Esquina1 Esquina2
Bufete de Abogados y Notarios de El Salvador. BANES
Condominio Metro España, Edificio B, Local 3 B, Tercera Planta
 San Salvador, San Salvador
Telefax: 2221-2539

1. NATURALEZA DEL DERECHO SUCESORIO.
Dentro de la naturaleza del Derecho Sucesorio, se encuentran contenidos distintos conceptos que son de vital importancia para comprender, cual es la naturaleza de este, entre estos conceptos podemos encontrar: La Relación Jurídica Sucesoria, Sujetos de la relación, Objeto, Causa, Acto Jurídico y la Ley que rige la Sucesión.
En el desarrollo de la actividad que nos ocupa abordaremos solo los primero cuatro aspectos o conceptos enunciados.

1.1 RELACIÓN JURÍDICA SUCESORIA.
Antes de ahondar en el estudio de lo que es la Relación Jurídica Sucesoria, es conveniente definir que debemos entender por Relación Jurídica de manera genérica.
Benigno Mantilla Pineda en su Obra “Filosofía del Derecho”, citando a Alessandro Levi, define a la Relación Jurídica “como todo vinculo entre sujetos, considerado en función de la norma de derecho, que califica y regula el comportamiento reciproco y correlativo de los mismos”
Dentro de toda relación jurídica se establecen derechos y obligaciones reciprocas entre los sujetos de dicha relación, se dice y es mayormente aceptado que para hablar de relación jurídica esta debe generarse en función de la norma de derecho, ya que si esto no fuese así estaríamos en presencia de una relación social.

Luego de haber hecho las aclaraciones anteriores, es momento de entrar en materia y establecer que es la Relación Jurídica Sucesoria, El Dr. Romero Carrillo nos dice que “existe una relación jurídica cuando entre dos o más personas hay o existe un vínculo de cual una de ella puede pretender algo a lo que la otra u otras están obligadas”.
Como se puede observar ambas definiciones coinciden en que es un vinculo que se genera entre dos sujetos de derecho, por lo que podemos expresar que la relación jurídica sucesoria es una relación especial, ello en virtud de que esta se genera a partir de la muerte de un sujeto, en donde otro u otros que le sobreviven se colocan en la posición de titular del patrimonio de aquel. Y también es de importancia mencionar que el que muere (causante) no adquiere obligaciones para con el o los sucesores, por obvias razones, y aunque el sucesor o sucesores no ingresan en esa relación jurídica en calidad de acreedores, estos tienen el derecho de adquirir el patrimonio del causante, respetando las reglas que lo rigen, dependiendo si es vía testamento o intestada.
En el derecho sucesorio pueden generarse muchas mas relaciones jurídicas, como ejemplo podemos citar las que se producen entre los herederos y legatarios, o herederos entre si, herederos, legatarios para con los acreedores y deudores de la herencia, etc. Por no ser objeto de estudio del presente, solo nos limitamos a enunciarlas.

2. SUJETOS DE LA RELACION JURIDICA SUCESORIA.
El análisis de los sujetos del Derecho Hereditario o Sucesorio, tiene por objeto identificar de manera concreta qué personas intervienen en todas las relaciones jurídicas posibles que pueden presentarse tanto en la sucesión testamentaria como en la intestada, que son: el causante, también denominado de cujus, difunto, testador (sucesión testamentaria) o autor de la herencia, y el causahabiente, también denominado sucesor o asignatario.
Según el Diccionario Jurídico de María Laura Valletta, se define Causante, a la persona de quien deriva un negocio o derecho que uno tiene. También podemos entenderlo como el sujeto que fallece y cuyo caudal relictu se transmite a otros por ese motivo, denominado doctrinariamente también como “de cujus”, que es la abreviatura de la expresión latina “Is de cujus hereditate agitur”, que en castellano significa “Aquel de cuya herencia se trata”.
El Art. 952 del Código Civil Salvadoreño, nos establece que “Se sucede a una persona difunta a título universal o a título singular….” refiriéndose al causante.
Partiendo de la idea de que el requisito indispensable para que la relación jurídica sucesorial inicie es la muerte de una persona, convierte al causante en el sujeto activo de tal relación, ya que pone en movimiento al derecho. El hecho de la muerte del autor de la herencia, es el que da lugar a que de manera consecuente se desencadenen una serie de fenómenos jurídicos que finalizan con la adquisición de la propiedad de la herencia por parte del sucesor o asignatario.

2.1. DERECHO COMPARADO SOBRE LAS DIFERENTES DENOMINACIONES DE CAUSANTE.
En el Código Civil Español, al causante se le denomina difunto (Art.661 del Código Civil Español) o testador en el caso de las sucesiones testamentarias, en el Código Civil Mexicano, lo podemos encontrar con el nombre de autor de la herencia, autor de la sucesión, o también difunto (Arts. 1, 281; 1, 287; 1, 288 entre otros del Código Civil Mexicano).

