logo
EL BÚHO BÚCARO
Poesía y Danza Española

Escribir es estar vivo...
 San Sebastián de los Reyes
Madrid


La lectura es a la inteligencia
lo que el ejercicio es al cuerpo

Richard steele



 

bucaropoesia6

 

QUESITO

 

 

Anoche no pude dormir, estuve dando vueltas en la cama, sudando, peleándome con la almohada porque volví a verte, a oler esa fragancia a pino. Después de 30 años encerrado en una carcomida caja de madera, vuelves a ser libre. Tus ojitos abotonados han vuelto a brillar y tu cuerpecito sigue siendo terciopelo, es lo primero que mi hijo te ha tocado al conocerte. He notado como esa boquita cosida en forma de cruz, ha vuelto a sonreír e incluso has sacado un poco la lengua, espero que cuides a mi hijo Guillermo y le enseñes a soñar como hacías conmigo todas las noches. Siempre estarás en mi corazón, Quesito.

 

 

OSCAR R. FLORES

FEBRERO 2010

 

 

 

 

 


REFLEJOS DE AGUA

Escucho, grito y clamo pero las gaviotas solo ondean el viento, las nubes a su favor burlan el viento y deseos humanos.

                Corro descalza, para acallar el dolor de huida, poco a poco mis brazos despiertan al invierno prematuro. Sólo quiero asirme a ese olivo, que cuenta raíces y labor.

                Su voz hoy dibuja el camino, un sendero con mágica luz y sombras, paraíso y mundo iniciático, velas, sonidos y murmullos.

Sus manos y su rostro son reflejos de agua del atardecer.

          

 Manos reiki

                                                                                                                                  ABRIL   2009

                                                                            P I L A R

 

 

Microrelato y Prosa Poetica


“LA VENTANA DEL ARRECIFE Y EL ESPEJO DE LAS SOMBRAS”


Reclinada sobre los barrotes, sólo puedo oler la libertad del abismo, siento volar mis pies sobre el azul, la brisa de la corrala atrapa mi alma.

Estoy dentro, no veo, pero no importa, los colores se deslizan por mi piel, golpea en mí el sabor de este viaje.

Hoy sé que las rocas son sólo eso para algunos, sin embargo creo que son los pilares del tiempo esculpido. Busco el alma del mar, busco los brazos del cielo, y mi mente me habla de esa inercia de cada estación. Puedo hablar con el silencio, puedo sentir el lenguaje de las flores y quiero por sábanas las nubes con tormenta ó simplemente volar como pájaro común.

Esos barrotes grises dejan ver nada más la corrala de pasillos y escaleras, no soy capaz de asomar mi cara, el otro lado tiene fuerza y mensajes que no entiendo, alguna vez tiento el aire con mi mano para perder la desazón o quizás ganar algo de camino.
-“Me han dejado mi bandeja”.

Hoy la achicoria humeante acompaña alguna imagen de algún recuerdo, que no sé si recordar:

- “sí, me digo a mi misma: quizás me daría así valor sobre mis miedos”
¿Por qué mi mente sesga la adivinación y búsqueda del por qué estoy aquí?

-“La taza con su líquido tostado, dibuja aquella tarde fría”: camino sobre las hojas, me da vergüenza entrar, miro de reojo el escaparate y me digo una vez más:“Los tiempos cambian y las generaciones cambian”, “sólo es un regalo”. La puerta con su campanilla se desliza invitándome a entrar, aquellos perfumes a incienso celestial de cama barata, músicas y tronos de correas con hebillas de la edad media, invitan a la tortura del otro, estanterías llenas de todo lujo y detalles para todos los gustos y sueños.

Yo sólo quiero un detalle de moda, pero no soy capaz de vislumbrar una sola idea. Mis pies me han llevado justo al mostrador de recepción. Alguien con uniforme comienza a girar para atender mi demanda; su perfume y movimiento me desconcertó. Mis ojos no eran lúcidos, mis manos no articularon palabra alguna y mi voz se quebró, estaba allí mi “amor”, ¿qué hacía allí?, ¿por qué estaba vestido así?

Sólo el reflejo del estanque con peces exóticos me hizo volver a una realidad que no podía interpretar.

-“Cierro los ojos y tomo otro sorbo de achicoria, las imágenes se agolpan de nuevo”:

Sólo unos meses atrás estuvimos una vez más hablando del supuesto futuro y reparto de ilusiones, ¿qué nos pasó?

-Hola Marta!
-Pedro?

