Esquina1 Esquina2
arnoldogualino1Historia del Arte en Rosario
por Arnoldo Gualino
Profesor y Licenciado en Artes Visuales.
crea tu página web gratis

ORIGEN DEL ARTE EN ROSARIO:
Histórico: Arquitectura - Pintura - Escultura

INTRODUCCIÓN:

El 27 de Febrero de 1812, frente al río Paraná sobre las barrancas de Rosario, el prócer Manuel Belgrano enarbola la bandera Celeste y Blanca, que nos identificará como nación.
Recién en 1852, ha instancias de Urquiza, la Junta de Representantes de Santa Fe, por gestión del Gobernador Domingo Crespo, lleva por decreto de ese año, de “Villa de los Arroyos” al rango de “ciudad”, al declarar habilitado su puerto, y la libre navegación.
La ciudad estaba ubicada, en una zona propicia para el agro y la ganadería, con un puerto natural que permite la llegada de barcos de gran calado, el embarcadero se inicia a fines del siglo XlX.
La inmigración generará una transformación en la producción, por la explotación de la agricultura, ganadería y la industria, el historiador José Luis Romero, para explicar el desarrollo argentino de fines del siglo XlX y principios del XX, crea el concepto de “aluvialidad”, refiriéndose a Rosario como máximo centro de desarrollo, y su vinculación con el proceso migratorio transoceánico.
El ferrocarril comienza a instalarse en Rosario en 1863, comunicando un país tan extenso, y permite aproximar la producción agrícola de las zonas rurales hacia la zona portuaria para su embarque. Produjo un aporte la cultura inglesa el flujo humano que arribó a nuestro país para instalar el ferrocarril.
En el año 1878, se exportó el primer trigo argentino a Europa, conmemorada por la escultura mural al “Sembrador”, obra del escultor Lucio Fontana, en la Avda. Belgrano y Parque Urquiza.
Rosario, llegó a ser el centro cerealero más importante del Mundo que batió el récord de exportación del Mundo, con el puerto más extenso, de 16 Km. en 1914.

PUERTO DE ROSARIO

En el año 1850, la zona de Rosario era un pequeño caserío, construido a orillas del río Paraná con un precario embarcadero.
El primer Muelle fue construido por Eduardo Hopkins, acompañado por Esteban Rams y Rubert. En la crecida del río Paraná de 1858, destruyó dicha construcción.
La ciudad ubicada, en una zona propicia para el agro y la ganadería, con un puerto natural que permite la llegada de barcos de gran calado, para 1880 Rosario ya era el primer puerto exportador de la Argentina.
Hacía finales de la década de 1890 se llamó a licitación internacional para la construcción y explotación de un puerto comercial en Rosario. En ese momento Argentina se encontraba entre los principales países exportadores del mundo.
La concesión fue adjudicada a la firma Hersent et Fils asociada a Schneider y Cia, en un plazo de cinco años debían construir más de 3500 metros de muelle, un canal de navegación

paralelo a los muelles, calzadas adoquinadas, vías férreas, depósitos, un elevador, edificios e instalaciones complementarias.
El embarcadero se inicia a fines del siglo XlX, la piedra fundamental de su construcción portuaria, se realizó el 20 de Octubre de 1902 con asistencia del presidente de la República Julio A. Roca (1843-1914).
En el año 1905 el puerto de Rosario comenzó a funcionar con nuevos muelles instalados a lo largo de la Avda Belgrano, entre bajada Sargento Cabral y calle 27 de febrero.
En el año 1878, se exportó el primer trigo argentino a Europa, conmemorada por la escultura mural al “Sembrador”, del escultor Lucio Fontana, en la Avda. Belgrano y Parque Urquiza, la obra tapa la entrada al antiguo túnel hacia la estación ferroviaria.
Rosario llegó a ser el centro cerealero más importante del mundo, con el puerto más extenso, de 16 Km., en 1914 es el puerto que batió el récord de exportación del Mundo.