2.2. CAUSANTE EN LAS SUCESIONES TESTAMENTARIAS.
En la sucesión testamentaria, a la persona fallecida que ha dejado su herencia se le llama testador, en sustitución de causante. En esta clase de sucesión el papel activo del testador lo encontramos cuando él dicta sus disposiciones de última voluntad, asumiendo en ese sentido la función de legislador respecto de su patrimonio. Salvo los casos de interés público en los que la ley declara la nulidad de las disposiciones o condiciones testamentaria, se puede afirmar que la voluntad del testador es la suprema ley en la sucesión testamentaria.
El sujeto activo en la sucesión testamentaria debe reunir determinadas requisitos o características indispensables, sin las cuáles no es hábil para testar y estos son según el Art. 1002 del Código Civil Salvadoreño:
1. Que la persona haya dejado de ser impúber, es decir, según el Art. 26 del mencionado Código, el varón que ha cumplido los catorce años, y la mujer que ha cumplido los doce años respectivamente; ya que siendo el testamento un acto de gran trascendencia requiere de un pleno discernimiento por parte del testador.
2. Que la persona no se halle bajo interdicción por causa de demencia. La interdicción, es la privación de los derechos de una persona, a causa de diversas situaciones como el cometimiento de un delito, o por ser menor de edad, loco, o con algún defecto previsto por la ley. Para el caso concreto nos estamos refiriendo a la privación del derecho de testar por causa de demencia (Cualquier enfermedad mental considerada con independencia de su causa o de sus efectos// Pérdida de razón). El testador cuando otorga su última voluntad, lo debe de hacer gozando del pleno uso de sus facultades mentales, no afecta a la validez del testamento que, con posterioridad, haya caído en estado de enajenación mental, según el Art. 1003 inciso segundo del Código Civil Salvadoreño.

3. Que la persona no se encuentre en el momento actual bajo los efectos de la embriaguez u otra causa que no le permitan actuar en su sano juicio. Accidental o transitoriamente una persona puede estar privado del uso de razón sin necesidad de padecer de enajenación mental habitual, y es el caso de al embriaguez, sonambulismo etc. Y al igual que la característica anterior el otorgante del testamento debe de gozar del pleno uso de sus facultades mentales al momento de otorgarlo.

4. La persona debe poder expresar claramente de palabra o por escrito su voluntad. Esto es por la naturaleza misma del testamento, de ser un acto declarativo de la última voluntad de un sujeto, con la intención de producir un efecto jurídico, y sin la cual no existiría tal acto.

Los anteriores requisitos o características indispensables, están relacionados con el Art. 1318 del Código Civil en donde se establecen las personas absolutamente incapaces.

2.3 CAUSANTE EN LAS SUCESIONES INTESTADAS.
En cambio el sujeto activo en la sucesión abintestato, no debe de reunir las características o requisitos antes mencionados para la sucesión testamentaria, en este caso el causante podría ser un impúber, un demente, un analfabeta etc.; ya que no es él quien dispone de sus bienes para después de su fallecimiento, sino que en tales casos la ley hace las asignaciones de acuerdo al Art. 988 del Código Civil Salvadoreño.

2.4 EL CAUSAHABIENTE.
En Derecho civil conocemos la institución del causahabiente, como aquel sujeto o sujetos, que se hace acreedor de un derecho como consecuencia de una transmisión por causa de muerte (mortis causa) a titulo gratuito que le efectúa otro sujeto denominado causante en su favor.
El causahabiente se divide en dos categorías, los cuales son el llamado Heredero y el Legatario. Distinguimos al primero como aquellos sucesores universales, es decir de la totalidad de bienes que poseía el causante, tanto así que algunos autores sostienen que ambos patrimonios (del causante y del causahabiente) se confundirán , se dice que los herederos son los titulares de la herencia . La institución del heredero, es la designación concreta que hace el testador en su testamento de la persona o personas que desea le sucedan a titulo universal .
Por otra parte el Legatario, si bien es beneficiado por el causante, este lo es en cosa limitada, es decir son sucesores singulares, suceden en los derechos del difunto sobre un bien determinado, no sobre la universalidad a diferencia del heredero.
Zannoni nos brinda una definición de legatario y este nos dice que “son aquellos que en testamento reciben una liberalidad del causante: puede tratarse de una cosa cierta, uno o mas derechos de crédito, etc. se les difiere uno o mas bienes o derechos contenidos en la herencia ”.