Después recuerdo un sabor amargo, no se sí físico o servido en copa, aquel colchón liviano nos hizo volar, los espejos sin fondo dieron sin embargo rienda a mi dolor y aquellas hebillas dejaron su marca para la eternidad.

Ahora, aquí esta mañana con la taza de achicoria, no quiero recordar, el mundo con su castigo de leyes me devuelve la paz de mi entrega a un sueño, “AMAR”.


ENERO 2009
P I L A R

bucaropoesia10

Prosa

Hola a todos/as, para cualquier duda, opinión, envio de poesías o relatos.. etc podeis hacerlo en este correo electrónico:

BUCARO2002@YAHOO.ES

Gracias. Esperamos vuestras opiniones u...

2 ROSAS Y 1 CLAVEL



SIN MIEDO

¿ Como pudo ocurrir?, no se lo podía imaginar hasta que probo, cambio sus pensamientos tan arraigados. Esa noche hizo que la locura de amar transformara la esencia de vivir. Por la mañana Andres fue rápidamente a un sex-shop en busca de unas bolas chinas, al mirar y no encontrarlas se dirijio a la dependienta, la sorpresa fue inmensa, era Elena, una novia de antaño. Tuvieron una relación intensa hace años y lo habían dejado porque tenían problemas en la cama a la hora de hacer el amor.

Andres le conto que había encontrado el amor de su vida y que era muy feliz, las bolas chinas que buscaba eran para intensificar el placer y que su pareja se las había recomendado fervientemente. Elena intrigada quiso despejar su duda y le pregunto quien era esa chica con la era tan feliz, Andres satisfecho le respondió sin dudar, que Manolo le había abierto las puertas del cielo y lo que no eran las puertas también.



OSCAR R. FLORES
DICIEMBRE 2008




EL SUEÑO DEL MIEDO

Inmerso en sus miedos, enroscaba su cuerpo bajo las sábanas y ocultaba su cabeza bajo su almohada cada vez que un relámpago le anunciaba al trueno, que irremediablemente se produciría poco después De pronto escuchó a alguien cantando en el salón La voz le recordaba a la que tenía su padre, pero sonaba distorsionada y ronca. Una tiritona incontrolable se adueñó de sus músculos y entumeció sus huesos
La puerta se abrió de golpe y Marcos ahueco lo suficiente las sábanas para mirar tímidamente. En ese justo momento, un destello procedente de la tormenta iluminó la silueta de alguien con sombrero.
_Hola Marcos. Vaya, pero si estas muerto de miedo .Ja, ja, ja…Vaya hijo cagueta que tengo. Como se nota que me has salido a tu madre Si esa madre tuya, tan sufrida, haciendo guardias en el hospital para sacar un extra a su mísero sueldo
. Y dicho esto, salió tambaleándose de la habitación al tiempo que introducía una mano en el bolsillo de la gabardina y con la otra buscaba la salida. Un reguero de agua caía de las comisuras de aquel extraño sombrero.
No fue consciente del tiempo transcurrido, pero sentía como una voz interior le decía Tienes diez años, debes ser valiente y se sorprendió asimismo gritando: mamá, mamá..
Marcos sabía que algo no iba bien entre sus padres, pues les había oído discutir acaloradamente cuando ellos suponían, que él estaba dormido. Se incorporó un poco para cerciorarse de que su padre no estaba; de que tal vez, todo había sido producto de su imaginación. Fue entonces cuando algo que brillaba en el suelo le llamó la atención. Alargó la mano para encender la luz. Si, era un anillo. En esos momentos, recordó que para los adultos, él era unas veces pequeño y otras veces mayor; eso, no lograba entenderlo porque hasta que no llegase Diciembre seguiría teniendo diez años .De lo que si estaba seguro es de que a su madre no le gustaban ese tipo de anillos y de que últimamente el tema del dinero salía hasta en la sopa, que era un dicho de su abuela
Marcos recogió el anillo y lo apretó contra su puño. Dubitativo imaginó donde podría guardarlo, cuando un haz de luz procedente de la tormenta iluminó el armario de rincón. Fue entonces cuando cayó en la cuenta de que allí había un hueco oculto camuflado por los cajones de la ropa interior.




A la mañana siguiente su padre dormía la resaca abrazado a la gabardina con los forros de los bolsillos vueltos del revés .Marcos decidió esperar a su madre Cuando ésta entró por la puerta llevaba una caja preciosa en la mano. Estaba vacía pero todo apuntaba a joya de lujo, pues iba leyendo el nombre de la joyería. Su madre fuera de si, ni siquiera se dio cuenta de que él estaba allí , pero abrió y cerró de un golpe seco la puerta de la habitación de matrimonio .Marcos en medio de una tiritona producida por los nervios escuchó como su madre echaba de casa a su padre y en aquel preciso momento Marcos enmudeció Hasta la fecha nadie ha conseguido hacerle hablar.