FERROCARRILES

Por entonces el país no tenía posibilidad de realizar dicho emprendimiento desde lo financiero ni desde lo técnico. El sistema ferroviario fue realizado por empresarios y capital ingles, en realidad con un sentido ajeno a las conveniencias nacionales porque su estudio, planteamiento y financiación fue cedido a los extranjeros por razones ajenas a la política ferroviaria y a la capacidad financiera de la República, marcando una dependencia en nuestra historia; simultáneamente un progreso en el desarrollo de nuestra República.
Surgen políticas especulativas en el negocio de la tierra y la conservación del latifundio produciendo consecuencias económicas y políticas adversas.
Rosario respondió a un desarrollo ferro-portuario, hasta el diseño de calles y vías de acceso respondieron a ese interés determinante.
Con capitales británicos, se creo la “Central Argentine Land

Company LTD” y se trajeron de Europa familias que formaron luego la colonia agrícola de Roldán, en la provincia de Santa Fe.
El ferrocarril contribuyó a radicar familias en el espacio rural, fertilizar tierras, modernizar métodos de cultivo, introducir nuevas espacies vegetales, buscar nuevas salidas portuarias y nuevas perspectivas de explotación.
Las estaciones ferroviarias se construyeron al estilo ingles , todas repetían el mismo esquema constructivo ladrillo visto: el techo a dos aguas, y las dependencias interiores de sala de espera, oficina para el jefe y el auxiliar de estación, la boletería, y una galería que daba a la vía principal. Sobre un lateral o en planta alta la vivienda del jefe. Un tanque de agua para proveer de líquido a las locomotoras.
La Argentina comenzó a ser un consumidor cada vez más importante de productos de origen británico.
Se contrata al ingeniero norteamericano, Allan Campbell, para trazar las vías férreas de Rosario – Córdoba y compatibilizar el ramal con el muelle portuario.
Las primeras herramientas que se necesitaban para construir el ferrocarril, fueron fundidas en el “Liceo y Escuela de Artes y Oficios”.
Gran parte del extenso territorio argentino después de la caída de Juan Manuel de Rosas, estaba gobernada por una elite de terratenientes y habitado por nativos. Alberdi, Sarmiento y otros preconizaron la necesidad de poblar el país traer masas de inmigrantes europeos.
Durante el tendido de las líneas ferroviarias, que comenzaron en 1863, fue promocionada en Europa la posibilidad de trabajo y radicación en la Argentina. En 1866 puede considerarse el arribo del primer contingente de inmigrantes (en su mayor parte de origen suizo, aunque había franceses y alemanes), para la colonización de Esperanza, la primera colonia estable fundada por Aarón Castellanos.
El 1° de Mayo de 1866, se inaugura el primer tramo (71 Km.), de vías ferroviarias de Rosario-Tortugas, la obra finaliza en Córdoba el 17 de Mayo de 1870.
Para 1890 existían 5 estaciones ferroviarias en la ciudad de Rosario: Central Argentino, Oeste Santafesino, Sunchales, Fives Lille y Córdoba – Rosario.

FOTO Cementerio El Salvador: Su construcción respondió al desalojo del anterior sitio, terrenos donde se iba a construir la estación ferroviaria Rosario Central. El nuevo sitio fue inaugurado el 7 de Julio de 1856.
Frente a la entrada pasaba el ferrocarril Oeste Santafesino, (cuya estación estaba en el Parque Urquiza), con destino a La Candelaria hoy ciudad de Casilda.
La fachada de dicho cementerio la realizó en 1888 el arquitecto alemán Oswall Menzel, de estilo neoclásico griego en orden dórico.

Cementerio El Salvador



PANORAMA ARTÍSTICO A COMIENZOS DEL SIGLO XX:

A partir del comienzo del siglo XX se produce una explosión antiacadémica italiana.
Hoy muchos de estos edificios que testimoniaban ese pasado de estilo y ornamentos, por faltas de valorización y respeto a las normas de preservación han sido demolidos.
La década de 1920, fue un período revolucionario en las artes, las viejas convenciones sucumbieron, el rigor academicista, desparecen también el ritmo y la métrica regular en la poesía y las convenciones de color y perspectiva en la pintura.
El arte dejaba de ser una misión sagrada, ahora se convertía en un juego o una broma para ridiculizar a la sociedad burguesa.
Los artistas utilizan otros códigos poéticos y artísticos para interpretar el mundo fragmentado de la posguerra, los movimientos europeos florecieron y se dejaron de lado con rapidez.
La Literatura y el arte adquirieron un tono profético, anunciando una nueva era, el arte se convirtió en un muestrario de los lemas del futuro.
Gradualmente artistas de distintas disciplinas fueron conquistando un público reducido que quería informarse sobres sus propios países y consumir arte nacional.
Aunque muchos artistas emigraban a Europa, considerando que todavía podía enseñarles técnicas, aunque no valores, ya que desde la misma Europa se alentaba la búsqueda de otras culturas que produjeran nuevos estímulos. Casi todos retornaron con claridad de propuestas.
El intento de hallar raíces en la cultura nativa y principios racionales produjo rechazo a los valores culturales, intelectuales y científicos europeos.



