coman.


    Estas semillas continuarían cayendo y los agutíes continuarán dispersando algunas de ellas, mientras que el resto permanecerán donde se encuentren. Esto significa que los escarabajos tendrían mayores posibilidades de reproducirse, lo que aumentaría el número de hembras en busca de semillas el próximo año. Como los agutíes dispesarían más semillas, y los pecaríes de labios blancos no podrían encontrarlas, el número de plántulas capaces de germinar sería mayor, dándole mayor ventaja a esta especie de árbol en comparación a sus competidores, y alterando así la composición de las especies del bosque.


    La eliminación de cualquier especie de mamífero del sistema altera las relaciones en términos de competencia entre las especies. Supongamos que la población de las ratas espinosas se redujera. Las pacas, zarigüeya (zorra) y otros animales continuarán alimentándose del mesocarpio de varia semillas y descartarían el resto de la semilla en el lugar donde la comieron. En condiciones normales, las ratas espinosas cargarían entonces con estos frutos hasta sus escondrijos para comérselas, pero en la ausencia de estas ratas espinosas, las semillas quedarían para los pecaríes o gorgojos.


    Una vez más, la población de los gorgojos aumentaría, como aumentaría también la presión por parte de éstos. Otra posible consecuencia de reducir la población de las ratas espinosas es que ellas mismas tienen importantes funciones ecológicas. Se ha encontrado que las ratas espinosas dispersan las esporas del hongo endomicoriza, un componente esencial para el mantenimiento del bosque. La reducción de la población de ratas espinosas podría resultar sumamente perjudicial.


    Pero la extinción de una sola especie no es el patrón que prevalece. Lo que generalmente ocurre en el bosque neotropical cuando la presión humana aumenta, es que el pécari de labios blancos es la primera especie en ser eliminada, y las poblaciones de pacas, agutíes y pecaríes de collar son reducidas de acuerdo con la cantidad y el alcance de destrucción del hábitat, y del tipo de cacería realizada. El resto de los animales no consumen las semilas duras (o no son lo suficientemente abudantes como para afectar su existencia) de las cuales se alimentan las larvas de los escarabajos.


    Existen otras consecuencias que no están relacionadas a la dispersión de las semillas. Por ejemplo, los roedores pequeños tienen una habilidad para penetrar semillas duras similar a la que tienen los animales más grandes, pero en cambio necesitan menos alimento (por cada animal).


    La desaparición de animales grandes ocasionaría un aumento en los aumentos disponibles para los pequeños roedores, y resultaría en un aumento de la población. En los bosques donde la población de animales de cacería es reducida, ocurre una reducción de los depredadores más grandes como el tigre y ocelote (manigordo). Los depredadores más grandes se comen a las presas más grandes y a muchos de los pequeños roedores, por lo tanto su ausencia ocasiona un incremento de animales como las ratas espinosas. La alta población de pequeños roedores, y la falta de competencia por parte de grandes depredadores, le permite a la población de pequeños depredadores aumentar. Por tal razón, existe una población alta de víboras como las equis y verrugosa (especialistas en alimentarse de roedores pequeños) en sitios donde la caza ha sido muy intensa.


    Hemos discutido la relación que existe entre un pequeño número de organismos en un bosque tropical. Quizás la conclusión más obvia es que sabemos muy poco respecto a estas especies, pero lo que sabemos es suficiente como para alertarnos sobre el hecho de que un organismo depende de una red de factores que incluyen plantas, animales y características ambientales. Aquellos que manipulan los ecosistemas deben tener esto en cuenta antes de "diseñar” o introducir especies exóticas a un ecosistema. Por eso es importante estudiar los diversos eslabones en estas cadenas. También antes de introducir especies exóticas (no nativas) es necesario comprender todos sus posibles efectos biológicos.


    Entender la dinámica del bosque es factor decisivo en el planeamiento de su conservación. Hemos descubierto que algunas especies son de excepcional importancia para mantener una comunidad, y que la pérdida de dichas especies "claves” pueda, causar una reacción en cadena de otras pérdidas. La extinción de un árbol que produce frutas durante una época de escasez puede eliminar a los animales dispersadores que dependen de él, afectando a su vez la dispersión de árboles que dan fruta en otro momento. Al designar áreas de reservas, es importante tomar en cuenta la conservación de estas especies "claves” que son de importancia fundamental para la supervivencia del bosque.


    http://biota.wordpress.com/2009/02/25/la-importancia-de-los-mamiferos-en-los-bosques-tropicales/






    Enviar email: maucajina@gmail.com contador de visitas

    pagina web gratis