Mª Nieves Hernández


bucaropoesia16

PROSA

VELAS Y FLORES

Hola, me llamo Marieta, tengo cinco años y no tengo miedo a los muertos. Es Domingo y es noche, yo no quiero quedarme sola en casa, mama está muy triste, llora cuando yo no la veo, se ha puesto su vestido negro.
Me recrimina porque no me quiero irme a dormir, pero yo se que ella y papa se van a ir a casa de la tía Gertrudis, nerviosa me cambia de ropa, papa me peina y los tres salimos de casa.
Llegamos los primeros a casa de la tía Gertrudis, ella hace un gesto regañando a mama por haberme llevado.

--Paloma hija, la niña es muy pequeña, no debías traerla a estos eventos.
--Perdóname tía, pero no podía dejarla sola.

En la casa todos están muy serios, y visten todos de negro, los hombres fuman y beben licor de anís, las mujeres encienden velas grandes y traen de la cocina bandejas llenas de comida.
En la mesa redonda están sentadas las tías Paula, Candela, Bárbara y Flora, las cuatro tienen un collar muy largo, cogen una bola del collar y hablan todas juntas a la vez. No lo entiendo, dicen lo mismo todas juntas.

El muerto, es el tío Ángel, no se por qué, yo creo que está dormido, está dentro de una caja y no lleva puesto el pijama.
La habitación la han decorado con muchas flores y velas de diferentes tamaños. Las velas hacen sombras con dibujos en la pared. Yo juego con los lazos de seda de las flores, mamá otra vez me persigue y me regaña.

--Marieta, hija se respetuosa y estate quieta, siéntate en aquella silla y no te muevas.

Bien! que suerte, la silla está cerca del tío Ángel, yo hago casa a mamá y me subo a la silla, es alta, pero puedo sentarme yo sola. Desde allí puedo ver al muerto, miro y miro, pero no mueve las piernas, sigo mirando muy concentrada y tampoco mueve las manos. Espero un rato más y vuelvo a mirar, pero tampoco mueve los ojos.

Tengo mucho sueño y me aburro, me estiro en la silla, yo no tengo miedo a los muertos, no se cuando pero me quede dormida en la silla.

JUNIO 2008
P I L A R




bucaropoesia22

MICRORELATO


VIAJE INTERIOR


La tentación rebotaba entre las paredes de mi cabeza, no sabía cómo evitarlo pero la llamada interior era más fuerte, me estrangule con la goma el brazo y me inyecte la dosis. El placer anegaba todo mi cuerpo, una cascada de tranquilidad me estremeció y mi esqueleto palpitaba. La alucinación hacia que mi cuerpo estuviera sumergido en la tierra y solo pudiera sentir desconcierto.


Entre convulsiones y vómitos recuerdo una ambulancia, una camilla y una inyección de adrenalina directa en mi corazón, que hizo que mi mente fuera consciente y entrara otra vez en el mundo real.
Fueron los 10 minutos más placenteros pero también más terribles de mi vida. Desde que cuento mi experiencia a la juventud me siento cada vez rehabilitado por saber que algún chico no cometerá la misma estupidez que yo.

Todavía cuando salgo del váter, me santiguo.


OSCAR R. FLORES
MARZO 2009

BLOG

Para cualquier opinion sobre nuestros poemas o relatos lo podeis hacer en nuestro blog:

http://bucaro.over-blog.es


CORREO BUCARO bucaro2002@yahoo.es

contador de visitas

La página web www.actiweb.es/bucaropoesia es un espacio web personal destinado a ofrecer información sobre Poesía, Relato, Microrrelato, Cartas de Amor, Prosa Poética, Cuento realizados por el Grupo Búcaro. El autor de los contenidos es grupo Búcaro. Propietario del website es Actiweb.es. Reservados todos los derechos. De acuerdo a lo dispuesto en el art. 270 del Código Penal, Podrán ser castigados con penas de multa y privación de libertad quienes sin la preceptiva autorización reproduzcan, plagien, distribuyan o comuniquen públicamente, en todo o en parte, una obra literaria, artística o científica fijada en cualquier tipo de soporte. El presente AVISO LEGAL tiene por objeto regular el acceso, navegación y, en general, la relación entre el website y los usuarios del mismo.

pagina web gratis