BOHEMIA Y CENTROS DE REUNIONES:

Algunos cafés fueron lugar de encuentro de artistas, anarquistas, socialistas, recitadores, poetas, periodistas, marineros, no faltaba el violín, piano o la “Pianola” por 10 centavos permitía oír dos piezas de música, (Pianola: piano mecanizado que funcionaba a pedal y cambiando un rollo ejecutaba diferentes melodías).
La vitrola costaba 5 centavos el disco, manejado por una dama: “La Vitrolera”.
Los cafés eran escenarios de las primeras lecturas de autores rusos, se escuchaba música clásica e impresionista, quién dirigía y promovía esto era Alfredo Chabra Acosta, seudónimo “Atalaya”, (peruano, importante crítico y redactor de una revista cultural “Bohemia”, fue orientador de muchos jóvenes, escribió: “Críticas de Arte Argentino”, editado después de fallecido, y velado en el primitivo local de una de las asociaciones de artistas que había en Rosario.

La Brasileña: Córdoba al 1189; Café Paulista en calle Maipú; Jofre: de Don Fermín y su mujer, en Rioja y Avenida Belgrano, sitio de encuentro de artistas plásticos, capitanes de barcos, marineros, existía un salón reservado para los artistas donde se comía, bebía y se cantaba hasta el amanecer. Cerró sus puertas en 1922.

Sportsmen: en Córdoba al 800, funcionó entre 1912 a 1915. Debutó la primera orquesta típica de Rosario dirigida por Pacho, Aguilar realizaba incursiones filarmónicas de violín; Social: de Paganini, padre e hijo, funcionó hasta 1921, al café acudían la mayoría de los intelectuales, anarquistas, socialistas, pintores, músicos, periodistas y simpatizantes de la bohemia; Café de la Bolsa: San Martín 681, esquina Santa Fe, propietario Antonio Lluch, existía una orquesta de señoritas.

Café Imperio: Córdoba 1140; El Belga: en (Bajada de las Carretas), hoy Sargento Cabral y San Lorenzo; Ideal: en Córdoba y la “Galería del Pasaje Pam”; La Comedia: próximo al teatro lugar de noctámbulos; El Palomar y bar Central: Edificio en la esquina de Corrientes y Rioja, el pintor y maestro Fernando Gaspary, tenía su estudio; en la planta baja funcionaba el “Central”, lugar de encuentro de artistas, periodistas, escritores.
Asistentes Intelectuales: Emilio Ortiz Grognet; Maximiliano Monje (periodista español); Salvat Larra periodista de la Capital; Mariano Forcat; Alejandro Berutti; Jorge Baraldi; Defillippis; Novoa; Artemio Zeno doctor y mecenas de todos los artistas, generoso y culto: dio afecto, libros y dinero, en su casa de Mendoza 1014, siempre comía algún bohemio); Félix Molina Téllez (1900-1950, escritor y folklorista); Arístides Rechain (1888 - 1966, Pintor e ilustrador de las mejores revistas); Cairola Paz fue secretario de redacción del diario La Prensa; los hermanos Carambat uno de los cuales fue crítico del diario La Razón; Larra Periodista de La Capital; Abel Rodríguez (1893-1961), Redactor cultural del diario La Capital y Escritor, autor de “Los Bestias”en 1930 y “La Barranca y el río” en 1945, premiada por la Municipalidad de Bs. As.; Longo anarquista; Domingo Fontanarrosa (1893-1921, Poeta) y Marcos Lenzoni (1884-1924) Poeta; Leandro Peuser Periodista talentoso; Miguel Budracco escritor: “El Recuerdo”, obra estrenada en el teatro “El Olimpo”, de Rosario por Pablo Podestá;
Alberto Ghiraldo, director de “Ideas y Figuras”. Miguel Roldán Batille secretario de galería Witcomb; Rómulo Renom (gerente de la galería Witcomb; Domingo Fontanarrosa poeta; Alfredo Munné Músico; Alceste Montovani Escultor y Crítico de Arte diario La Capital; Braulio Sánchez Sánz Pintor y periodista español; Domingo Fontanarrosa (1893-1921) Poeta; Marcos Lenzoni (1894-1924, Escritor; Robertaccio, Diógenes Taborda dibujante del diario La Capital; Ángel Guido arquitecto; Antonio Martorana Pintor, sastre y coleccionista; Montalbán Poeta; Santos Aguilera Escritor; Alfredo Chabra Acosta peruano, crítico teatral; Felipe Romito cantante lírico que hizo fama en Milán, en la época de Muzssolini formó un sindicato para la lírica; Tomás Cozzolino periodista de la Capital; Músicos: Argüelles, Almirón, Santángelo violinista; Barbero autor del vals, “Francia”.-