2.5 NORMAS JURÍDICAS APLICABLES AL CAUSAHABIENTE.
Nuestro ordenamiento jurídico en el Art. 955 CC. Nos habla acerca de los causahabientes y reza de la siguiente manera: “Las asignaciones a titulo universal se llaman herencias, y las asignaciones a titulo singular, legados. El asignatario de herencia se llama heredero, y el asignatario del legado, legatario.”
De lo anterior, podemos inferir que nuestro ordenamiento jurídico nos hace la misma categorización que la doctrina, al dividir al causahabiente entre Heredero y Legatario, esto atendiendo a si se sucede la universalidad o se sucede cosa cierta, determinada o singular.
2.6 JURISPRUDENCIA SOBRE LA PERSONA DEL CAUSAHABIENTE.
Por otra parte, también podemos encontrar Jurisprudencia de la sala de Civil de la honorable Corte Suprema de Justicia, en sentencia de casación de fecha veinticinco de Junio de dos mil tres, en el que la sala dijo “Por sucesor se entiende toda persona que, en virtud de una causa legal, deriva inmediatamente su posesión de otro individuo”.

3. OBJETO DEL DERECHO DE SUCESION.
Para comenzar debemos recordar que el objeto es uno de los conceptos jurídicos fundamentales por lo cual es indispensable mencionar de manera general que el objeto es de manera directa la conducta humana que recae sobre los bienes y las cosas y de manera indirecta los bienes y las cosas. Ahora bien como sabemos existen múltiples autores que nos podrán dar su noción de lo que para ellos es el objeto del derecho de sucesión, por lo cual, cabe mencionar antes de hacer un breve nombramiento de cada uno de ellos, que todos concluyen en lo mismo y es que como bien podría decirse es notorio para todos que el objeto del derecho de poder suceder es el patrimonio; sobre este gira el vinculo que se crea. A continuación haremos mención de algunos de los autores que en sus libros toman a bien mencionar el objeto de este tan importante derecho.

URQUILLA BERMUDEZ:
“el objeto de la relación sucesoria es el patrimonio”.

Patrimonio: Conjunto de bienes, derechos, acciones y obligaciones, estimables en dinero. Este patrimonio se concibe idealmente ya que es una universalidad jurídica, que cuando el titular fallece se llama herencia. El patrimonio solo puede ser objeto de la relación jurídica sucesoria y de ninguna otra mas, desde luego que sobre el no puede recaer ningún acto jurídico entre vivos por ser un atributo de las personas. No puede ser transferido, solo transmitido; únicamente puede cambiar de dueño por muerte de la persona de quien era atribuido. Sus elementos individualmente considerados además de que si pueden ser transferidos que es lo más frecuente también pueden ser transmitidos dando lugar así a las asignaciones a titulo singular.

VALLETA:
Patrimonio del causante:
Conjunto de sus bienes económicos. (Dotados de valor pecuniario). Comprende los derechos económicos pero también las situaciones jurídicas y las expectativas favorables y económicamente valiosas.
Como podemos ver, el primer autor reafirma lo antes mencionado, que el patrimonio es pues el objeto del derecho de suceder, dando así una definición de patrimonio, por lo tanto por nuestra parte agregamos otra definición de patrimonio de la autora Valleta. Ahora bien el autor Romero Carrillo es uno de los que menciona de manera un poco más amplia lo referente al objeto por lo cual es claro que no podemos pasar por alto lo que el menciona. Para dicho autor y en concordancia plena con Urquilla Bermúdez, menciona en primer lugar que el objeto de una manera sencilla es simple y llanamente el patrimonio, el cual es concebible de una manera ideal concebida por la inteligencia, según el autor ya que esta es una universalidad jurídica. “El patrimonio solo puede ser objeto de la relación jurídica sucesoria y no de ninguna otra…por ser un atributo de la persona como tal es inherente a la misma y esta por ello fuera del comercio. No puede ser, transferido, únicamente puede cambiar de dueño por muerte de la persona de quien era un atributo.” Pero cabe aclarar también, que dicho patrimonio no incluye solamente bienes presentes si no también bienes futuros. Por lo cual concluimos con una frase mencionada por este autor la cual consideramos exacta y es pues que: “Al objeto de la relación jurídica sucesoria, al patrimonio herencia, es al que se le suele denominar sucesión.” De manera aun más sencilla pues podemos decir que el objeto del derecho de sucesión es el patrimonio del causante.