Asistentes Artistas Plásticos: Antonio Berni, Gustavo Cochet (Pintor y Grabador); Santiago Minturn Zerva (Pintor y Grabador); César Caggiano (Pintor y Escultor); Herminio Blotta (escultor); Juan Naranjo (Pintor), Luis Ouvrard, Manuel Musto. Augusto Schiavonni (Pintor), Alejandro Sartoris (escultor), Alfredo Guido (Pintor, grabador, escultor), Daniel Palau (escultor), Demetrio Antoníadis (Pintor), José Martín Torrejón (Pintor); Francisco Miranda (pintor); Manuel Ferrer Dodero (Pintor); Nicolás Melfi (Pintor); Enrique Munné (Pintor); Isidro García Rouzaut (pintor); Marzocchi Paz (dibujante excelente); Pablo Pierre, (Pintor); Julián Nicolás (Pintor); Máximo Medina (Pintor, y pintor de brocha gorda); Manuel Zamora, (Dibujante); Rafaelli, (Dibujante) Aguilar, (Dibujante); Jesús Palau. (Dibujante); Emilio Sánchez Sáns (pintor).-



VENTA DE MATERIALES PARA ARTISTAS:

Casildo de Souza dueño de una pinturería en calle Córdoba 911.
Eugenio Fornells, tenía su comercio en calle Santa Fe al 1000, y Miranda en Maipú 727.
Fornells y Miranda, comenzaron a fabricar el barniz para fijar los óleos, todos los materiales de pintura eran importados y muy costosos.
La mayoría de los primeros artistas se fabricaban las pinturas con pigmentos de ferrites para baldosas, los bastidores entelados con restos de sábanas o bolsas de arpillera enduida con tiza y cola de pescado, también se confeccionaban los marcos.



FÁBRICA DE TERRA-COTTA:

A mediados del siglo pasado, comenzó la introducción de piezas cerámicas para la edificación en Rosario, los materiales se traían desde Europa: Tejas y baldosas de Aubagne, Marsella. Los azulejos de Desveres, Pas de Calais o de Bélgica.
Los pavimentos cerámicos de Paray Le Monial, muchas de estos elementos como las bolsas de cemento Pórtland (denominación por el puerto inglés), y los bloques de granito, empleados en los primeros pavimentos adoquinados, entraron como necesario lastre para los barcos.
Existían varias fábricas de alfarerías como Winkler, otra muy importante fue la “Alfarería Italiana”, ubicada en calle Comercio 872 (actualmente Laprida), después de 1910, comienza con la fabricación de azulejos para decorar de estilo Ar-Nouveau, en zaguanes, frentes decorativos, negocios; o lisos, para colocar en cocinas, baños, negocios.



EMPRESA DE PINTURA Y DECORACIONES:

Cuyos socios eran Vimercatti y Luis Levoni, (modelador y decorador mural) al regresar Vimercatti a Europa, entra a la sociedad Domingo Fontana.(escultor)
Luis Levoni: Modelador y Decorador mural.
Trabajó en las decoraciones, del Palacio de Justicia (ex Tribunales), de su autoría es la mujer con balanza que representa la Justicia,
Otra de sus obras junto a Fontana, las decoraciones del foyer y boca de escena del teatro “El Círculo”, del teatro “Colón”, del Club Social”, ornamentos del hall del “Hotel Italia”
Luis Ragazzini: Pintor y decorador mural de gran habilidad en las representaciones realistas, figura de la bohemia nocturna.
Carlos Righetti: Aprendió la técnica y la artesanía de la decoración de yesería y el estuco en Francia. Preparaba las paredes que luego pintaban los artistas.
Su taller estaba en calle España al 1800, se asoció entre 1903 y 1909 con los escultores Jerónimo Fontana (padre de Luis Fontana, y a su vez nieto de Lucio Fontana), Gusella y Staffieri.
Obras: Decoró el frente de la “Facultad de Medicina” y “Jefatura de Policía”.
José Nardi: Escultor, orientador de muchos escultores, realizaba trabajos por encargo de los marmoleros y yeseros, las dos fuentes de la Plaza 25 de Mayo fueron realizadas por él.
Dante Veratti: Pintor mural, decoró la Iglesia Santa Rosa, entre cuyas pinturas se destaca la que representa a Jesús en la barca con los apóstoles. Fundó una Academia “Leonardo Da Vinci”, sala de exposición y venta de marcos, en Laprida 956,
Francisco Stella: Pintor mural, contratado para realizar trabajos en viviendas particulares, entre las que se encontraban la del ex presidente José Evaristo Uriburu, decoró iglesias destacando las pinturas de la Catedral de Rosario, donde también existe un vitral que representa a Manuel Belgrano en la bendición de la bandera, pero de escaso valor artístico.
Julio Ángel Galli: 1862 - 1895 Pintor mural. Fue pintor de la bóveda de la Catedral de Rosario, y autor de las decoraciones del antiguo Banco Provincial, decoró la casa del vicegobernador de nuestra provincia.
Salvador Buxadera: Local Mitre 1169, Fabricaba Vitreaux y revestimientos cerámicos. Hall del Hotel Italia, Hall de la Bolsa de Comercio, y muchas viviendas de la ciudad.
Fontana, Luis: Escultor. Nacido en Capologo, Italia. Estudió en la Academia de Bellas Artes de Milán.
La actividad escultórica la comienza a desarrollar en nuestra ciudad en 1891, tuvo un taller con Scarabino, junto a Juan Scarabelli, autores del “Monumento a la Agricultura”, inaugurado en 1910, en la ciudad de Esperanza, Pcia de S. Fe, constituye una obra de importante elaboración y tamaño; en la ciudad de Córdoba realizó una escultura de San Martín.
Su taller de esculturas estaba situado en Rioja 2070, trabajaron asociados a Fontana los escultores, Juan Scarabelli, y Cautero.
Fue el primero que abrió un estudio de escultura, de avanzada para su momento.
Trabajaba en obras de estatuarias funerarias realizadas en mármol y bronce fundido con perfecto conocimiento anatómico y basto oficio de escultor.
Realizó un busto a Belgrano de gran dimensión para la Plaza Belgrano.
En el cementerio del “Salvador” (FOTO Aquí) de Rosario, existen excelentes obras de su autoría.



TALLERES LITOGRÁFICOS:

Comenzaron alrededor de 1858, ilustraban diarios y revistas: “El Album” 1881, y las publicaciones de caricaturas picarescas a partir de 1876: “La Cabrionera”, “La Linterna”, “La Bomba”, “El Quijote”, “Martín Fierro”, “Tío Cojuelo”, “El Látigo”,
Los talleres litográficos fueron: Riviera, Held, Flereti, Armanino, Müller, Egger, Turdera, Schmitz, Schreiber, Boldt, Moeller, Pougs, Woelflin, Barelli, Ferrazini, Eduardo Vöegeli.
Como dibujantes de estas publicaciones: Julio Frías, José Müller, Servando Gallegos.



Tomese unos minutos para visitar el Diario Virtual de Arte que Arnoldo Gualino crea quincenalmente con todas las novedades, exposiciones, encuentros, conferencias y demás sobre distintas actividades artísticas de la ciudad. El sitio es http://diariovirtualdeartes.blogspot.com


Enviar email
Historia del Arte en Rosario se originó en el año 1998 en www.imagenart.net
contador de visitas
Esquina3 Esquina4

pagina web gratis