4. LA CAUSA DE LA SUCESION.
La causa es un elemento dentro de las sucesiones el cual se encuentra de manera tacita dentro de las mismas, y esta se refiere básicamente, en razón de que, es que una persona se convierte en causahabiente o heredero de otra, ya que puede convertirse en tal por ser previamente establecido como legatario dentro de testamento otorgado en vida, o en caso de muerte del causante intestado se convierte en heredero por mandamiento de ley, el problema al intentar definir este concepto dentro del derecho sucesorio es que los autores le llaman de otra manera como lo hace Urquilla Bermúdez al llamarlo vocación sucesoria o también llamado como ¨llamamiento¨, ya que estas son las maneras mas adecuadas para poder referirse a lo que es la causa dentro del derecho sucesorio, ahora bien para poder tener una mejor percepción sobre lo que es la causa podemos decir que es mejor manejar la definición sobre lo que es la vocación sucesoria el mismo Urquilla Bermúdez la explica como aquella aptitud que adquiere una persona en razón de un vinculo familiar o de afinidad que se creo en vida entre el causante y el causahabiente, y es por la cual que este ha sido llamado a la sucesión, en palabras propias podemos decir que la causa en el derecho sucesorio es aquel vinculo familiar o de afinidad que es el generador de la relación jurídica entre el causante y el causahabiente en razón de un testamento otorgado en vida o en razón de haber sido establecido por la ley, decimos que la causa es la razón por la cual el causante decidió estipular dentro de su testamento a quien le iban a ser entregados los bienes, ya que este pudo haberlos dejado a un familiar, un amigo o hasta a una institución de su agrado, y es por lo tanto que no puede limitarse la causa a un lazo familiar ya que la causa solo puede limitarse en los casos de la sucesión intestada ya que es la misma ley la que establece en manera taxada los posibles herederos sin tomar en cuenta criterios propios del causante, pero igual al ser el causahabiente una de las personas llamadas a esta sucesión, es la misma ley quien establece la relación jurídica que le otorga la vocación sucesoria.

4.1 NORMAS JURÍDICAS QUE REGULAN LA CAUSA DE LA SUCESIÓN.
La causa dentro de nuestra legislación no esta regulada de manera directa como tal, pero en vista de lo anteriormente expuesto sobre lo que es la causa y los casos o formas en que podemos observarla, por lo visto entonces podemos decir que la causa la podemos ver en nuestra legislación principalmente para la sucesión testada en lo que seria la libre testamentifacción establecida en nuestra Constitución en su articulo 22 pero por lo mismo que es una libertad que tiene el causante la sucesión intestada ya que por mandato de ley es como se establece la causa en la relación jurídica entre el causante y el heredero, entonces encontramos en nuestra legislación que la causa para estos casos de sucesión en lo que seria los llamados a la sucesión intestada en el articulo 988 del código civil el cual enumera y ordena jerárquicamente a los herederos en caso de sucesión intestada, para hacer una comparación entre legislaciones el Código Civil Mexicano regula la sucesión intestada en sus artículos desde el 1599 al 1606, pero los trata en manera muy distinta ya que si establece una jerarquía en el articulo 1604 pero no los agrupa ni los organiza sino que simplemente establece que los parientes mas cercanos excluyen a los mas lejanos y no hace referencia directa a los llamados a la sucesión.


BIBLIOGRAFÍA CONSULTADA

 CARRILLO, ROBERTO ROMERO, “Nociones de Derecho Hereditario”, Tercera edición.
 GARCIA, RAMÓN, PELAYO Y GROSS, “Larousse Diccionario Manual”, 1998.
 MAFFIA, JORGE, “Manual de Derecho Sucesorio” Tomo I y II, Editorial Depalma, Bueno Aires Argentina, 1993.
 MANTILLA PINEDA, BENIGNO“Filosofia del Derecho”, Editorial Temis, Santa Fe de Bogota Colombia, 1996.
 PUIG PEÑA, FEDERICO, “Tratado de Derecho Civil Español” Tomo V Sucesiones, Vol.1 Teoría General de las Sucesiones, Editorial Revista de Derecho Privado, Madrid España, 1954.
 ROJINA VILLEGAS, RAFAEL, “Derecho Civil Mexicano”, Tomo cuarto, sucesiones, Sexta Edición, Editorial Porrúa, México, 1985.
 ROMERO CARRILLO, ROBERTO, “Nociones de Derecho Hereditario”, Segunda Edición, San Salvador, El Salvador,
 URQUILLA BERMUDEZ, CARLOS HUMBERTO, ¨ Derecho Sucesorio Salvadoreño veinticinco Guías para su estudio.´´, Primera Edición Ministerio de Justicia Centro de Información Jurídica El Salvador.
 VALLETA, LAURA MARIA, “Diccionario Jurídico”. Valleta Ediciones, 2004.
 ZANNONI, EDUARDO, “Manual de derecho de las sucesiones”, Editorial Astrea, Buenos Aires, Argentina, 1999.

JURISPRUDENCIA
 SALA DE LO CIVIL DE LA CORTE SUPEMA DE JUSTICIA, Referencia: 664-2003, Sentencia Definitiva en Casación, San Salvador, a las ocho horas y doce minutos del veinticinco de junio de dos mil tres.


Enviar email

contador de visitas
Esquina3 Esquina4

pagina web gratis